rodolfo walsh en ese hombre

Click here to load reader

Post on 30-Sep-2015

14 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Ensayo sobre un cuento inédito de Walsh

TRANSCRIPT

  • KAMCHATKA N2 DICIEMBRE 2013

    ISSN 2340-1869 PGS.139-164 139

    Rodolfo Walsh en Ese hombre: un escritor a diario, su memoria en los papeles

    Victoria Garca UNIVERSIDAD DE BUENOS AIRES [email protected]

    Licenciada y doctorandaen Letras por la Universidad de Buenos Aires

    (becaria doctoral de CONICET), investiga la obra testimonial de

    RodolfoWalsh. Entre sus publicaciones recientes encontramos: Diez

    problemas para el testimonialista latinoamericano: los aos '60-'70 y los

    gneros de una literatura propia del continente (Castilla. Estudios de

    literatura, Universidad de Valladolid, 2013), Testimonio literario

    latinoamericano: una reconsideracin histrica del gnero (Exlibris, UBA,

    2012).

    RECIBIDO: 14 DE MAYO DE 2013 ACEPTADO: 19 DE JUNIO DE 2013

    Resumen: Este artculo integra dos tipos de lectura crtica

    de Ese hombre y otros papeles personales (Buenos Aires, 1996 y 2007), de Rodolfo Walsh. El diario del escritor

    describe las imposibilidades y los fracasos de la escritura,

    que especifican histricamente los problemas de la

    relacin entre literatura y poltica, propios del campo

    argentino de los aos 60-70. Las tensiones de la escritura

    y la vida, agudizadas cuando apremia la militancia, y

    expresadas en las disyuntivas de gnero constituyen, en

    esa lnea, un eje crucial del texto. Pero examinando,

    despus, los papeles recopilados de Walsh, Ese hombre no remite a su figura sino en cuanto mediada por la

    reconstruccin crtica que propone la edicin. El artculo

    muestra, as, el sealamiento mltiple que Ese hombre instituye hacia sus condiciones histrico-culturales de

    produccin: remite a las discusiones polticas sobre la

    represin, pero tambin sobre las disputas dentro del

    peronismo; y alude, adems, al Walsh que se publica y

    (re)construye, como objeto privilegiado del proceso social

    de produccin de la memoria.

    Abstract: This paper puts together two types of

    critical approaches to Ese hombre y otros papeles personales (Buenos Aires, 1996 y 2007), by Rodolfo Walsh. The writers diary describes the impossibilities

    and failures implied in writing, as historically specified

    in the Argentinian 60-70s field by questions of

    literature and politics articulation. Tensions of writing

    and life, more intense when militancy hurries, and

    expressed in genre dilemmas constitute, in such

    perspective, a crucial theme of the text. But regarding

    Walshs compiled papers, Ese hombre only accounts for his figure as mediated by the editions critical

    reconstruction. The paper describes how Ese hombre multiply points at its historic-cultural production

    conditions: it refers to political discussions concerning

    repression, but also disputes inside peronism; and

    alludes, moreover, to Walshs figure as published and

    (re)constructed, as a privileged object of the social

    process of memory building.

    Palabras Clave: diario, papeles, Rodolfo Walsh, edicin,

    memoria

    Key Words: diary, papers, Rodolfo Walsh, edition,

    memory

    DOI: 10.7203/KAM.2.3158

  • Victoria Garca

    KAMCHATKA N2 DICIEMBRE 2013 140 ISSN2340-1869 PGS. 139-164

    1. Introduccin: dos libros, dos posibles lecturas

    Ese hombre y otros papeles personales se public en Buenos Aires en 1996, por

    Seix Barral, y nuevamente en 2007, por De la Flor, con edicin a cargo de Daniel Link.

    Recopilacin pstuma de escritos de Rodolfo Walsh, el libro se presenta, en ambas

    ediciones, atravesado por una memoria histrica an en debate en el contexto argentino,

    cuyo ncleo lo constituyen los sucesos de la violencia estatal en el perodo dictatorial de

    1976-1983. La compilacin incluye documentos inditos de Walsh que fueron hallados en

    la Escuela de Mecnica de la Armada, donde haban sido depositados en 1977 por los

    agentes de las fuerzas armadas que saquearon la casa del escritor en San Vicente. All,

    tambin, fue visto por ltima vez el cuerpo de Walsh que permanece desaparecido,

    despus de su asesinato el 25 de marzo de 1977, a manos de un grupo de la Unidad de

    Tareas 3.3.2 de la ESMA (cf. Jozami, 2011: 338).

    Ese hombre habilita, para una crtica concentrada en las condiciones histrico-

    culturales de la escritura, el ejercicio de al menos dos tipos de lectura, a la vez distintas e

    interrelacionadas, que explora el desarrollo de este artculo. En primer lugar, si se considera

    el diario del escritor que incluye segn lo han sugerido ciertos enfoques crticos (cf. Link,

    2003, y especialmente Giordano, 2011) , el libro describe, dentro del pathos caracterstico

    del gnero, las imposibilidades y los fracasos de la escritura, que especifican histricamente

    los problemas de la relacin entre literatura y poltica, propios del campo argentino de los

    aos 60-70. Las tensiones de la escritura y la vida, agudizadas cuando apremia la

    militancia, y expresadas en las disyuntivas de gnero bsicamente, novela vs. testimonio

    constituyen, en esa lnea, un eje crucial del texto. Pero si, en segundo lugar, se examinan los

    papeles recopilados de Walsh, Ese hombre no remite a su figura sino en cuanto mediada

    por la reconstruccin crtica que propone la edicin. Desde esa perspectiva, el libro vuelve

    vigentes las discusiones sobre los aos 60-70, en un contexto donde cobra centralidad la

    reflexin sobre el pasado nacional y, en particular, sobre la represin estatal en la dictadura

    de 1976-1983, en cuyo marco ocurri el asesinato de Walsh. El artculo analiza, as, el

    sealamiento mltiple que Ese hombre instituye hacia sus condiciones histrico-culturales

    de produccin: remite a los debates polticos sobre la represin, pero tambin sobre las

    disputas dentro del peronismo, como se expone en el cuento Ese hombre, que da ttulo al

    volumen; y alude, adems, al Walsh que se publica y (re)construye, como objeto

    privilegiado de la produccin social de memoria.

  • Rodolfo Walsh en Ese hombre: un escritor a diario, su memoria en los

    papeles

    KAMCHATKA N2 DICIEMBRE 2013

    ISSN2340-1869 PGS. 139-164 141

    2. Andares del Walsh escritor: paseos sobre el yo y la carrera del escritor poltico

    2.1. Un paseo por la escritura y la vida

    Por qu, desde la perspectiva del escritor, llevar un diario, a modo de registro para

    s de las perplejidades ntimas pero, ms especficamente, de las perplejidades diversas,

    incluidas las polticas, que acarrea la tarea literaria? La pregunta propone, como operacin

    crtica ejercida sobre cualquier ejemplar del gnero, un desplazamiento conjetural hacia el

    lugar del escritor, que ofrecera posibles respuestas sobre las razones de la escritura del

    diario. Si, ms todava, es la propia escritura que enfoca el horizonte temtico del gnero, su

    texto, entonces, proveera una materia privilegiada para la reconstruccin crtica de una

    obra de escritor.

    En esa lnea, Ese hombre, de Rodolfo Walsh, inscribe sus rasgos en la serie textual afirmada

    hoy como gnero literario especfico: los diarios de escritores. Concebidas dentro de ese

    marco genrico, y desplegadas entre 1962 y 1972, las pginas personales de Walsh exhiben

    la auto-percepcin de una vida singular que, como el autor que aquel deviene en la dcada

    de 1960, podr transcender el anonimato, al reflexionar en y por la escritura sobre el

    rumbo de su experiencia vital1: Ya no s dnde vivo, dnde estoy. Estoy en una

    cuadrcula insensata, y esto es las calles que recorr, preocupado o absorto, o encandilado

    por la luz, o pensando en la extraa vuelta de mi vida (Walsh, 2007: 58). La anotacin, de

    1962, introduce a un flneur moderno en las calles de La Habana en la sustitucin que

    operara respecto de Pars, la ciudad que no conozco (Walsh, 2007: 58), para extraerlo

    luego a la soledad de su recmara y que pasee, en las pginas del diario, sobre su especial

    vida de escritor. Pues ser esa misma modernidad literaria en cuya crisis inminente

    registrarn, como veremos, los papeles personales de Walsh.

    En efecto, la auto-atribuida extraeza permite sostener la peculiaridad del escritor y el

    distanciamiento que opera sobre s mismo, para hacer de su diario el reflejo extraado de su

    yo. Se trata de una identidad biogrfica y literaria, pues su carcter singular emerge al

    reflexionar sobre el propio lenguaje, entendido como aquello que informa la vida. El

    ejercicio reflexivo sobre cmo hablar y escribir por qu, para qu, para quines, en qu

    circunstancias atraviesa todo el diario, y, como hbito caracterstico de la tarea literaria,

    tiene en el centro de su problemtica la intromisin de la poltica, vital en Walsh, y en el

    contexto del campo literario argentino de los 60-70. La actuacin colectiva que, bajo la

    forma de un nosotros, impone la militancia, se integra al Walsh escritor desde el final de la

    1 En esta lnea, seala Susana Zanetti (2006: 65) que Los diarios siempre encierran cierta

    conviccin de singularidad del sujeto que escribe, de individualidad original que sortea el

    anonimato.

  • Victoria Garca

    KAMCHATKA N2 DICIEMBRE 2013 142 ISSN2340-1869 PGS. 139-164

    dcada de 1960, con las angustias queello suscita al contrastar con la original individual

    irreductible del autor: Me fui lleno de congoja, pensando [] que estamos derrotados.

    Pero yo hace poco que ando con ellos, y es la primera vez que escribo espontneamen