revista 129

Click here to load reader

Post on 10-Mar-2016

245 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

NUEVOS ASOCIADOS EDICIÓN DE Cámara guatEmaltECa DE la ConstruCCión JULIO

TRANSCRIPT

  • 129EDICINJULIONUEVOS ASOCIADOS

    DE Cmara guatEmaltECaDE la ConstruCCin

  • Pag. 4

    Sumario/Editorial

    Comisin de Publicaciones -CgC-: Coordinador: Arq. Rodolfo Gndara Spillari; Directores: Ing. lvaro Mayorga G.; Lic. Jos Luis Agero Urruela; Ing. Jos Gonzlez-Campo; Ing. Alfredo Granai; Ing. MBA Alfredo Mejicano; Ing. Oscar Sequeira Garca; Ing. Carlos Gonzlez; Ing. Carlos Aldana; Ing. Mario Yon; Ing. Alfredo Obiols; gerente general: Lic.Marco Tulio Reyna; gerente de negocios y atencin al asociado: Lic. Amanda de Vega; Ejecutiva de Publicaciones: Lic. Ana Sofa Cataln; redaccin: Periodistas Sergio Paz, Byron Montenegro; Fotografa: Douglas Marroqun; Diseo y Diagramacin: Mercadeo Integral, S.A.; Direccin y Distribucin: Cmara Guatemalteca de la Construccin. La EDICIN 129, corresponde al mes de JULIO 2008. Construccin, es una PUBLICACIN OFICIAL MENSUAL de Cmara Guatemalteca de la Construccin. Esta clasificada como correspondencia de segunda clase, bajo el nmero 2490 en la Admon. de Correos de Guatemala el 24 de Junio de 1981. Los artculos firmados presentan la opinin de sus autores. Para cualquier informacin sobre asuntos editoriales o colaboracin escrita dirigirse a: Revista de Cmara Guatemalteca de la Construccin, Ruta 4, 3-56 Zona 4, Guatemala, C.A. PBX:2387-2727 Fax:2387-2729. Consulte nuestra Revista en Internet: www.construguate.com email: avega@construguate.com.

    Las oportunidades de la crisisEn medio de las malas noticias sobre la situacin econmica mundial, cuyos efectos negativos impactan en Guatemala, hay signos alentadores que nos hacen tener confianza en el avance del pas gracias a los empeosos y dinmicos sectores productivos nacionales, como el de la construccin, que mantienen sus actividades contra viento y marea. Las autoridades monetarias aseguran que, pese a las adversidades, la economa nacional registra un buen comportamiento.

    El panorama macroeconmico es positivo como consecuencia de la diversificacin del destino de las exportaciones, el aprovechamiento del Tratado de Libre Comercio con Estados Unidos, el histrico nivel de las reservas internacionales, la reduccin del saldo de la deuda externa (al bajar de 16 a 11.4% del PIB), un bajo grado de dolarizacin de la economa, un mejoramiento del clima de negocios y de la competitividad, as como de la ampliacin de la estrucutra productiva del pas.

    Un estudio de la Asociacin de Investigacin y Estudios Sociales -ASIES-, con base en una evaluacin econmica y social del pas durante el primer semestre, destaca que el desempeo econmico este ao no ser tan deficiente y se alcanzar un crecimiento de ms del 4% del Producto Interno Bruto -PIB-, mientras que la Asociacin Nacional del Caf anuncia que Guatemala se consolid como el 5to. exportador mundial de caf.

    Guatemala es la mayor economa de Centroamrica y el principal socio comercial del rea. Esta condicin se ha conseguido a travs de muchos aos de buen desempeo de los principales sectores de la produccin del pas, en los que la construccin siempre ha figurado. El papel de liderazgo regional, entonces, es otro factor para aprovechar.

    En tiempos de crisis se impone la creatividad, el trabajo y la decisin de convertir las dificultades en oportunidades. De nada vale lamentarse o esperar que, sin esfuerzos y sacrificios de nuestra parte, lleguen tiempos mejores.

    Como en otras ocasiones -las crisis son recurrentes y prolongadas en nuestros pases latinoamericanos- la construccin, como pilar del desarrollo de Guatemala, no se detiene y hasta acelera su paso para contribuir en los objetivos de crecimiento econmico de la nacin y de bienestar de la poblacin.

    Estamos seguros de la frra voluntad de los Asociados de Cmara Guatemalteca de la Construccin y de sus colaboradores, no ser doblegada por un panorama incierto. Por el contrario, el sector de la construccin se aplicar para aprovechar los retos que implican los tiempos dificiles y aprovechar las oportunidades.

    La industria de la construccin en nuestro pas segn las experiencias de crisis pasadas, seguir adelante llevando progreso y desarrollo para Guatemala, con base en su creatividad, innovacin y alta capacidad de generacin de miles de puestos de trabajo y de efecto multiplicador de la economa.

    CMARA GUATEMALTECA DE LA CONSTRUCCIN

    SEGURIDAD INDUSTRIALy salud ocupacional

    CONSTRUCCIN: PRIVILEGIAR FACTOR HUMANO Y REDUCIR AL MXIMO ACCIDENTES DE TRABAJO

    TEMA CENTRAL

    6/21

    2927

    Pag.31

    EstaDstICas DEl sECtorPRECIOS NACIONALES DE mATERIALES DE LA CONSTRUCCIN

    Pag.34 a 37

    COmPETITIVIDAD, PILAR DEL DESARROLLO13a. rEuNIN MENsual DE asoCIaDos, JulIo 2008

    Pag.58 a 62

    sItuaCIN MuNDIalCRISIS PETROLERAAPARENTA NO TENER fIN

    Pag.46, 47

    PROVIA- COGUMA

    Pags.52, 53

    55

    ARTCULOS TCNICOS- DURMAN- EUROPERFILES

  • Pag. 6

    Tema Central

    SEGURIDAD INDUSTRIALy salud ocupacional

    CONSTRUCCIN: PRIVILEGIAR FACTOR HUMANO Y REDUCIR AL MXIMO ACCIDENTES DE TRABAJO

    Por: Grupo RedactorCGC / revista Construccin

    LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIN, QUE POR LA NATURALEZA DE SU ACTIVIDAD ES UNA DE LAS MS PELIGROSAS, CONCEDE PRIORIDAD A LAS MEDIDAS DE SEGURIDAD PARA SUS COLABORADORES.

    mara Guatemalteca de la Construccin -CGC-, quien en su Cdigo de tica establece el compromiso de cero muertes causadas por accidentes en obras, impulsa de

    manera permanente entre sus Asociados los compromisos y acciones que privilegian el factor humano y social en be-neficio de sus colaboradores y de un mejor desempeo de las empresas del sector.

    El dinamismo de la industria de la construccin, genera de-sarrollo, crecimiento econmico y creacin de empleos en el pas, pero la pujanza no puede ir sin la debida proteccin de sus colaboradores. Por ello, las empresas de construccin progresistas y modernas fomentan y ejecutan polticas de prevencin en seguridad y salud, y muestran su determi-nacin a lograr los mayores avances en la reduccin del nmero de accidentes y enfermedades en el trabajo.

    Segn los expertos en seguridad industrial y salud ocupa-cional, los esfuerzos por mejorar en estos dos rubros, al fi-nal causa un impacto positivo en las condiciones de trabajo,

    EL PUJANTE SECTOR DE LA CONSTRUCCIN,

    fUNDAMENTAL EN EL DESARROLLO DE GUA-

    TEMALA, ASUME EL COMPROMISO DE PAR-

    TICIPAR EN LA TENDEN-CIA IMPERANTE POR

    UNA CULTURA MUNDIAL SOBRE SEGURIDAD Y

    SALUD EN EL TRABAJO.

    C

  • Pag. 7

    *Puede consultar el Cdigo de tica de la construccin de CGC en:

    www.construetica.com

    la productividad, la economa y el de-sarrollo social. Adems, la tendencia mundial en el sector de la construccin apunta a propiciar un ambiente de tra-bajo seguro y saludable.

    Precisamente, como ejemplo de la im-portancia del tema en los tiempos de la globalizacin econmica y comer-cial que domina en el mundo, el mes pasado se efectu en Sel, Corea, el XVIII Congreso Mundial sobre Seguri-dad y Salud en el Trabajo, una cumbre de alto nivel que reuni a lderes de gobiernos, ministros, directores ejecu-tivos de las principales empresas mul-tinacionales, representantes de em-pleadores y trabajadores, y expertos en seguridad industrial, social y salud ocupacional.

    La reunin mundial al final de sus se-siones emiti la Declaracin de Sel sobre Seguridad y Salud en el Trabajo, suscrita por representantes de ms de 50 gobiernos y la cual pugna por traba-jos que conceden prioridad a la salud y seguridad, en especial en ramas de la industria de por si riesgosas, como la construccin.

    la ConstruCCin, una DE las aCtiviDaDEs ms PEligrosas Para trabajaDorEs

    De acuerdo con estimaciones de la Organizacin Internacional del Trabajo -OIT-, cada ao mueren a nivel mun-dial ms de 2 millones de trabajadores por accidentes y enfermedades direc-tamente relacionadas con el trabajo. La cifra va en aumento, pese a los im-portantes esfuerzos que realizan tanto autoridades como los responsables de las industrias.

    Los programas de la OIT conceden atencin a los trabajadores de sectores especialmente peligrosos, en donde los riesgos para la vida y la seguridad son manifiestamente altos, como es el caso -en ese orden- de la agricultu-ra, la minera y la construccin.

    El organismo internacional, que man-tiene con los pases 185 convenios, de los que ms de 70 tratan sobre temas de seguridad y salud en el trabajo, reiter que la proteccin, la salud de los trabajadores y la prevencin de las enfermedades y accidentes de trabajo

    siguen siendo requisitos fundamenta-les en esta etapa de la globalizacin de la economa.

    rEto: un trabajo Con riEsgo PEro Con CEro muErtEs y rEDuCCin al mximo DE PErCanCEs

    El Cdigo de tica del sector de la construccin*, en su captulo sobre Respeto, indica que respetar la ley es valorar la normas establecidas por la sociedad y aceptar las reglas que nos imponen para el beneficio de todos, y puntualiza como comportamientos deseados en las empresas del sector: tener condiciones ptimas de trabajo, higiene, seguridad y prevencin de riesgos laborales en la empresa y sus actividades relacionadas, as como tratar a los colaboradores de la misma forma que me gustara ser tratado.

    Establece adems en su captulo so-bre Responsabilidad que Las res-ponsabilidades se llevan a cabo con integridad y con sentido del propsito y resalta la Meta de las empresas del sector de trabajar con cero muertes causadas por accidentes en obras de construccin.

    Este objetivo, humanitario y ejemplo del buen manejo de una entidad, es avalado por la OIT, la cual afirma que nunca ha aceptado la creencia de que las lesiones y las enfermedades van con el trabajo.

    La organizacin especializada cita que durante el siglo pasado, los pases in-dustrializados asistieron a una dram-tica reduccin de las lesiones graves, debido a las ventajas reales que repre-senta