simbolismo vasco

of 46 /46
El lauburu. Política, cultura e identidad nacional en torno a un símbolo del País Vasco* Santiago de Pablo Universidad del País Vasco Resumen: E! lauhuru ("cuatro cabezas") es una cni?, curvilínea, con cuatro bra- zos en forma de coma, parecida a la esvástica, y uno de los símbolos más caraclerísticos de b identidiid vasca. En este artículo analizamos su origen y su historia, llena de coniradicciones, cambios de denominación y de fonna gráfica, sobre todo hasla la Guerra Civil y la II Guerra Mundial. Surgido en el siglo XVII. en el XIX se identificó primerti con la unidad de las cuatro pnwincias vascas y después con una esvástica, casi igual a la usada posierionnente por los nazis, que Sabino Arana, el fundador del PNV, propuso como símbolo nacional vasco. Los nacionalistas la usaron hasta que el ascenso de Hitler al poder hizo que la sustituyeran por el actual lauhuni curvilíneo. A lo largo de su historia, esie signo ha sido objeto de múltiples y a veces opuestas interpretaciones, incluso entre diversos sectores del nacionalismo vasco. Palabras clave: Nacionalismo vasco, ¡auburn, esvástica. País Vasco, identidad, símbolos. Abstract: The lauhuru ("four heads" in Basque) is a cross with four comma- shaped heads, similar to the swastika. Today it is one of the most important symbols of Basque identity. In this paper. I analyze its origins and history, which is full of contra- dictions, changes in name and shape, especially until the Spanish Civil War and World War II. The lauhuru was created in the I7th centur>'; and in the 19th century it symboli- zed the unity of four Basque Provinces. The lauhuru was later identified with a swastika (symbol of the Basque nation, according Sabino Arana, the founder of the Basque Na- tionalisi Party) almost identical to the Nazi symbol. 7he Basque nationalist movement used the Uiuhuru until Hitler took power in Germany and permanently adopted the lauhuru as it is used today. During the past few hundred years this symbol has been the object of endless interpretations by different political parties and social movements associated with Basque nationalism. Key Words: Basque nationalism, lauburu, swastika, Basque Country, identity, symbols. Este artículo forma parte de un proyecto subvencionado por el Mi- nisterio de Ciencia e Innovación (ref. HAR2008-03691/H1ST), en el marco de un Grupo de Investigación de la UPV/EHU (ref. GIU 07/16). [Memoria y Civilización (M&C), 12, 2009, 109-153J

Author: magdalena-dominguez

Post on 25-Jul-2015

374 views

Category:

Documents


2 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

El lauburu. Poltica, cultura e identidad nacional en torno a un smbolo del Pas Vasco*Santiago de PabloUniversidad del Pas VascoResumen: E! lauhuru ("cuatro cabezas") es una cni?, curvilnea, con cuatro brazos en forma de coma, parecida a la esvstica, y uno de los smbolos ms caraclersticos de b identidiid vasca. En este artculo analizamos su origen y su historia, llena de coniradicciones, cambios de denominacin y de fonna grfica, sobre todo hasla la Guerra Civil y la II Guerra Mundial. Surgido en el siglo XVII. en el XIX se identific primerti con la unidad de las cuatro pnwincias vascas y despus con una esvstica, casi igual a la usada posierionnente por los nazis, que Sabino Arana, el fundador del PNV, propuso como smbolo nacional vasco. Los nacionalistas la usaron hasta que el ascenso de Hitler al poder hizo que la sustituyeran por el actual lauhuni curvilneo. A lo largo de su historia, esie signo ha sido objeto de mltiples y a veces opuestas interpretaciones, incluso entre diversos sectores del nacionalismo vasco. Palabras clave: Nacionalismo vasco, auburn, esvstica. Pas Vasco, identidad, smbolos. Abstract: The lauhuru ("four heads" in Basque) is a cross with four commashaped heads, similar to the swastika. Today it is one of the most important symbols of Basque identity. In this paper. I analyze its origins and history, which is full of contradictions, changes in name and shape, especially until the Spanish Civil War and World War II. The lauhuru was created in the I7th centur>'; and in the 19th century it symbolized the unity of four Basque Provinces. The lauhuru was later identified with a swastika (symbol of the Basque nation, according Sabino Arana, the founder of the Basque Nationalisi Party) almost identical to the Nazi symbol. 7he Basque nationalist movement used the Uiuhuru until Hitler took power in Germany and permanently adopted the lauhuru as it is used today. During the past few hundred years this symbol has been the object of endless interpretations by different political parties and social movements associated with Basque nationalism. Key Words: Basque nationalism, lauburu, swastika, Basque Country, identity, symbols.

Este artculo forma parte de un proyecto subvencionado por el Ministerio de Ciencia e Innovacin (ref. HAR2008-03691/H1ST), en el marco de un Grupo de Investigacin de la UPV/EHU (ref. GIU 07/16).

[Memoria y Civilizacin (M&C), 12, 2009, 109-153J

' 1. EI origen de un smbolo

Santiago de Pablo

El lauburu es hoy uno de los smbolos ms caractersticos de la identidad vasca. Una bsqueda en Internet devuelve ms de 115.000 entradas y 10.000 imgenes, la mayora de ellas no relacionadas con la poltica. Aparte del lauburu en s. con este nombre aparecen un hotel en San Sebastin, un restaurante vasco en Tokio, un club deportivo guipuzcoano, una asociacin cultural del Pas Vasco francs, un grupo musical, etc. La imagen actualmente codificada de este smbolo es siempre la misma: una cruz curvilnea, con cuatro brazos en forma de coma (Figura I). cuyo nombre es, sin duda alguna, lauburu y que est directamente vinculado con la identidad corporativa de Euskadi. Posiblemente, muchos vascos piensan que se trata de un signo muy antiguo, incluso prehistrico, aunque pocos podran decir algo sobre su historia o su significado. Sin embargo, como sucede con muchos smbolos, se trata de un icono bastante reciente, que durante bastante tiempo no tuvo nombre y era asptico desde el punto de vista identitario. Tras superar su identificacin con la cruz gamada nazi, la palabra lauburu y el smbolo se unieron, siendo objeto de un proceso de invencin o adecuacin de la tradicin, que ha perdurado hasta nuestros das. La historia del origen del lauburu es muy confusa, puesto que depende de una posicin de partida casi arbitraria, por falta de datos: Si es una variedad ms de la esvstica (smbolo que habitualmente se presenta en forma rectilnea, aunque existen diversos tipos) o un signo sin ninguna relacin con eila'. Tal y como explica Rosa Sala, la "esvstica o cruz gamada es un smbolo mgico que se halla extendido por todo el mbito euroasitico, el norte de frica y toda Amrica y cuyas primeras apariciones conocidas se remontan a la pintura rupestre y a algunos objetos de la Edad del Bronce (...). Las interpretacio' Para evitar confusiones, utilizaremos siempre la voz lauburu para referimos slo al smbolo de la Figura I, tal y como se haee en la actualidad. Reservamos el nombre de esvstiea para la cruz de brazos rectangulares, idntica o muy similar a la usada por los nazis. En las citas textuales respetamos las mltiples grafas con las que se ha escrito esta palabra.

[MyC, 12.2009. O9-153J

El l a u b u r u . Poltica,

cultura

e identidad

en torno

a un s m b o l o . . . I l l

ns de su posible simbolismo primitivo abundan mucho ms que los datos verdaderamente fiables al respecto. Se sabe que entre las tribus germnicas serva como amuleto para ahuyentar a los malos espritus, pero resulta aventurada la suposicin, especialmente extendida durante el nazismo, de que pudo ser un antiguo smbolo solar"". En torno a 1870, el descubrimiento por el controvertido arquelogo alemn Heinrich Schliemann de numerosas esvsticas en lo que l consideraba las ruinas de la antigua Troya en Turqua inici un proceso en el que la esvstica se populariz, identificndose como un supuesto signo privativo de los arios. Las aportaciones de Emile Bournof, Michael Zmigrodzki, Guido Von List y otros convirtieron a la cruz gamada en un smbolo esotrico y en un signo racista germnico y antisemita. Tras ser asumida por la Orden de los Germanos y la Sociedad Tule, en mayo de 1920 los nazis la adoptaron como emblema del partido, A partir de su llegada al poder en 1933, la convirtieron en smbolo de la Alemania nacionalsocialista, identificacin que ha continuado hasta nuestros das, a pesar de que en muchas culturas (por ejemplo, en la India) la esvstica es un talismn que carece de cualquier significado ideolgico. i . De ser una variedad de la esvstica, el lauburu sera por tanto muy antiguo y compartira con ella todo el aura de misterio que envuelve los orgenes de la cruz gamada. Sin embargo, ello implicara despojarle de su exclusividad vasca, puesto que -en contra de la creencia popular- en el territorio de Vasconia (la actual Comunidad del Pas Vasco, Navarra y el Pas Vasco francs), no se han encontrado ejemplos de esvsticas"\ Incluso los autores que creen que s las hubo, antes o durante la romanizacin, reconocen que este signo -que habra sido introducido por los celtas u otros pueblos indoeuropeos-

' Rosa SALA, Diccionario critico de mitos y smbolos del nazismo, Barcelona, Acantilado, 2003, pp, 123-38. ' Philippe VEYRIN, "La Croix virgules dite croix hasque", Bulletin du Muse Basque, 11,1936, pp. 321-6H.

[MvC.12,2009, 109-153]

,

,

.

'

Santiago de Pablo

no ha tenido aqu una intensidad mayor que en otras zonas"*. No obstante, dado que la esvstica es un smbolo casi universal, es posible que el diseo del lauburu tomara de ella su modelo. Si nos limitamos a la actual figura del lauburu, est datada con seguridad en el siglo XVII. aunque pudo haber existido algn ejemplo, hoy desaparecido, a finales del XVl\ Se tratara bsicamente de un motivo ornamental, presente en el arte popular vasco (edificios, muebles, tumbas, etc.), desde entonces hasta nuestros das. Hasta el siglo XX no se le atribuy ningn carcter identitario, a pesar de que slo en el Pas Vasco aparece con tanta frecuencia''. , Aqu, la mayor concentracin de tauburus se dio tradicionalmente en el Pas Vasco francs y en el norte de Navarra, siendo muy escaso en Vizcaya y lava. Sobre su origen y significado, existen varias teoras. Quienes lo consideran una variedad de la esvstica, lo interpretan como una representacin solar, incluso precristiana, lo que resulta inconsistente con su nacimiento en el siglo XVII y con su fre Pedro G ARMENDIA, "La swstica". Anuario de Eusko Folklore, 14, 1934. pp. 133-55; Ramn de BERRAONDO. "La sustica". Revista Internacional de los Estudios Vascos, 18, 1927, pp. 710-3 y Ph. ARANART. "La Croix basque". Owe Herria, 16, 1936, pp. 48-55. Significativamente. los estudios cientificos recientes sobre la esvstica en e! mundo ni siquiera mencionan el Pais Vasco ni el lauburu (Malcolm QuiNN. The Swastika. Constructing the Symbol, Londres/Nueva York, Routledge, 1994; Steven HELLER, The Swastika: Symbol beyond Redemption?. Nueva York, Alworth Press. 2000; Bernard MEES, The Science of the Swastika, Budapest/Nueva York, Central European University Press. 2008). ' Como indica VEYRIN (p. 339), la idea de "la persistencia oral de una tradicin", pasando directamente desde la Prehistoria al siglo XVII, es insostenible. Tambin Jos Miguel BARANDIARN ("De la vida tradicional vasca: valores de algunos simbolos", en Homenaje a don Luis de Hoyos Sainz, Madrid, Valera. 1950, p. 42) afirma que los laubunis son "recientes". * Hay figuras del todo o casi idnticas al lauburu en otros mbitos geogrficos (Alberto LVAREZ PEA, Simbologia mgico-tradicional, Gijn, Picu Urriellu, 2002, pp. 56-75), pero a veces se trata de una mera coincidencia en las formas. Es el caso del lauburu, perfectamente trazado sobre una lira, del retrato de la Marquesa de Santa Cruz, pintado por Goya en 1805.

[MyC, 12.2009.109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

113

cuente asociacin a smbolos catlicos^ En 1923, Louis Colas denomin al lauburu "signo ovifilo", pensando que derivaba de un smbolo mgico que el alquimista suizo del siglo XVI Paracelso recomendaba trazar para curar a las ovejas enfermas^ Suponiendo que el lauburu apareca con ms frecuencia en tumbas de pastores (o de sacerdotes, pastores espirituales). Colas pens que representaba la profesin del difunto. Esta teora fue muy criticada, ya en la dcada de 1930, por otros autores, como Garmendia o Veyrin. que interpretaban el laiihuru como un mero motivo decorativo, formado a base de comas o vrgulas (lneas delgadas). - , ... -, Como ya he adelantado, durante buena parte de su existencia el lauburu no se denomin as (ms bien era llamado cruz de vrgulas, esvstica curvilnea, cruz vasca...). Adems, cuando se invent el neologismo vasco lauburu (uniendo lau, cuatro, y huru, cabeza), este sintagma nada tena que ver con el actual smbolo. Todo indica que fue Henao quien, en 1689-1691, puso por escrito la leyenda segn la cual los romanos haban tomado la cruz o lbaro como trofeo de victoria en su conquista de Cantabria. Como, segn las teoras del vascocantabrismo. sta incluira el actual territorio vasco, aadi la posible derivacin de "la voz Lbaro de Lau bur, voces vascongadas, que significan cuatro extremidades, remates o cabezas en la forma de la cruz"^. Medio siglo despus, Manuel de Larramendi incluy la voz lauburu, con el significado de cruz, en su Diccionario Trilinge del Castellano, Bascuence y Latn, publicado en 1745'". Este autor reco' VEYRIN (p. 365) cita el ejemplo del Via Crucis de Irati (1870), en el que las estaciones estn marcadas con lauburus, y seala que, si se preguntaba a un campesino vasco su significado, "reconocer sin mucha duda un emblema de esta religin catlica". " Louis COLAS. La Tombe Basque, Biarritz, Grande Imprimerie Moderne, 1923. pp. 37-9. Gabriel HENAO, Averiguaciones de as Antigedades de Cantabria, * Tolosa, E. Lpez, 1894 (2" ed.). '" Ibn SARASOLA. Euskal Hiztegia, Donostia, Elkar, 2007, p. 685 y Luis MICHELENA, Diccionario general vasco, Bilbao, Euskaitzaindia, 1998,

, 12,2009, 109-153J

Santiago de Pablo gio el parecido fontico entre lau-buru y la palabra castellana lbaro, procedente del latn tabarum (que era un estandarte que usaban los emperadores romanos y en el que, a partir de Constantino, se incluy la cruz y el monograma de Cristo), para concluir que ^'Lauburu significa cuatro cabezas, extremos o remates, cuales son los de la cruz de el Lbaro, y de lauburu hicieron labarum los romanos". Segn Larramendi, el lbaro era al mismo tiempo un "estandarte militar de los cntabros antiguos" y "la insignia de la Cruz". Augusto, tras derrotar a los cntabros, habra introducido este estandarte en ci ejrcito romano, como recuerdo de su victoria. De este modo, el pueblo vasco no slo habra mantenido el monotesmo, rodeado de pueblos paganos, sino que habra anticipado el cristianismo, inventando la cruz. Pero, como escribi Azkue, haba sido nicamente la "fantasa de nuestros etimologistas" la que haba visto en la palabra lauburu, "que literalmente significa cuatro cabezas, la cruz, el lbaro". Adems, el supuesto lauburu de los vasco-cntabros, era, en palabras de Uriolabeitia. un "ente de razn", puesto que nadie saba exactamente en qu consista ese estandarte, hipotticamente importado por Roma y convertido despus por Constantino en smbolo del cristianismo". El escritor vasco-francs Joseph Augustin Chaho se encarg de dotar en 1847 a este supuesto emblema primitivo vasco de una significacin especial, vinculada a la representacin de las cuatro provincias del sur de los Pirineos: . -

XI, p. 371. Vocabularios posteriores, como los de Jean Duvolsin o Juan Ignacio Iztueta (ambos de la primera mitad del siglo XIX), se limitan a recoger la teora de Larramendi. Michelena aade que lauburu aparece despus en diversos textos en vizcaino y guipuzcoano de los siglos XIX y XX y cita un segundo significado como "estandarte" o "bandera". Sarasola indica que el sigV nificado de "cruz" est en desuso en la actualidad e incluye una segunda acepcin, referida al signo que actualmente se entiende como lauburu. " Resurreccin Mara de AZKUE, Diccionario vasco-es paol-francs/ Dictionnaire basque-espagnol-franais. Bilbao, edicin del autor, 19051906, I, p. 532 y Amantzi de URIOLABEITIA, "El Lauburu", Euzkerea, 7, 1935, p. 388 (Reproducido en La Gran Enciclopedia Vasca, Bilbao, 19661982, XV, pp. 641-72).

[M)'C. 12.2009. 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

115

"El viejo estandarte de la federacin em llevado triuntalmente al lado de guilas imperiales; era el famoso Labarum; se debe este nombre euskrico. se dice, a las cuatro cabezas de larga cabellera que la coronaban, emblemas de los cuatro ltimos pueblos de la federacin montaesa. En la poca de la invasin de los rabes-Moros en Espaa, los Vasco-Vrdulos, que eran uno de estos cuatro pueblos, .se separaron de la liga y entraron en la institucin del nuevo reino de Navarra. La federacin, reducida a las tres provincias de lava, Vizcaya y Guip7xoa. enarbola un nuevo estandarte, coronado por tres manos entrelazadas, con el epgrafe ibrico rurak-Bat. las tres hacen una"'^.

Como afirma Veyrin'\ "es difcil de concebir lo que el fogoso antecesor del nacionalismo vasco representaba exactamente por medio de esta estrafalaria descripcin". Adems, Chaho supona que los territorios vascos existan varios siglos antes de su nacimiento en la Edad Media y pasaba directamente desde la poca romana hasta el Irurak-Bat. Este smbolo, formado por tres manos unidas, fue creado por la Real Sociedad Bascongada de los Amigos de! Pas en el siglo XVIII y se convirti en el distintivo de la unidad de las provincias vascongadas en cl XIX'*. Pero, salvo este apunte, poco preciso, de Chaho, hasta bien entrado el siglo XIX, nadie haba concretado cmo era el supuesto lauburu o lbaro vasco-cntabro. Quien especific e incluso dibuj ese imaginario signo no fue un erudito vasco sino el mismo director de la Real Academia de la Historia de Espaa, el padre Fidel Fita, quien sin duda conoca los recientes estudios de Schiiemann sobre la esvstica. En efecto, en 1878 Aureliano Fernndez Guerra reprodujo en su obra sobre Cantabria una carta de Fita, en la que ste afirmaba que "un signo particular les es comijn [a los cntabros] con sus dominadores de raza aria: llmase swasti". Tras dibujar una esvstica, aada que este smbolo apareca esculpido en una estela conmemora' Augustin CHAHO, Histoire Primitive des Eu.skarien.s-Basques, Bayona, Bonzom, 1847, p. 31. "VEYRIN.p.342. * Coro RUBIO, La identidad vasca en el siglo XIX. Discurso y agentes ' sociales, Madrid, Biblioteca Nueva, 2003, pp. 38-9.

, 12,2009, I09-I53J

.

i r - '

Santiago de Pablo

tiva de una cohorte de vrdulos (habitantes de la actual Guipzcoa), encontrada en Inglaterra. Segn Fita, estos signos "pudieron pertenecer a vrdulos (guipuzcoanos), poco distantes de los cntabros que lejos de su patria se gozaban en recordar aquel signo". Partiendo de las teoras de Larramendi, de Chaho y de ese hallazgo arqueolgico (del que dudan autores posteriores). Fita no slo confirmaba la etimologa euskrica de lbaro, sino que identificaba esa ensea con una esvstica, aun citando tambin, de forma incoherente, la interpretacin literal del lauburu: "Sobre la etimologa de esta ltima voz [lbaro] disputan con empeo los eruditos. Mas yo pienso que de Espaa fue trasladada a Roma. Lau-buru, en vascuence vale 'cuatro-cabezas'; y merece la pena anotarse que Jaca ostent en sus banderas, desde la ms remota edad, cuatro segadas cabezas, y lo mismo desde 1094 los reyes de Aragn en sus estandartes y medallas. Bien pudo Octaviano Augusto vulgarizar la palabra ibrica Lauburo Esta teora fue recogida, sin ninguna crtica, por el historiador vizcano Labayru en 1895, segn el cual "los vascos conocieron y estimaron la cruz. Para ellos fue un emblema misterioso (,..). La divisa del Tau o de la cruz brill en los campamentos cntabros y euskaldunas [sic] y fue el blasn de la gente basca, blasn que, por fm, con el nombre de lau-buru qued a manera de emblema regional de Bizcaya y aun de la gente bascona". No obstante, Labayru segua oscilando entre identificar el lauburu como cuatro cabezas o como una esvstica: "Y este signo s que es verdaderamente el lau-buru, cuatro cabezas. De ellas tambin habla A, Chao [sic], aunque queriendo significar con estas cuatro cabezas de largas cabelleras la federacin de Alaba, Bizkaya, Gipuzkoa y Na" Aureliano FERNNDEZ GUERRA, Cantabria, Madrid, Imprenta Fortanet, 1878, pp. 36-38. Como explicaba Estanislao Jaime de LABAYRU, (Historia General del Seorio de Bizcaya, Bilbao/Madrid, La Propaganda/Librera de Victoriano Surez, 1895-1903, I, p. 112). Jaca se eonsideraba "la ltima ciudad de Baseonia por el Oriente de la raza eskara".

[MyC, 12.2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

117

barra. Pero aunque un pendn representando materialmente cuatro cabezas segadas y con cabelleras largas sea un verdadero lau-buru, como lo dice este nombre euskaro, cuatro cabezas, el lau-buru basco no es precisamente esto sino la cruz, la cual tiene cuatro extremidades, remates o lados, constando as el svasti ndico de estos cuatro componentes, como se ve en los estandartes vrdulos". Llevando un poco ms lejos el diseo de Fita. Labayru dibujaba un estandarte con la esvstica (Figura 2), dando a entender que era cl lau-buru trasladado desde Vasconia a Roma por Augusto, que fue convertido por los vascos "al transcurrir los siglos en su escudo de armas y en su pendn de guerra; en su principal y ms amada divisa, en el blasn de sus clans o tribus'"^ As, a finales del siglo XIX, la palabra lauburu y las historias de Fita, Larramendi y Chaho, identificando a ese signo, bien con cuatro cabezas, bien con la esvstica rectilnea, haban ganado adeptos. La primera "bandera de la Euskal-Erria'\ que se present en Pars en 1881, sin ningn carcter oficial, inclua en "cada cuartel una cabeza de reyes moros, en recuerdo del Lau-buru", smbolo del Laurak Bat (Las cuatro en una), la unin de las cuatro provincias'^. Entre 1882 y 1886 se public en Pamplona un diario fuerista titulado Lau-Buru y tambin en 1882 Felipe Arrese fue premiado en las fiestas eskaras de

" LABAYRU. I, pp. 111-7. Tambin Gregorio BALPARDA {Historia Crtica de Vizcaya y de sus Fueros, Madrid/Bilbao. Artes de la Ilustracin, 1924,1, pp. 42-3} repeta esta historia. '^ Coro RUBIO. "La primera bandera de Euskal-Erria", Sancho el Sabio.. 20, 2004. pp. 173-9. Cuando esta bandera se utiliz en Buenos Aires, en 1882. la prensa vasca de la Argentina aadi ms detalles a esta leyenda: "El escudo de armas Lau-Buru tiene precisamente su origen de la confederacin de las cuatro provincias; en sus luchas contra los moros y que en una batalla sohre el Ebro derrotaron completamente a los rabes, cortrosles las cabezas a cuatro reyes enemigos y se las repartieron entre ambas, mandndolas como presente a sus Diputaciones" (Xahier IRUJO y Alberto IRIGOYEN, La hora vasca del Uruguay: Gnesis y desarrollo del nacionalismo vasco en Uruguay (825-1960), Montevideo, Institucin de Confraternidad Vasca Euskal Erria, 2006, p. 61).

IA>C, 12,2009,109-153]

' ^

'

'

Santiago de Pablo

Bilbao, con un poema titulado iMuburugaz Laurac-bat, que hablaba de levantar "el pendn del Lau Bum, la bandera de Euskalerria"'^. Otros estudiosos, sin embargo, dudaban de estas interpretaciones. Era el caso de Azkue o de Arturo Campion, quien en 1907 escribi que "esta historia de los estandartes y emblemas cntabros [sic], relacionada ntimamente con la del lbaro o lauburu que otros dicen, es sumamente confusa"'''. Era el inicio de una corriente que en la dcada de 1930 hara una feroz crtica cientfica de las ideas de Larramendi y Fita, refrendadas por Labayru. Eso s, hay que recordar que todos (salvo Chaho y los que lo identificaban con cuatro cabezas) pensaban que el lauburu era la esvstica recta, que a finales del siglo XIX no tena ni haba tenido ningn uso en el Pas Vasco. Ninguno de ellos debi reparar en la presencia del lauburu en el arte popular vasco de su poca, puesto que ni una sola vez es mencionado en sus escritos. 2. La esvstica y el nacionalismo vasco Pero antes de que la historiografa arrumbara la teora de que la esvstica haba sido el emblema de los antiguos vascos, este signo iba a pasar de lo acadmico a lo poltico. Cuando Sabino Arana comenz a difundir el nacionalismo vasco, a finales del siglo XIX, no lo hizo slo por medio de ideas sino tambin de signos identitarios, algunos de gran xito con el paso del tiempo, como la ikurria. En su imaginario, el "blasn de la gente basca" de Labayru tena las condiciones precisas para convertirse en un smbolo nacional vasco. Ya el primer poema conocido dc Arana, de 1888, deca: "Il-daitekena lauburuban, Zorijonetsuba izango-da". Sin embargo, no sabemos a qu se refera Arana aqu al hablar del lauburu, hasta el punto de que se han dado

'* Javier CORCUERA, La patria de los vascos. Orgenes, ideologa y organizacin del nacionalismo vasco (I876-I903), Madrid, Taurus. 2001, p.158. Cfr. RUBIO, pp. 69-87.

'" Arturo CAMPION. "Defensa del nombre antiguo, castizo y legitimo de la lengua de los baskos contra el soado euzkera". Revista Internacional de los Estudios Vascos, 1, 1907, p. 229.

[MyC. 12.2009. 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

119

traducciones distintas de estos versos, quizs relacionadas con opiniones diversas sobre el fundador del PNV. As, Alday los traduce como "El que muriere en la Cruz, se ser feliz", siguiendo a Larramendi, que identificaba el lauburu con la cruz cristiana. Por el contrario, Elorza duda en su traduccin, al escribir: "El que muera en ei lauhuru (la Cruz?, bajo la ensea sagrada?) ser feliz", aunque en olro lugar aade que esta "cruz en que muere el guerrero por su patria no es en vascuence la cruz del cristianismo, sino el lauburu. la cruz gamada vasca de brazos iguales con remate circular, emblema de la raza""". Sin embargo, dado que en 1888 todava no se haba publicado el libro de Labayru y que no parece que Arana conociera entonces las teoras de Fita, lo ms probable es que se refiriera a la cruz cristiana. Esta posibilidad se confirma por el hecho de que, cuando por fin descubri la esvstica, no utiliz la palabra lauburu para definirla"'. En efecto. Arana public en 1901 un artculo en el nmero 1 de la revista Euzkadi^^, en el que defenda que el nombre euzko (vasco) era una derivacin de eguzki (sol), pues los vascos primitivos haban adorado al sol. Para ello, citaba las teoras de Fita, interpretando la esvstica (que reproduca por medio de un dibujo) como un signo solar. Aunque Arana negaba la identificacin de los cntabros con los vascos, aada que los romanos llamaban cntabros a todos los habitantes del nolle de la Pennsula. Las inscripciones vrdulas de Ingiate" Jess Mara ALDAY, El nacionalismo vasco en sus documentos, IV, Bilbao- Eguzki, !99t, p. 276 y Antonio ELORZA, Tras la huella de Sabino Arana. Madrid, Temas de Hoy, 2005. pp. 65-6 y 306. -' Arana us dos veces ms la voz lauburu: con ei significado de bandera, en 1894 y, con el de cruz en 1895. Adems, el peridico Ba.serritarra. dirigido por l, incluy en 1897 la voz lau-bunilarra, como "defensor, partidario de la cruz" (Ins PAGLA, Neologismos en la obra de Sabino Arana Guiri, Bilbao, Euskaltzaindia, 2005, p. 264). En cualquier caso, incluso si Arana se refera a la esvstica, no pudo ser, como veremos, la de "remate circular" (es decir, el lauhuru, desconocido para l) sino la rectilnea. " Reproducido en Sabino de ARANA, Obras completas, Bayona/ Buenos Aires, Sabindiar Batza, 1965, pp. 1790-5.

, 12,2009, 109-153]

V

Santiago de Pablo

rra le confirmaban que "el signo semejante a una cruz y venerado por los cntabros era idntico al svasti ndico (...) y que semejante signo era en Cantabria ensea propia, si no privativa, de la poblacin vaska [sic]". Arana relacionaba esta esvstica con la cruz blanca de la ikurria, explicando que era una coincidencia "que la bandera compuesta por los nacionalistas bizkainos de nuestros das conste de dos signos que ios vaskos paganos veneraron con culto preferente: la cruz vertical y la cruz oblicua. La primera significaba para los vaskos antiguos al Sol, y para los nacionalistas de hoy a Dios". En realidad. Arana estaba confundido al pensar en la esvstica como "ensea propia"' de Euskadi, pues no haca sino seguir las teoras inventadas por Larramendi y Fita sobre ei signo de los vasco-cntabros. Como sus predecesores en este recorrido histrico. Arana ignoraba o no tuvo en cuenta el actual lauburu, quizs por ser mucho ms frecuente en esa poca en Iparralde (el Pas Vasco francs) y en el norte de Navarra que en Vizcaya. Adems, a pesar de su dedicacin a las etimologas. Arana no us la palabra lauburu ni por tanto relacionaba este signo con cuatro cabezas, aunque s con la cruz. Al principio, la esvstica propuesta por Arana como "ensea propia" no se hizo popular entre sus seguidores, y de hecho no aparece en la iconografa nacionalista de la primera dcada del siglo XX. La situacin cambi en 1914. cuando Euzkeltzale-Bazkuna {el grupo promotor del euskera de Juventud Vasca de Bilbao, la rama juvenil nacionalista) propuso la adopcin de la esvstica como insignia de solapa, para distinguir a los vasco-parlantes: "El distintivo adoptado consiste en un sencillo alfiler de plata, rematado por la famosa rueda de cuatro rayos, primitivo signo vasco"*^'. Poco despus, el diario Euzkadi anunciaba la venta de esta insignia (reproduccin del signo propuesto por Arana), recomendando a los nacionalistas hablantes del euskera que lo llevaran para reconocerse entre ellos. Con el paso del tiempo, esta esvstica (denominada euskalorratza. es decir aguja o insignia vasca) dej de identificarse con la lenguaEuzkadi, 8-X1I-1914. Cfr. tambin, id., 12 y 13-XII-1914.

lMyC.12,2009, 19-I53|

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

121

para representar el sentimiento nacionalista vasco en general"", A partir de 1931, el uso de la cruz gamada por parte del PNV se increment, coincidiendo con su expansin durante la II Repblica, a veces "asociando el dibujo de la esvstica rectilnea a los colores rojo, verde y blanco de la bandera vasca""^^. Aunque a veces se utilizaba tambin e! lauburu (sin duda pensando que era una variedad de la esvstica), la cruz gamada apareca con gran frecuencia en la prensa, en carteles, insignias, gemelos, pauelos, estandartes y escudos de batzokis (centros sociales del PNV) e incluso en la publicidad de empresas propiedad de nacionalistas"^ -. , , Por ejemplo, con motivo del referndum del Estatuto vasco de 1933, la carretera de Bilbao a San Sebastin apareci llena de pintadas con gigantescas esvsticas". Este motivo se utiliz tambin como smbolo de la campaa pro Universidad Vasca, que los nacionalistas encabezaron a partir de 1931 (Figura 3). Asimismo, la esvstica apareca como fondo de la "Coleccin de Cabezas Vascas", diseada por el dibujante nacionalista Txiki en 1930. Una de ellas, la del supuesto patriarca de los vascos Aitor, llevaba adems al cuello una esvstica, uniendo as la cruz gamada con este personaje simblico (en realidad creado por Chaho en el siglo XIX), lo que daba a entender que este signo era tan antiguo como el origen de la raza vasca (Figura 4)"^ Quizs porque Arana, en su artculo de 1901, no la haba designado as, los nacionalistas de esta poca no llamaban habitualmente lauburu a la cruz gamada que utilizaban como smbolo. Aparte del-' Esto hizo que, en la II Repblica, se buscara otro distintivo para reconoeer a los vaseo-parlantes, puesto que el primitivo habia ampliado su sentido. Esta nueva insignia consista en una letra "E", con la misma grafa utilizada por la cabecera del diario Euzkadi, pero que aqu significaba Euskaraz ("En euskera").-'VEYRIN, p, 347

^' Anuncios comerciales en Jabi lak, Tafalla, Txalaparta, 1997,1, p. 72," VEYRIN, 346,

UBIERNA

(dir,), Euskal Herriko karte-

^ Jon JUARISTl, El linaje de Aitor. La invencin de la tradicin vasca, * Madrid, Taurus, 1987, pp. 76-106.

lAyC, 12,2009, 109-153]

122

.

Santiago de Pablo

nombre de euskalorratza, demasiado vinculado a la lengua, se referan a ella sin ms como esvstica, aadiendo el calificativo de vasca. Slo en la etapa final de la Repblica, cuando se plante el problema de su coincidencia con la cruz gamada nazi, comenz a ser ms frecuente la palabra lauburu, casi siempre vinculada ya a la forma curvilnea actual y que, como sta, no se haba contaminado semnticamente por el nazismo. Eso s, incluso cuando comenz a darie ese nombre, el PNV no interpretaba el lauburu como signo de la unidad de las cuatro provincias, tal vez porque ello supona dejar a parralde fuera de este smbolo nacional de Euskadi. Aunque el origen del uso de la esvstica por el PNV estaba en el mismo Sabino Arana, este smbolo estaba suficientemente extendido en la dcada de 1930 como para que tambin el nacionalismo no sabiniano lo adoptara como propio. Accin Nacionalista Vasca (ANV), el primer partido nacionalista de izquierdas, surgido en 1930, incluy la esvstica en su bandera, aprobada en junio de 1932. Esta ensea, de fondo rojo, tena una esvstica blanca dentro de una estrella de seis puntas verdes. Al utilizar no slo la esvstica sino los colores de la ikurria, ANV enlazaba con la tradicin simblica del PNV, aun tratando de marcar la diferencia, por medio de una bandera propia. Al no haber interpretacin oficial de ANV sobre el simbolismo de su bandera, en abril de 1933 hubo una polmica entre sus afiliados en torno a su significado, incluyendo el de la esvstica. As, segn Justo Grate, el fondo rojo era la tradicin, la historia vasca estatal representada por Navarra; la estrella verde significaba esperanza y soberana, con sus seis puntas indicando los dems territorios vascos, y la esvstica significaba el euskera, el "fondo racial y espiritual de nuestra patria". Por el contrario, para Geu, el rojo era la "sangre, raza, nacionalidad; la verde estrella solitaria, libertad, independencia; la svstica blanca, convivencia, felicidad, liberalidad". La diferente interpretacin de la esvstica, dentro de! mismo partido, demuestra lo maleable de los smbolos. Grate -que tena claro que las cuatro cabezas no podan representar a los siete territorios vascos- segua en parte al PNV, que haba unido en 1914 la esvstica y el euskera. Por su par-

[MyC, 12.2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

123

te, la idea de Geu sobre la esvstica, como smbolo de "convivencia", no dejaba de ser paradjica, en un momento en que este signo ya empezaba a ser identificado con el nazismo"**. A pesar de la mayor tradicin decorativa del lauburu en e! Pas Vasco francs y de que aqu el movimiento poltico nacionalista no tena ninguna implantacin, la esvstica tambin empez a usarse aqu, aunque por motivos diferentes, despus de la I Guerra Mundial. La publicacin en 1917 de un artculo de Ren Croste -en el que identificaba como variantes de la misma tradicin vasca el lauburu y la esvstica- ayud a la propagacin de esta ltima"', A ello se uni el auge del turismo en la costa vasca, que multiplic la demanda de recuerdos tpicos de la artesana local. As, sin que mediaran, como en el sur, motivos polticos, la esvstica se incorpor en la dcada de 1920 a un supuesto '^estilo vasco para uso de turistas", presente en decenas de "objetos de bazar" (brazaletes, carteras, servilleteros, vajilla, etc.), para despus extenderse a frontones, prensa, marcas comerciales, edificios y tumbas, compartiendo presencia con el lauhuru^\ Eso s, en toda la primera mitad del siglo XX, este ltimo nunca era denominado as en el Pas Vasco francs. Para nombrarlo, se usaban expresiones como cruz vasca o cruz de vrgulas, quizs porque la voz aulmru segua identificndose con el Laurak-bat, con las cuatro provincias vasco-espaolas, lo que dejaba fuera de esa unidad, aunque fuera slo cultural, a las tres vasco-francesas. 3. Competencia en torno al mismo smbolo: la cruz gamada nazi y el Pas Vasco Sin embargo, algo empez a cambiar a ambos lados de la frontera cuando los nazis, que ya utilizaban este smbolo desde 1920, He-" Tierra Vasca, 12, 15 y I8-IV-I933; Jos Luis DE LA GRANJA. A^-

cionalismo y II Repblica en el Pas Vasco, Madrid, Siglo XXI, 2008. p. 245. '" Ren CROSTE, "La svastika. Son histoire. Ses significations. Son existence et ses deformations au Pays Basque. Cultes qui s'y rattachent". Bulletin de la Socit Bayonnaise d'tudes Rgionales, I, 1917, pp. 80-90.'' VEYRIN, pp. 324-5.

12,2009, I09-I53J

Santiago de Pablo garon al poder y se identific en todo el mundo la esvstica con la Alemania nazi. Aunque ambos signos no eran exactamente idnticos (los nazis dibujaban la cruz gamada con un ngulo de giro de 45 grados, mientras que la del PNV, siguiendo el diseo de Fita y de Arana, era horizontal), el uso del mismo smbolo en Alemania y en el Pas Vasco daba lugar a mltiples confusiones^^". Es significativo que en un periodo de tiempo muy breve, entre 1934 y 1936, aparecieran en revistas culturales (Anuario de Eusko Folklore, Gure Herria, Bulletin du Muse Basque...) varios artculos sobre la esvstica y el Pas Vasco. Su publicacin estaba directamente relacionada con el problema que planteaba el hecho de que el smbolo nazi y el nacionalista vasco fueran casi idnticos, lo que dio lugar a un debate acadmico y poltico, semejante al que tuvo lugar en tomo a esta poca en otros lugares del mundo donde la esvstica se utilizaba como mero smbolo decorativo".' ; . '

Tncluso desde la Alemania nazi hubo intentos de descifrar el enigma de la presencia de la esvstica en el Pas Vasco. Por ejemplo, sabemos que el Secretariado General del PNV recibi en torno a 1934 una carta desde Colonia, preguntando "cmo ha venido la cruz swstica a Euzkadi"^"*. Adems, un libro alemn sobre ia esvstica en el mundo, publicado en 1934, que trataba de demostrar el carcter ario" En 1936 un turista alemn, "socialdemcrata convencido", entr en una tienda vasco-francesa a comprar souvenirs euskricos. Cuando le presentaron unos con esvstica, se enfad ante "semejante hitlerizacin de Francia en general, de Euskal Herria en particular" (ARANART, p. 48). En Bilbao, un periodista argentino asisti a un acto del PNV en 1935: "Los concurrentes al mitin exhiben en las solapas la cruz swstica. Me sorprende el hecho" (Roberto ARLT, Agiiafriertes vascas, Tafalla, Txalaparta, 2006, p. 70). Segn (VEYRIN, p. 325) hubo incluso quien, con mucha "imaginacin", vio en la venta de souvenirs con la esvstica en el Pas Vasco francs "'una propaganda alemana camuflada y tenebrosos designios de los dirigentes del Reich asociados a los separatistas vascos". " La 45 Divisin de Infantera de los Estados Unidos suprimi la esvstica de su emblemtica en 1939. Lo mismo sucedi con algunos grupos de Boy Scouts y con varias marcas comerciales (HELLER, pp. 86-i 00)." URIOLABEITIA, p. 660.

[MyC. 12,2009.109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

125

de este signo, reproduca, aunque con flagrantes errores, dos imgenes de cruces gamadas en el Pas En la prctica, con ritmos diferentes al sur y al norte del Bidasoa, la confusin entre las cruces gamadas nazi y nacionalista vasca iba a frenar la difusin de esta ltima. En el sur, el primer paso en esta direccin fue un artculo publicado en el diario nacionalista donostiarra El Da el 17 de septiembre de 1933, pocos meses despus de la llegada de Hitler al poder, en el que no slo se optaba, frente a la esvstica, por el kmburu, sino que se utilizaba este vocablo, hasta entonces no muy habitual en el nacionalismo: "En las estelas y en las ms modernas losas luce el "lauburu*. Pero no el "lauburu rectangular", sino ei de las graciosas curvaturas. Por qu no utilizamos este 'lauburu' nuestro, el curvilneo, desterrando ese otro, hoy en uso. que ni es vasco y tiene la desventaja de hacemos tributarios de las razas orientales o prximos allegados a Hitler?". En este sentido, hay que recordar que la llegada del nazismo al poder en Alemania fue acogida con prevencin por el PNV. En 1933 el diario Euzkadi conden que los nazis, basndose en "los destinos sobrehumanos de una raza incontaminada, se crean un pueblo con derecho a erigirse en mentores de la humanidad". Tras la subida de Hitler al poder, resalt "las confusas y absurdas ideas religiosas de los primates del racismo alemn", preguntndose si para ganar las elecciones se haban retractado de "sus ideas agnsticas y anticristianas, de sus doctrinas de odio contra los judos y de sus designios de sacrificar por la pureza de la raza alemana a invlidos y enfermos"''^." Jorg LECHLER, Vom Hakenkreuz. Die Geschichte eines Symbols, Leipzig, C. Kabitzsch, 1934 [2" ed.]. Segn la resea del Bulletin du Muse Basque. 9, 1935, pp. 162-70, una de ellas era un frontn con una cruz gamada y el texto "Votad por el Estatuto"", en castellano y euskera. Lechler explicaba que era un "Cartel en forma de cruz gamada, en Catalua (Espaa): Dad vuestra voz a la independencia. Esta cruz tiene aqu el valor de un smbolo tnico; pues a diferencia del resto de Espaa los catalanes son los descendientes de los antiguos ligures y han conservado su carcter particular". '* Euzkadi. 1O-I-I933 y 10-111-1933, en Jos ARIZTIMUO, Obras completas, San Sebastin, Erein, 1986-1988, V, pp. 420 y 454-5.

[AfyC. 12,2009.109-153]

.

Santiago de Pablo

Esta primera llamada de atencin en contra del uso de la cruz gamada por el PNV recibi un nuevo impulso gracias a un artculo de Amancio Uriolabeitia en la revista Euzkerea en 1935. Quizs porque no se atreva a criticar al fundador de su partido, este miembro del PNV no citaba la decisiva influencia que Arana haba tenido en la aceptacin de la esvstica, Pero no dudaba al concluir que la decisin de 1914 de adoptarla como smbolo haba sido errnea:"Este signo no es vasco; ni creemos que el vasco lo haya usado hasta poca muy reciente. Es emblema que, aparte de su existencia en la diversidad de los pueblos antiguos y modernos, y haberle ostentado los nacionalistas vascos bastante tiempo antes que lo hiciera el fascismo hitleriano; ste lo ha asimilado y generalizado tanto, que hoy es considerado como ensea del racismo alemn entre los desconocedores de su origen y difusin histrica mundial, Y qu hemos de hacer con l? -Suprimirlo. Y con qu sustituirlo? -Con otro signo que tambin puede representar al eguzki [sol y que es nuestro (,.,), Por que no hemos de sustituir la swstica de trazos rectos por este otro signo nuestro, casi exclusivamente nuestro, uno de los ornamentos ms ca' ractersticos del arte vasco\ que sea cual hubiere sido su primitivo carcter, sera, an hoy, de generalizarlo entre los euzko.s. nuestro signo distintivo? No se podra denominar euzko-ikur, signo (del) euzko, como en euzki-ikur, signo (del) sol?"^'. ' ''

Salvo en la idea de dar al lauburu el nombre de euzko-ikur, la propuesta de Uriolabeitia terminara triunfando, tras recibir un fuerte espaldarazo, al ser apoyada por uno de los idelogos ms influyentes del PNV, Jos Ariztimuo (Aitzol). Este sacerdote ya haba estado detrs de la primera llamada de atencin publicada en El Da en 1933. En la primavera de 1936 volvi a tratar en Euzkadi de lo que l calificaba, con toda razn, como un "problema, pequeo en s y detallista, pero que como valor simblico encierra, a nuestro entender, gran trascendencia", A diferencia de Uriolabeitia, Aitzol no obviaba el error de Arana, al proponer la esvstica como signo vasco, pero le disculpaba porque, cuando el fundador del PNV "tuvo aquella inspiracin, no posea la documentacin grfico-histrica que hoy disponemos sobre el" URIOLABEITIA, pp. 411-2 y 416.I. " '

[MyC, 12.2009. 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

127

lauburu". De haberlo sabido, "hubiera adoptado la cruz gamada curvilnea como signo simblico de la nacionalidad vasca". Aitzol, que al sostener su tesis incurra en varios errores histricos, terminaba recomendado sin duda alguna "la adopcin del lauburu curvilneo como nico emblema nacional de Euzkadi", para evitar confusiones con ''la cruz gamada rectilnea" nazi. Incluso el ttulo de su artculo ("La swstica rectilnea o el lauburu curvilneo?"), al establecer una diferenciacin lxica clara, que en la prctica no haba existido hasta entonces, entre los nombres de ambos smbolos, debi de influir no slo en el abandono de la esvstica por el PNV sino tambin en que se popularizara definitivamente el nombre de lauburu, que no tena ninguna relacin con el nazismo y que a partir de ese momento se vinculara slo al signo curvilneo^'*. En efecto, en la prctica el PNV empez a usar con menos frecuencia la esvstica a partir de 1934, cuando se dio cuenta de que este emblema era casi idntico al nazi. No slo puede comprobarse este cambio en las publicaciones y en las fotografas de actos nacionalistas, sino que as lo confirman anlisis contemporneos externos. Por ejemplo, en 1936 escriba Veyrin, refirindose al uso de la esvstica en el Pas Vasco espaol: "Hoy. esta fiebre est un poco decada, los nacionalistas vascos, satisfechos de descubrir la existencia de una insignia propiamente vasca, abandonan sin pena la cruz gamada"'^. De hecho, cuando comenz la Guerra Civil, el lauburu -denominado ya casi siempre con este nombre-, haba sustituido prcticamente por completo a la esvstica en la simbologia del PNV, aunque parece que todava algn cuerpo de mendigoizales segua incluyendo la cruz gamada en su bandera*. De este modo, como en otros aspectos de la ideologa del PNV, la Guerra Civil fue un autentico turning point simblico, abandonando definitivamente la esvstica para usar slo el /, 27-3-1936 y 2-4-1936. en ARIZTIMUO. VI, pp. 403-7, ^'' VFYRIN, p. 347. En los anuncios reproducidos en UBIERNA, I. p. 73, todas las esvsticas, menos una, son anteriores a 1934. Los dos nicos laubunis que aparecen son ya de 1934.

[MyC, 12.2009. 109-153]

.

Santiago de Pablo

lauburu. Dado que toda guerra es tambin una lucha de smbolos, hubiera sido contradictorio que los gudaris (soldados) nacionalistas lucharan bajo el mismo emblema de la Alemania nazi, aliada de Franco, cuyos aviones bombardearon Guernica el 26 de abril de 1937. Tambin ANV se plante, como el PNV, la necesidad de abandonar la esvstica para no confundirse con los nazis. Sin embargo, algunos de sus miembros ms destacados, como Justo Grate, eran partidarios de mantenerla, dado que su uso en el Pas Vasco era anterior a Hitler: "Rechazarla porque alguien hace de ella un empleo inhumano, valdra lo mismo que renunciar a todo en este mundo porque todava no hay cosa alguna que no haya sido envilecida por el mal uso". Por el contrario, Ramn Berraondo {Martn de Anguiozar) optaba, como Aitzol, por fomentar el lauburu, para diferenciarse del nazismo, al igual que estaba haciendo el PNV. Este autor conclua que "el distintivo propiamente diferencial de los vascos" era la cruz "de cuatro brazos curvados en forma de hlice o de trbol de cuatro hojas, que hasta ahora no ha sido hallada en ninguna parte de! mundo""*'. Tampoco en ANV. como en el PNV, hubo una decisin oficial de abandonar la esvstica, pero, de hecho, la documentacin grfica de ia Guerra Civil muestra que las banderas de ANV incluyen ya el lauburu, en vez de la cruz gamada. #" En el Pas Vasco francs las cosas fueron algo diferentes, al no existir un movimiento nacionalista y a haberse debido la moda de la esvstica ms a motivos tursticos que polticos. Pero tambin aqu varias entidades culturales trataron de desmentir, entre 1935 y 1936. el mito de la vasquidad de la esvstica y de promocionar el uso de la cruz de vrgulas, a la que seguan sin llamar lauburu. As. el Bulletin du Muse Basque aconsejaba en 1935 "olvidarse de esa geometra rectilnea poco conforme al genio de nuestro pas, para mantener la gra-

" No era casual que Berraondo hubiera modificado su opinin sobre la esvstica, respecto a su articulo citado de 1927. Adems, tratando de dar legitimidad al lauburu, afirmaba ahora que era un "emblema caro a los hombres de la alta antigedad, de quienes lo hemos heredado". Tierra Vasca, 15-V1933y27-IX-1933.

[AfvC, 12,2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

129

ciosa esvstica curvilnea de Labourd, Sole y Baja Navarra, esa que tambin a veces es llamada cruz '^^ No obstante, en Iparralde este movimiento en contra de la cruz gamada fue menos exitoso, tal vez porque no haba una necesidad orgnico-poltica de diferenciarse del nazismo y porque no exista un partido o un rgano de opinin centralizado, que pudiera liderar el cambio de un smbolo por otro. As, a pesar de que ya entonces la esvstica se identificaba con el nazismo, algunos medios de comunicacin se manifestaron en contra de la campaa del Muse Basque de Bayona. En 1936, Ph. Aranart escribi un artculo en Gure Herria, en el que pona al mismo nivel el lauburu y la esvstica. Obviando las "ideas agnsticas y anticristianas" de Hitler, denunciadas por Aitzol, trataba de demostrar el carcter cristiano de ambos smbolos: "'Nosotros no vemos pues ninguna razn perentoria para preferir una cruz a la otra. Estamos en presencia de dos tradiciones muy diferentes: una muy antigua y venerable, la otra ms reciente y ms local. Las dos se unen hoy en la idea de hacer de la cruz gamada -curvilnea o rectilnea- el smbolo de la Cruz de ^^ Este tipo de afirmaciones podan ser el reflejo del carcter rural y polticamente conservador de las provincias vasco-francesas, aunque en realidad dentro de este universo ideolgico se adoptaron reacciones heterogneas ante el nazismo. Hay que recordar que haba sido sobre todo el catolicismo del PNV el que le haba hecho ver con reticencia a Hitler y abandonar el uso de la esvstica. Tambin en Iparralde, dejando a un lado la cuestin nacional, los argumentos de algunos lderes del movimiento vasquista opuesto a la cruz gamada fueron semejantes, alejndose de la visin comprensiva de Aranart. Por ejemplo.

'- Bulletin du Muse Basque, 9, 1935, p. 161. *' ARANART, p. 55. Este autor cita a Camille Julan. para quien debia evitar verse en la esvstica vasca "una supervivencia del paganismo primitivo", pues "si ha echado races en el Pas Vasco es ms por el Cristianismo primitivo que por las supervivencias paganas". En realidad, estas opiniones tenan que ver ms con un debate ideolgico que con datos ciertos al respecto.

, 12,2009, 109-153]

1 ^n ^ '"

Santiago de Pablo

Veyrin destacaba que era necesario rechazar un smbolo "que en nuestros das, a los ojos de sesenta millones de hombres, se ha convertido en el emblema de una mstica totalitaria, neopagana y anticristiana". Aada que la cruz gamada "no simboliza solamente un rgimen nuevo, sino sobre todo la vuelta de un pueblo entero a las tradiciones anteriores al cristianismo (...). Se quiera o no, por el juego de fuerzas ineluctables, la cruz gamada ha tomado hoy una evidente acepcin de antagonismo frente a frente con el emblema de la crucifixin"". En su cruzada contra la esvstica y a favor de la cruz de vrgulas, este autor defenda el supuesto carcter cristiano del lauburu. Una vez ms, el significado de un smbolo cambiaba - o se le haca cambiar-, segn las circunstancias polticas o las afinidades ideolgicas. La conclusin de Veyrin era clara: "Bajo la influencia de la doctrina racista, la esvstica rectilnea ha tomado en estos ltimos aos, en el mundo germnico, una significacin enteramente opuesta a las tendencias individualistas, liberales y religiosas de los vascos. Es una razn de ms para no adoptarla entre nosotros (...). Cualquiera que sea su origen, la cruz de vrgulas, empleada con predileccin durante ms de tres siglos por los artesanos vascos, no solamente como ornamento, sino tambin en una acepcin cristiana, tiene los mejores ttulos para ser en adelante el emblema representativo de Euskal Herria"^. No sabemos si esta campaa contra el uso de la cruz gamada en Iparralde arreci a partir del inicio de la II Guerra Mundial. No obstante, es de suponer que. en el periodo comprendido entre septiembre de 1939 y junio de 1940, la visin de una esvstica como motivo decorativo en el Pas Vasco francs deba de ser poco menos que un insulto para quienes participaban, llenos de fervor patritico, en la guerra contra la Alemania nazi. De hecho, un documental alemn filmado en 1941 o 1942, del que hablaremos a continuacin, mostraba -a pesar de su intento de buscar semejanzas entre la simbologia nazi y la vasca- ms lauburus que esvsticas. Este hecho puede ser un indicio de que esta campaa, a pesar de ser menos exitosa que en el Pas

, pp. 337 y 368.

[MyC, t2. 2009, 19-153J

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

131

Vasco espaol, haba calado entre la poblacin vasco-francesa a raz del inicio de la II Guerra Mundial, Pero, cuando los nazis ocuparon Francia todava se sorprendieron al encontrar, junto a lauburus, tambin esvsticas casi iguales a las de su bandera, decorando frontones, tumbas, casas y objetos''\ Esta coincidencia simblica trat de ser aprovechada por sectores colaboracionistas vascos como un punto de encuentro entre la Alemania nazi y la idea de una Euskadi que encontrara acomodo en una supuesta ordenacin tnica de la nueva Europa liderada por Hitler, As, uno de los escasos vasco-franceses afiliados al PNV. Eugne Goyheneche. envi en 1942 un informe a la cpula nacionalsocialista. Con objeto de ganarse sus simpatas en caso de una victoria de Hitler, destacaba que la "estrecha relacin entre el pueblo vasco y el pueblo alemn incluso se manifiesta en el mbito simblico mediante la muy extendida presencia en tierras vascas de la cruz gamada, un smbolo precristiano y hoy en da un popular motivo decorativo del arte vasco'""^. Los nazis fueron conscientes de este presunto paralelismo, tal y como lo demuestra la pelcula m Lande der Basken (1944), de Herbert Brieger. Distribuido por la principal productora alemana de la poca, la UFA, este documental es un intento de plasmar en imgenes una visin mtica del pueblo vasco, pasada por el filtro de la propaganda nazi, y no puede separarse de los frustrados intentos de ios nazis de explorar un posible acercamiento al nacionalismo vasco. Adems de mostrar un buen nmero de lauburus, una secuencia muestra varios platos decorados con esvsticas. Sin necesidad de una mencin explcita, esta imagen trataba de que el espectador alemn identi-

^' "'Al invadir las tropas alemanas la parte vasca de Iparralde y ver pintadas en las paredes profusin de cuzkalorratzaz [sic], crean, en su euforia victoriosa, que el pueblo de aquella parte del territorio ocupado los reciba en alegre solidaridad y adhesin, pintando el smbolo de su partido" (Euzkadi. 25-VI-1981). ^Ludger MEES, El profeta pragmtico. Aguirre. el primer lehendakan (1939-1960), Irn, Alberdania. 2006, pp, 49-52,

[MyC. 12.2009. 109-153]

Santiago de Pablo ficara esos "motivos folclricos" con la cruz gamada nazi, mostrando cierta relacin entre el pueblo vasco y el alemn'^l En cualquier caso, tal y como haba sucedido con la Guerra Civil en el caso del PNV, el final de la II Guerra Mundial signific la desaparicin de la moda de la esvstica como motivo decorativo en iparralde. El conocimiento de los crmenes nazis, identificados con la esv.stica, y la necesidad de abrir una nueva etapa de la historia de Francia tras la ocupacin fueron razones ms que suficientes para el abandono definitivo de la cruz gamada, tambin en el Pas Vasco francs, unindose as a lo que ya haba comenzado a hacer el nacionalismo vasco al sur de la frontera. El camino estaba libre para la expansin definitiva del lauburu en el Pas Vasco francs, ya sin competencia en cuanto al diseo y con su nombre definitivamente codificado. Y es que. cumplindose el deseo de Veyrin en 1936"'*, en la segunda mitad del siglo XX el nombre de lauburu se implant definitivamente, a ambos lados de la frontera, aunque en el norte no se interpretara nunca como signo de unidad de las provincias vascas. Adems, aqu, el lauburu sigui teniendo el carcter meramente decorativo, turstico, cultural y folclrico que haba tenido antes de la guerra'*'^. Eue una novedad, por el contrario, su uso por el naciente movimiento nacionalista vasco en Iparralde, en parti" Santiago DE PABLO y Teresa SANDOVAL, "Im Lande der Basken (1944). El Pas Vasco visto por el cine nazi", Sancho el Sabio, 29, 2008, pp. 157-97. '" "El neologismo lauburu, inventado a propsito de la esvstica rectilnea, convendra perfectamente a la cruz de virgulas. Es por ello que yo deseara verlo adoptado" {VEYRIN. p. 340). '' Paddy WOODWORTH {The Basque Countiy. .4 Cultural History, Nueva York, Oxford University Press, 2008, p. 249) refleja esta diferencia entre el Pas Vasco espaol y el francs en esa poca. Refirindose en concreto a la ikurria, aunque podra aplicarse tambin at lauburu, cuenta cmo un vasco-francs replic a un visitante del sur: "S. nosotros la tenemos [la ikurria] pero no tiene significado para muchos de nosotros. Vosotros no la tenis, pero tiene un gran significado para vosotros. Nuestra cultura ha sido reducida a folclore para turistas, sin esencia, sin contenido politico".

lA/vC. 12. 2009. 109-1531

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

133

cular por el grupo Enbata, creado en 1963, as como en actos de solidaridad con miembros de ETA refugiados en Francia o represaliados por la polica franquista. Por ejemplo, Enbata imprimi en 1961 un panfleto con un lauburu y la inscripcin "'Este es tu smbolo", de modo que no quedara ninguna duda de lo que ste representaba para el nuevo nacionalismo vasco en el Pas Vasco francs^". ^ 4. El lauburu y el PNV: del exilio a la Transicin Pero, mientras el lauburu segua expandindose -principalmente, aunque no slo, como motivo decorativo y cultural- en parralde, en el Pas Vasco espaol se encontr con nuevas dificultades. Y es que el primer franquismo, al reprimir tanto el nacionalismo como muchas manifestaciones culturales vasquistas. incluy el lauburu entre los smbolos vascos que fueron puestos bajo sospecha, a veces dependiendo de decisiones de la autoridad locaF'. Aunque el lauburu era diferente de otros signos expresamente prohibidos (como la ikurria o la palabra Euskadi), en la prctica desapareci de las publicaciones, establecimientos, etc., que lo haban utilizado hasta 1936. No sabemos si ei lauburu se elimin fsicamente de inscripciones grabadas en piedra (tal y como sucedi con algunos textos en euskera. incluyendo lpidas de cementerios), aunque al menos s se respet en algunos edificios, como la casa de una conocida familia de ebanistas nacionalistas de Vitoria (los Goikoetxea), que haban convertido su vivienda antes de la guerra en un autentico retablo simblico vasquista. La importancia iconogrfica que haba adquirido el lauburu era tal, que el PNV lo utiliz en esos aos como un medio de propaganda en el interior, con el mismo significado que poda tener la ikurria, colocada a veces de forma clandestina en lugares visibles de la geo'" n/w7. Febrero-marzo 1961. Cfr. UBIERNA, I. pp. 147, 156y 158. " Euzkdi, 25-VI-I981. Algo semejante sucedi con otras manifestaciones vasquistas, como el txistu, o con el uso del euskera. Al no haber normas expresas sobre qu era separatista y qu un sano regionalismo, asumible al menos por ciertos sectores del franquismo, como los carlistas, las prohibiciones concretas dependan de cada alcalde, gobernador, etc.

[M>'C. 12, 2009, 109-153]

Santiago de Pablo grafa vasca. As sucedi en San Sebastin en marzo de I960, cuando "se pintaron grandes lauburus en la Plaza del Buen Pastor; otro gran lauburu apareci en los almacenes de Mayor y el doceavo frente a la residencia veraniega de Franco en Ayete"". Tras estos aos de proscripcin, el lauburu comenz a reaparecer a finales del franquismo, aprovechando la relativa apertura del rgimen, que afect ms a los aspectos culturales que a ios polticos. En el renacer cultural vasco de la etapa 1960-1975, muchas veces bajo el amparo eclesistico (plasmado en las artes plsticas, la publicacin de revistas y libros, ia aparicin de las primeras ikastolas, el cine, la msica, etc.), fue posible volver a representar el lauburu en publicaciones, objetos decorativos, etc., siempre -eso s- que estuviera desvinculado de toda connotacin poltica. Por ejemplo, el lauburu apareca en el documental vasquista Ama Lur (1968), de N.stor Basterretxea y Femando Larruquert, como ejemplo de "artesana popular". Tambin se reproduca con frecuencia en Arte popular vasco, de Luis Pedro Pea Santiago (1969) o en la reedicin de La tombe basque, de Colas (1972). Muy significativo es el caso del folleto Recuerdo de Erronkari, de Bernardo Estoms Lasa. En su primera edicin, de 1960, el dibujo de ia contracubierta era el escudo del valle del Roncal: en la segunda, seis aos despus, ste haba sido sustituido por un mapa de ias siete provincias con el lema Zazpiak bat y tres lauburus. Frente a prohibiciones anteriores, en 1966 la censura franquista subray expresamente la presencia del lauburu, pero permiti, de hecho, su publicacin en este folleto". En teora, esta etapa de ia historia del kiitburu en el Pas Vasco espaol recordaba el significado que haba tenido en Iparralde en pocas anteriores. Cuando era permitido por las autoridades, el lauburu era oficialmente despojado de su carcter poltico para convertirse en''Alderdi. 156, 1960, p. 8. " Joan Mari TORREALDAI, La censura de Franco y el tema vasco, San Sebastin. Fundacin Kutxa, 1999, p. 63. La segunda edicin se public con el titulo Recuerdo de Erronkari, Salazar y Nabascus, San Sebastin, Aunamendi, 1966.

[MyC, 12,2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

135

un signo cultural, incluso folclrico. Sin embargo, frente al carcter casi de souvenir turstico que el lauburu haba tenido en Francia, en el Pas Vasco espaol este smbolo tena ahora un doble significado: el oficial, meramente cultural, y el poltico, que todo el mundo comparta en el mbito privado, pero que no trascenda al mbito pblico^^. Puede decirse que en esta poca se dibujaba o imprima un lauburu porque estaba completamente prohibido representar una ikurria. De hecho, fue posiblemente entonces cuando el lauburu, enlazando con las ideas de Chaho en el siglo XIX y con el Laurak hat, se identific en el imaginario popular con el signo de la unidad de las cuatro provincias vascas al sur del Bidasoa, poco presente hasta 1936. Mientras tanto, el PNV sigui usando con profusin el lauburu en el exilio, con un significado nacionalista, asumido, ms o menos conscientemente, por la totalidad de la diaspora vasca. En cuanto a su forma, no slo se abandon la esvstica, sino que se trat de destacar que el lauburu nada tena que ver con el emblema nazi. Es significativo que. todava en 1943, en plena Guerra Mundial, la editorial nacionalista vasca Ekin publicara en Buenos Aires un libro de un historiador argentino, en el que defenda -partiendo de la historia del lbaro, de Sabino Arana y de algunos hallazgos arqueolgicos, mal documentados-, que la esvstica no era "un signo germano ni ario, sino preario y propio del pueblo paleoltico y neoltico europeo, del cual slo sobreviven los vascos""^^ Sin embargo, en 1947, terminada la guerra, la misma editorial public otro libro sobre la "decoracin nacional vasca", que insista en que el lauburu no tena "ninguna relacin con la swastica"^^.

* Algo semejante sucedi en el cine, con el eitado documental Ama * Lur. con una doble lectura. la cultural y la poltica, del que incluso las autoridades franquistas eran conscientes. " Enrique de GANDA, Origenes prearios del pueblo vasco, Buenos Aires, Ekin, 1943, p. 142. '" John de ZABALO, Grafio y ornamentacin de la rotulacin vasca, Buenos Aires, Ekin. 1947. p. 122.

lAfyC,I2,2O09. 109-1531

Santiago de Pablo El exilio vinculado al PNV sigui haciendo hincapi, como antes de la Guerra Civil, en la interpretacin tradicional del lauburu como algo genuinamente vasco y con un contenido cristiano. Aadan adems, como en el interior, su carcter de smbolo de la unidad de las provincias vascas, recuperando una interpretacin que, casi desde Chaho, haba desaparecido. En su afn por dotar al lauburu del mximo prestigio, algunos dieron un carcter de verdad histrica a antiguos mitos, que los especialistas haban desechado antes de 1936. Por ejemplo, el presidente del Centro Vasco de Bogot, Francisco Abrisqueta, present en 1968 la leyenda forjada en los siglos XVIIl y XIX por Larramendi y Fita como algo cierto, identificando el lauburu con una "bandera nacional vasca" ya en ei siglo I a.C. y recuperando la supuesta relacin del lauburu con la cruz y por tanto con el catolicismo tradicional de los vascos: "Lo cierto en la historia es que el Lauburu. cuando las falanges romanas llegaron a las tierras perifricas de Vasconia, era una bandera nacional vasca, quizs un estandarte de guerra, levantado en defensa del territorio que amenazaban las legiones imperiales (,.,), El Emperador Augusto la traslad del Pirineo a Roma en seal de falso triunfo sobre las huestes vasconas, montaero.s de abarka y azkona. El Emperador Constantino la cristianiz identificndola con la Cruz del Calvario. El frer [sicl la ultraj, usurpndola, al proclamarla ensea de su partido totalitario"^'. Aunque no se compartieran ni se conocieran estas teoras, lo cierto es que, en 1975, cuando Franco muri, el lauburu haba pasado definitivamente a formar parte del imaginario vasco. Su presencia constante en el exilio y su aparicin, en cuanto fue posible, en el interior dieron paso a una autntica eclosin de lauburus en la Transicin, Muchas veces, sigui teniendo un sentido meramente cultural, apareciendo hasta la saciedad en carteles musicales y de fiestas, libros, revistas, etc. Tambin el PNV lo utiliz constantemente en carteles, pegatinas, etc., aunque ya no era el nico que usaba un smbolo que haba sido aceptado por otros grupos nacionalistas durante el franquis" Francisco ABRISQUETA, presentaein de Imanol MCJGICA, El Simbolismo y el lauburu., Bogot, Centro Vasco, 1968, sin paginar.

, 12,2009, 109-153J

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

137

mo. Especial significado tuvo el uso del lauburu por la candidatura Nacionalistas Vascos, que en 1977 uni en Navarra a los partidos nacionalistas, salvo los vinculados a ETA. El cartel de su campaa electoral era un manifiesto visual, al incluir el escudo de Navarra, la ikurria, la paloma de la paz y un laubtiru. Este ltimo apareca as. junto a la ikurria, como smbolo de la integracin de Navarra en Euskadi, respetando su personalidad (bandera de Navarra), lo que ira unido a la desaparicin de ETA y al logro de la paz en el Pas Vasco (la paloma) (Figura 5)^^ De esta forma, en 1978 poda escribirse con toda razn: "Hoy en da. el lauburu se ve por todas partes, est en una poca de esplendor, en pegatinas. llaveros, medallas, escudos, muebles.... todos los partidos polticos lo usan para parecer ms abertzales que el otro". Era cierto, sin embargo que. "la mayora de quienes hoy se bordan o empegatinan un lauburu y un gran porcentaje de aquellos que lo colocan en e coche o lo utilizan como decoracin de cualquier establecimiento o barraca al cual se le quiere dar una apariencia yw/o/r Icastiza] e independentista. ignoran el origen de este signo (...)- Pero el sentimiento ms comn al exhibirio es el deseo de establecer una diferenciacin, el de proclamar una identidad ^^ En realidad, una vez asentado el lauburu como smbolo de la identidad nacional vasca, no era necesario conocer el origen, ni siquiera el significado, del smbolo para establecer esa identidad diferenciada frente al otro. No obstante, a pesar de la victoria definitiva del lauburu sobre la esvstica, hubo algn intento de que el PNV recuperara el uso de esta ltima, enlazando con la tradicin anterior a 1933. En un artculo publicado en 1981 en !a revista Euzkadi, un nacionalista anclado en el aranismo ms tradicional, que firmaba con el seudnimo de Zurizpi, rescataba las teoras de Fita, Arana y Ganda, tratando de demostrar que los vascos primitivos, adoradores del sol, haban tenido '" Para el uso del lauburu en esos aos, LJBIERNA, 1, pp. 183-220 y II,pp. 19-318 y Santiago DE PABLO y Antonio RIVERA (coords.). Afiches: Paredes con historia, 975-1990, Vitoria. Fundacin Sancho el Sabio, 2006, '" Punto y Hora de Euskal Herria, 11/17-V-1978 y 14/20-IX-1978.

[AyC, 12,2009. 109-1531

1 ao

.

,

Santiago de Pablo

la esvstica o euskalorratza como smbolo propio. Este autor reconoca que, tras el nazismo, su uso entre ios vascos haba cado en desuso: "Hoy da. solamente se ve este dibujo en las chaquetas de punto llamadas mendigoxales que llevan las mujeres en Euzkadi. rodeando la cenefa dorsal y las delanteras"*^'. Su conclusin, sin embargo, recordando a la propuesta por el miembro de ANV Justo Grate en 1933, estaba en las antpodas de la tomada por el PNV ya en esa poca: "El uso de nuestra euzkalorratza es muy anterior al de los alemanes y no debe ser repudiado. Nuestra euzkalorratza est limpia, inmaculada de acciones criminales. Es simplemente un antiguo smbolo vasco ms y como tal reconocido por Sabino Arana. Relegar, olvidar su uso. por la similitud con la svstica alemana, sera hacer dejacin de unos derechos adquiridos con anterioridad, en aras de crticas basadas en la ignorancia. Tenemos la obligacin de hacer resurgir el uso de la euzkaiorratza. De no hacerlo as. olvidaremos uno de los signos vascos ms antiguos que se conocen"*''. Resulta significativo que Euzkadi, el rgano oficial del PNV en aquella poca, se atreviera a publicar, en una fecha tan avanzada como 1981, un artculo proponiendo que el partido volviera a usar la esvstica. De haber tomado en consideracin esta propuesta, no cabe duda de que hubieran arreciado las crticas al PNV. facilitando sin querer la tarea de quienes recientemente han querido ver en Sabino Arana un antecesor de Hitler. Sin embargo, esta propuesta no tuvo absolutamente ningn eco e incluso fue rebajada por las imgenes que la redaccin de la revista eligi para acompaar el texto*"". Por el tono del artculo, est claro que Zurizpi era un veterano nacionalista, a quien no se quera negar la posibilidad de expresar su opinin. Pero la lucha entre

'^' En realidad, en estas prendas ia esvstica perda su significado, al aparecer no de forma individual sino unida, formando una linea quebrada, a modo de cenefa de punto. " Junto al titulo del articulo ("Simbologa vasca olvidada"), y contradiciendo la reivindicacin del autor, se inclua no una esvstica sino un auburu. Es cierto que tambin haba una fotografa de los aos treinta, con una esvstica coronando una bandera del PNV, pero sta apenas era visible.

. 12,2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo... la esvstica y el lauburu dentro del PNV haba acabado ya entre 1933 y 1936, gracias en buena medida al prestigio de Aitzol, y ahora no tena ningn sentido volver a plantearla, cuando el imaginario del nazismo y del holocausto estaba presente en todas las conciencias. 5. El mismo signo, nuevas interpretaciones .

Durante el franquismo, el PNV se haba encontrado por primera vez en su historia (aparte de ANV, que no haba logrado cuajar en la sociedad vasca durante la II Repblica) con un nacionalismo ideolgicamente diferente. Tras el nacimiento de ETA en 1959, su posterior vinculacin a corrientes marxistas, su anticolonialismo revolucionario y el uso que hizo del terrorismo desde 1968 diferenciaron claramente a esta nueva organizacin del PNV. Durante el ltimo franquismo y la Transicin, ETA y las organizaciones polticas y sociales que se crearon en tomo a ella asumieron, aun con modificaciones en su sentido, algunos de los smbolos del PNV, como la ikurria, el Aberri Eguna o el rbol de Guernica. La izquierda abertzale lleg incluso a vampirizar ciertos signos identitarios del PNV, como el himno Eusko Gudariak, obligando a veces a este partido casi a prescindir de ellos". El nuevo nacionalismo creado en tomo a ETA incluy el lauburu entre los signos que comparti con el PNV, pero sin arrebatrselo. Un repaso a los panfletos de ETA o a Zutik. su boletn interno, durante el franquismo, muestra una presencia constante de lauburus. a veces muy mal dibujados, sin duda por el amateurismo de sus autores y por las dificultades tcnicas de impresin, en la clandestinidad y el exilio. Esto explicara tambin que, en algn caso, aparezcan en las publicaciones de ETA de esa poca recursos tipogrficos formados no por lauburus sino por esvsticas. As suceda en un Zutik (la revista de ETA) de 1962, que inclua varios signos de este tipo, mecanografiados con asteriscos, dando la sensacin de ser esvsticas rectilneas. Aunque estos recursos recuerdan a los utilizados antes de 1936 por publicaciones nacionalistas, sobre todo independentistas (como el Bizkaita" Jess CASQUETE, En el nombre de Euskal Herria: la religin politica del nacionalismo vasco radical, Madrid, Tecnos, 2009.

{MyC, 12,2009,109-153]

Santiago de Pablo rra de 1930 o Jagi-Jagi), no se deba a una vuelta de ETA a la simbologia del PNV anterior a la guerra, sino a la mayor facilidad para dibujar con mquina de escribir lauburus rectos, en vez de curvilneos (Figura 6)'^. Adems, algunas de las variantes grficas de los lauburus de ETA reflejaban su nacionalismo revolucionario. As, llama la atencin la inclusin de un lauburu en la portada de un folleto de 1968 titulado Hacia una estrategia revolucionaria vasca, lo que supona asociar un smbolo tradicional, heredado del PNV, con el nuevo tipo de nacionalismo que representaba ETA. Lo mismo sucede con dos imgenes de un panfleto de 1974: una con un lauburu junto a dos miembros de ETA encapuchados, uno de ellos con un arma en sus manos; y otra que representa un lauburu sangrando (smbolo de la represin franquista sobre Euskadi), entre un grupo de etarras armados y una manifestacin, indicando quizs la doble lucha del pueblo trabajador vasco y de la vanguardia revolucionaria de ETA (Figuras 7 y 8). Tambin hay que destacar la presencia de un lauburu de siete brazos, junto a un mapa de Euskal Herria. As se buscaba modificar el sentido del lauburu, ampliando la idea de unidad de los territorios vascos a los tres de iparralde. Adems, se trataba de una crtica simblica de ETA al PNV, que durante la mayor parte de su historia, incluyendo el exilio, no se haba preocupado por expandir el movimiento nacionalista, ms all de reivindicaciones retricas, en el Pas Vasco francs^^. Estaba por tanto claro que, an compartindolo, ia interpretacin de este smbolo nacional vasco por ETA no poda ser la misma que la del nacionalismo tradicional, que ella pretenda superar. En su reinvencin del lauburu. este nuevo nacionalismo iba mucho ms lejos que ANV en la dcada de 1930. Vasconia (1963), de Federico Krutwig, el bro ms influyente en la evolucin ideolgica de ETA'" Zutik, 5 (3" serie), 1962; Bizkaitarra, 15-XI-1930; Jagi-Jagi. 7-X1933. *' Documentos Y, San Sebastin, Lur, 1979-1981, III, pp. 10, 65, 459, 473, 482, 491 y 510; IV, p. 58; VI, pp. 365 y 371; XV, pp. 60, 347 y 429; XVI, pp. 11,22 y 339; y XVII, p. 193.

[MyC, 12.2009. 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

'41

durante el franquismo, terminaba significativamente con un escudo, inventado por el autor, coronado por un lauburu y formado por mazas y gavillas, smbolos de la lucha de liberacin del proletariado agrario e industrial vasco (Figura 9). Este emblema iba acompaado por los lemas "Mundu guztiko euzkaldunok elkhar zaitezte!" y "Mundu guztiko langileok elkhar zaitezte!" (Vascos y trabajadores de todo el mundo, unios!, ^espectivamente)*'^ Se abra as el camino a un lauburu que sera no slo un smbolo vasco sino tambin de una lucha revolucionaria, alejada por completo del carcter cristiano que el PNV haba querido darle. Algunas de estas nuevas interpretaciones enlazaban con las explicaciones esotricas de la esvstica que haban sido comunes a finales del siglo XIX. As se refleja en la conferencia que sobre el significado del lauburu imparti en 1968 en ei Centro Vasco de Bogot Imanol Mgica (autor de varias obras sobre lingstica vasca, desde una peculiar perspectiva)^^. Mgica comenzaba haciendo una explicacin esotrica de la evolucin de la humanidad, segn la cual haba "cuatro componentes bsicos del hombre, que corresponden a los cuatro elementos de la ciencia: slido, lquido, gaseoso y radiante. Que corresponden tambin a Mara como madre universal o naturaleza densa, al Espritu, al Hijo o Cristo y al Padre", A partir de aqu relacionaba el lauburu con *'la expresin simblica de los cuatro componentes del hombre". Segn Mgica, el pueblo vasco era "uno de los grupos predilectos de la naturaleza", que haba conservado la sabidura del lauburu, "heredada del absoluto", "a travs de sus genes hereditarios"". En la

* Fernando SARRAILH DE IHARTZA [F, KRUTWIG], Vasconia, Buenos ^ Aires, Norbait, s,f [1963], p, 633. * MGICA, pp. 12, 15-18. Todava en la Transicin, este autor defen^ da que "la Ciencia del Euskera nos lleva de mano a afimiar su origen natural y divino". No es extrao que, segn recoge, con cierto tono crtico, alguna pgina de Internet, los escritos de Mgica hayan sido "menospreciados por la comunidad acadmiea" (http://www.anboto,com/date/2007/07/). Pgina consultada el 6-X-2009.

, 12,2009, 109-1531

,

Santiago de Pablo

prctica, sus ideas no se diferenciaban demasiado del "dios nazi [que] se define como la convergencia todopoderosa de las distintas leyes naturales que activan el mecanismo del universo"''^ sealando a los arios como pueblo elegido por ese Dios-naturaleza. De este modo, el latiburu demostraba que los vascos eran un pueblo 'Me estirpe divina" y abogaba por olvidarse del cristianismo e "implantar un Cristo vernculo (...). recuperar nuestra propia forma de pensamiento y nuestra propia religin, traduciendo toda la fraseologa de la religin romana a nuestros trminos y valores naturales autctonos". Desconocemos el impacto que estas palabras tuvieron entre la audiencia de Mgica en Bogot, con seguridad compuesta por miembros del PNV, pero debieron quizs escandalizarse ante estas ideas, que tan cerca estaban de la mstica "neopagana y anticristiana", denunciada por los dirigentes nacionalistas cuando en la dcada de 1930 trataban de que el PNV abandonara la esvstica, para no compartir el mismo smbolo que el nazismo. Es significativo que Abrisqueta. que present esta charla, pusiera en duda algunas de las ideas de Mgica. volviendo a la interpretacin tradicional y cristiana del lauburu, y que el propio conferenciante reconociera que sus ideas eran algo fuertes para sus oyentes^^. . . ,_ , . Al llegar la Transicin, la izquierda abertzale rivaliz con el PNV en la utilizacin del lauhuru. Dado que ste formaba parte de su propia bandera desde antes de la Guerra Civil, fue la minoritaria ANV -que acab integrndose en Herri Batasuna (HB). el partido creado en torno a ETA Militar- la que ms lo utiliz, tratando de enlazar, tambin en el uso de este smbolo, la tradicin nacionalista anterior a la Guerra Civil (y sobre todo los gudaris de 1936) con los ''gudaris de hoy", es decir, los militantes de ETA^". Pero el lauhuru se utiliz tambin de forma habitual por HB y por agrupaciones vinculadas a ella, como la juvenil Jatrai o las Gestoras pro Amnista.,

p . 102.

.-

.

*' MGICA. p. 9. En realidad, en el texto puhlicado pone fuentes en vez efiiertes, pero obviamente se trata de una errata.'"CASQUETE, pp. 135-217. _ ,_

[MyC,12,2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

143

Como haba sucedido durante la etapa anterior, en la Transicin continuaron las interpretaciones alternativas al significado del lauburu, desde este mbito ideolgico. Por ejemplo. Punto y Hora de Euskal Herria, revista ligada a HB. public poco despus desde la creacin de esta coalicin en 1978 varios artculos que pretendan reinventar el lauburu, criticando el uso o ia interpretacin tradicional que del mismo haca el PNV. Sin embargo, esta crtica no iba acompaada de una explicacin convincente sino ms bien de un intento de recrear el mito, recubierto de explicaciones seudo cientficas, para convertirlo en un instrumento apropiado de las ideas patritico-revolucionarias de HB. As. Rafael Castellanos enlazaba con el escudo inventado por Krutwig quince aos antes, que haba convertido al lauburu en signo de ia clase obrera revolucionaria vasca, y aseguraba que este smbolo era "la primera mquina-herramienta de la Prehistoria. Es el lauburu el primer paso dado hacia la siderurgia". Partiendo de un libro de 1904 sobre las religiones primitivas^', conclua que el lauburu era una representacin de la forma en que el hombre primitivo haba descubierto el fuego, frotando perpendicularmente dos maderos. Estos dos "bastones cruzados" iniciaran as una cadena que acabara en "nuestros altos hornos y nuestros conflictos metalo-siderrgieos". Segtn Castellanos, la religin primitiva de los vascos era una "supersticin racional", vinculada a las fuerzas productivas, que habra sido falsificada por "la supersticin irracional de la religin mosaica y del cristianismo". Era un ataque en la lnea de flotacin a la interpretacin cristiana que tradicionalmente haba esgrimido el PNV. que era incluso mencionado expresamente ("que me perdonen los jelkides"). Pero, para llegar a esta conclusin. Castellanos parta de afirmaciones falsas (la supuesta existencia de lauburus en monumentos prehistricos vascos) y de la leyenda del lbaro cntabro, pero interpretada de manera opuesta a Fita y Arana. S stos haban tratado de demostrar que los vascos haban sido los pioneros del cristianismo. Castellanos sostena que, aunque Cristo no haba muerto en una cruz sino en una horca, "los propagandistas cristianos necesitaban que ia " A. MALVERT, Wissenschaft Frankftirter Verlag, 1904. und Religion, Frankfurt am Main, Neuer

LA/yC. 12, 2009, 109-153]

,

-

Santiago de Pablo

figura de Cristo se incluyera en el smbolo sacralizado, en el signo de los dos maderos, de la sustika, del lauburu, y as aparece la leyenda de la crucifixin de Cristo". Se necesitaron muchos aos por parte de "una secta prodigiosamente conspicua para instalar a Cristo sobre el lauburu de los bascones (...). Estaba en marcha el sucursalismo Vaticano". Esta interpretacin -semejante a la sostenida por Krutwig en Vasconia, en el sentido de que el cristianismo no era la autentica religin de los vascos, sino una novedad introducida por el invasor latino o espaol para disolver a la raza vasca- era remachada por un pie de foto, seguramente aadido por la redaccin de la revista, que afirmaba: "Es aberrante el que muchos hayan querido ver en ei lauburu la cruz de los cristianos". En contra de las teoras que en la dcada de 1930 haban querido separar el lauburu de la esvstica nazi, este autor pensaba que ambos eran iguales, como lo demostrara la raz euskrica su (fuego), que habra dado lugar a la palabra "sustika". A Castellanos no le importaba la semejanza entre el lauhuru y la cruz gamada nazi, puesto que, en realidad, el lauburu era un smbolo socialista, parecido a la hoz y ei martillo, reflejando as la imagen de la Euskal Herria independiente y socialista que proclamaba HB;"El vasco que no se deje llevar por exultaciones raciales y trascendentes deber ver en su lauburu su calidad de herramienta, de m- quina. Con todas las reticencias y distancias habidas y por haber, y si de verdad estamos hablando de un futuro socialista, el lauburu deber estar ms cerca de la hoz y el martillo que de los Campos Eliseos (...). Si en Euzkal-Herria [sic] se ha trasmitido este smbolo-mito hasta nuestros das, ello ha sido porque en el fondo del inconsciente colectivo de este pueblo perdura cierta rebelda a ver adulterados sus rituales genuinos por otro tipo de creencias ajenas a su yo. Y esto pese a todas > . las evangelizaciones que se quieran argir y pese a que hayamos tenido a los Jesu itas"'^. Demostrando lo voluble de los smbolos y de sus interpretaciones, otro artculo publicado meses despus en la misma revista, escrito '- Punto y Hora de Euskal Herria, 11 /17-V-1978 y 8/4-VI-1978. :

[A>C, 12,2009, 109-153]

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

145

por Xabier Espartza, negaba la identificacin entre ia esvstica y el lauburu y repeta, como si fueran novedosas, las teoras de Colas sobre el signo mgico de Paracelso para curar al ganado, a las que defina como "la verdad del lauburu"^\ Aunque Espart/.a no llegaba a la interpretacin de Castellanos del lauburu como smbolo de la lucha de clases, en el marco de una revista como Punto y Hora (ligada a HB y por tanto a ETA), su conclusin era clara: El lauburu no era slo un "smbolo de lucha", sino que era "smbolo de Euskadi y libertad (...), de unas ideas, muchas veces manejadas y ms defraudadas, que tienen un denominador comn: Euskadi y la libertad". Para cualquier lector de esta revista, el uso del vocablo lucha, habitual en el lxico de la izquierda abertzale. y la repeticin, por dos veces, de "Euskadi y libertad" era suficiente para poder traducir estas afinmaciones. Y es que las siglas ETA {Euskadi Ta Askatasuna) significan en castellano "Euskadi y libertad"^''. El lauburu se converta as, para Punto y Hora, en el smbolo de ETA, de la lucha de esta organizacin terrorista y del movimiento social agrupado en tomo a ella por la verdadera libertad de Euskadi.

'' Punto y Hora de Euskal Herria, I4/20-X-1978. Significativamente, Espartza omita la referencia de Colas a la presencia de lauburus en la tumba de sacerdotes, que ste haba interpretado como pastores espirituales. Tambin sealaba que "para algunos autores el lauburu puede tener origen hebreo", como signo cabalstico. Desconozco a qu autores se refiere, aunque quizs fuera una manera de resaltar la diferencia entre la esvstiea. convertida en smbolo antisemita por el III Reich, y el auburn. "'' No es la nica vez que desde mbitos prximos a la izquierda ahertzale se ha utilizado este equvoco. As sucede en el libro de gran formato, editado por Txalaparta en ! 993-1995. titulado Euskadi ela askatasuna/Euskal Herria y la libertad. No slo el ttulo en euskera recuerda el signilleado de las siglas ETA (Euskadi Ta Askatasuna). sino que la cubierta del libro juega tipogrficamente con la coincidencia entre la palabra cta (que. al igual que ta, significa "y" en euskera) y el nombre de la organizacin, impresin visual que se refuerza por la presencia en la cubierta del anagrama de ETA.

[MyC, 12,2009,109-153]

6. Conclusin

'

Santiago de Pablo

En la actualidad, treinta aos despus de su eclosin en la Transicin y olvidadas sta y otras interpretaciones, el lauburu se ha implantado en la conciencia popular vasca e incluso en la imagen de Euskadi en el mundo, trasmitida por ejemplo a travs de Internet. La multiplicacin de su uso desde 1975 le ha hecho perder el encanto de lo prohibido, que haba tenido durante buena parte del franquismo. Su aceptacin actual por casi toda la sociedad vasca como un smbolo no controvertido y su reproduccin constante en souvenirs, motivos decorativos, carteles, libros, etc., le ha hecho tal vez perder parte de su carcter diferencial y por tanto parte de su fuerza como smbolo, capaz de representar una identidad diferente de la del otro. No obstante, esto no significa que el lauburu se haya mantenido en los ltimos tiempos totalmente al margen de cuestiones polticas o identitarias. En relacin con estas ltimas, cabe destacar la costumbre de incluir el lauburu en algunas esquelas publicadas en la prensa vasca. Se trata de un fenmeno cuya interpretacin requerira un estudio ms profundo, aunque sin duda tiene que ver con la identidad nacional vasca de esas personas o de sus familiares. Sin embargo, no parece que haya siempre una intencin de sustituir la cruz cristiana por este smbolo, puesto que los lauburus suelen convivir en esas esquelas con elementos religiosos catlicos'^ En julio de 2007, el Gobierno Vasco, entonces presidido por el PNV, anunci la implantacin de un sistema -que no lleg a hacerse realidad- para evaluar la calidad de los establecimientos de turismo rural de Euskadi por medio de lauburus (de modo semejante a las estrellas de los hoteles). Aunque hubo quien interpret esta iniciativa como un intento ms del naciona-

" Todo ello a pesar de algunas interpretaciones, como la de Jos DUESO, La primitiva religin de los vascos, Orain, San Sebastin, 1996, que recoga el mito del laubun como un signo conocido "desde antiguo en Euskal Herria", y cuya permanencia tendra que ver "con esa fascinacin idoltrica que (...) el Sol ha ejercido sobre el euskaldun desde remotas pocas" (p. 13). Se trata de un libro que se venda regalaba junto a! diario Egin, cerrado en 1998 por orden judicial, por su presunta vinculacin con ETA.

[MvC, 12. 2009, 109-1531

El lauburu. Poltica, cultura e identidad en torno a un smbolo...

147

lismo de imponer su universo simblico a la sociedad vasca'^ no gener excesiva polmica. En realidad, para la mayor parte de la sociedad vasca, nacionalista o no. el lauhuru ya estaba integrado en el universo simblico propio, aceptado e incluso de.spojado de su contenido poltico o propio de una identidad exclusiva. Desde una perspectiva poltica, el lauburu volvi a ponerse en un primer plano cuando Batasuna decidi utilizar el sello de ANV, aparcado desde la creacin de HB en 1978. para presentarse a las elecciones municipales y forales de 2007. ANV utiliz, en carteles, publicaciones, mtines, etc.. la bandera con el lauhuru, que ya utilizaba en la segunda mitad de la dcada de 1930, tras eliminar la esvstica por su parecido con la cruz gamada nazi. De este modo, la izquierda abertzale vinculada a ETA recuperaba un signo nacionalista histrico, que en los ltimos tiempos, precisamente por su gran difusin y normalizacin, no haba sido utilizado por ningn partido poltico. Sin embargo, esta corriente poltica no ha llegado a vampirizar el lauburu, como ha hecho con otros smbolos del PNV. tanto por el poco recorrido que tuvo esta ltima aparicin de ANV, al ser ilegaiizada en 2008, como porque el lauburu era slo un elemento ms en el conjunto simblico desplegado por este partido (Figura 10). En cualquier caso, estos ejemplos recientes no ponen en duda el hecho de que hoy el lauhuru, aun estando fuertemente asociado a la identidad vasca, se ha convertido en un icono no demasiado controvertido, en un contexto vasco acostumbrado a frecuentes guerras de smbolos. La historia real, muy desconocida, de la palabra lauburu y del actual icono, es un ejemplo de cmo los smbolos se construyen, evolucionan, se modifican y se adaptan, segn variadas circunstancias histricas e ideolgicas. Quizs nadie poda pensar que una historia como la del lbaro de los vasco-cntabros, inventores de la cruz antes

'" Por ejemplo, una carta al director publicada en El Correo (16-VIl2007) deca: "Despus de 'meternos' su himno, su bandera y de 30 aos de monopolio del poder ahora nos vienen tambin con stas?".

, 12,2009,109-153]

.

Santiago de Pablo

de Cristo, iba a tener un recorrido tan largo, hasta el punto de que todava hoy sigue presente en la era de Internet^^, . r I

Aunque la palabra latiburu se ha mantenido desde el siglo XVI hasta la actualidad, a lo largo de estos siglos ha ido cambiando de significado. Primero fue, indistintamente, un estandarte cntabro, asumido por el Imperio romano, o la cruz cristiana. Despus se convirti en un dibujo con cuatro cabezas y ms tarde en una esvstica rectilnea. La adopcin de este smbolo por los nazis oblig al nacionalismo vasco a sustituirlo por el actual lauburu, que ya exista como motivo decorativo en el arte popular vasco, pero que hasta ese momento no se identificaba con este nombre ni tena carcter identitario. Hay que destacar cmo fue un acontecimiento clave en la historia universal d