reichenbach y los tiempos verbales del español - core ?· dos los tiempos verbales se obtiene del...

Download Reichenbach y los tiempos verbales del español - CORE ?· dos los tiempos verbales se obtiene del modo…

Post on 28-Oct-2018

212 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Reichenbach y los tiempos verbales del espaol

    ngeles CARRASCO GUTIRREZ

    El propsito de este artculo es doble. Por un lado, me propongo revisarel sistema temporal de Hans Reichenbach. Por otro, mostrar el paradig-ma de los tiempos verbales que resulta de su aplicacin al espaol. En miopinin, el inters dc la propuesta de Reichenbach radica principalmenteen su carcter restrictivo, es decir, en el hecho de que proporciona un mo-do de limitar el nmero de tiempos que pueden darse en las lenguas natu-rales; asimismo, deja abierta la posibilidad de establecer un paralelismo es-tricto entre informacin morfolgica y significado de los tiempos que puedeser tomado como punto de partida para su representacin sintctica.

    El contenido del artculo se dispondr como sigue. En 1 presentar elinventario de tiempos verbales de Reichenbach. En 2 se introducirn al-gunas modificaciones con el fin de preservar los aspectos ms interesantesde su propuesta y subsanar al mismo tiempo las criticas deque ha sido ob-jeto; me ocupar fundamentalmente de determinar el nmero de primiti-vos tericos que se precisan para representar el significado de los tiempos.

    1. EL SISTEMA TEMPORAL DE REICHENBAC}-I

    Segn el anlisis ya clsico de Hans Reichenbach, el significado de to-dos los tiempos verbales se obtiene del modo en que se combinan tres en-tidades tericas, a saber, el punto del habla (Fi), que designa el momentode la enunciacin, el punto del evento (E). que refiere al punto de la lnea

    lan s Re chenbach: Fleme,, rs raJ Synu/araiir: Fra gie (Nueva York: Macmillan, t 947)

    1 Ir ~I2kDA.

  • A geles Cararca (jmt/irh-rez

    temporal en el que se localiza el acontecimiento- denotado por el predica-do verbal, y el punto de referencia (R), que se corresponde con un inter-val() de tiempo relevante con respecto al cual el hablante sita en la lneatemporal e punto del evento.

    El inventario de tiempos verbales propuesto por Reichenbach ese! si-guiente (la coma indica relacin de simultaneidad entre puntos tempora-les. el guin relacin de sucesin):

    CUADRO 1

    Estructura Nuevo nombre Nombre tradicional Forma verbal

    F-R-H Pasado anterior Pretrita pluscuamperfecto haba trabajada

    E,R-l 1 Pasado simple Pretrito perfecto simple trabajPretrito imperfecto trabajaba

    R-F-l-lIZ-H.E

    Pasada posterior Condicional trabajara

    R-H-EF-H.R Presente anterior Premrito perfecta compuesto he trabajado

    H,R,F Presente simple Presente trabajaII. R-E Presente posterior Futuro 1 rabajar (ahora)lI-E-RH-R

    Futuro anterior Futuro perfecto babr trabajada

    li-H-RFI-R,E Futuro simple Futuro trabajar

  • Reichenhaci y iras rieum jaras veriaales riel esparal 71

    hecho, se da el caso de que corresponden a un mismo tiempo verbal es-tructuras temporales (a partir de ahora ETs) que son distintas porque elpunto del evento y el punto del habla mantienen entre s relaciones tem-porales diferentes (vanse las ETs que se asignan al condicional y al futu-ro perfecto).

    Uno de los principales atractivos del sistema temporal presentado enel cuadro nmero 1 es su carcter restrictivo, es decir, el hecho de que elnmero de tiempos verbales est limitado por las combinaciones posiblesentre tres puntos temporales. En opinin de l-lornstein5. es este carcter loque convierte el anlisis de los tiempos de Reichenbach en superior a losofrecidos por la semntica generativa y por la lgica temporal. Hornsteinse refiere, en concreto, al hecho deque tanto para la lgica temporal comopara la semntica generativa los tiempos compuestos se obtienen median-te un procedimiento de subordinacin, ya sea de operadores, ya sea de pre-dicados, como se indica en las representaciones que se hacen en (2) y (3)de las oraciones de (1) (1 es el smbolo del operador de tiempo pasado: Ees el smbolo del operador de tiempo futuro):

    (1) a. Juan haba llegado.b. Juan habr llegado.

    (2) a. P(P(a))b. l-}P(a))

    (3) a. O b. O

    O Pasado O Futuro

    O Pasado O Pasado

    a a

    Dado que en ninguno de los sistemas hay un limite definido para la re-cursin, lo que se espera es que el nmero de tiempos verbales que puedendarse en las lenguas naturales sea infinito. Por el contrario, un sistema co-mo el de Reichenbaeh predice que haya tantos tiempos verbales como es-tructuras resulten de la combinacin de los tres puntos del habla, del even-to y de referencia.

    rl,e rl -1< mr o st ci n: A a irme Caer B t. Temr,se mmd 11cm ivmi5

  • 72 ugehs Ecarrascra Gmtierrez

    Los tiempos verbales que pueden darse en las lenguas naturales, segnel cuadro nmero 1, son nueve. En el cuadro vemos tambin que la co-rrespondencia entre tiempos y formas verbales no es unvoca. Por un lado,a las formas verbales trabaj y trabajaba se les asigna la misma ET. Por otro,se toma en consideracin un tiempo como el futuro posterior, que en len-guas como el espaol no puede ponerse en relacin con ninguna forma ver-bal. El propio Reichenbach da una explicacin para uno y otro hecho. Nose proponen ETs distintas para tiempos como el pretrito perfecto simpley el pretrito imperfecto del espaol porque la diferencia entre ambos noest en la indicacin de tiempo que realizan. Tanto el pretrito perfectosimple como el pretrito imperfecto significan que el acontecimiento de-notado por el predicado verbal se sita en un punto dc la lnea temporalque coincide con un punto de referencia anterior al momento del habla. Loque distingue a un tiempo del otro es el carcter de tiempo extendido delpretrito imperfecto. Esto es. el pretrito imperfecto expresa la duracindel evento. Por otra parte, las ETs del cuadro nmero 1 traducen las posi-bilidades de la razn, no pretenden pertenecer a lengua alguna7. En con-secuenema. si Reichenbach postula una ET para el significado de posterio-rdad en el futuro es porque prev que haya lenguas en las que est cubiertoel hueco que existe en el paradigma de las formas verbales dci espaol.

    Ms difcil de justificar me parece, no obstante, la ausencia en el in-ventano de tiempos verbales del cuadro nmero 1 de un tiempo como elcondicional perfecto. Se ha sealado en varios lugares que una forma ver-bal como habra trabajad o precisa para su interpretacin de un segundo

    Un concreto, Rcicbenbaclm ) del mimdo siguiente

  • ReichenbccI, y ir,s tiempra.s verbales del e.sparal 73

    punto de referencia. En trminos de la teora de Reichenbach, su signifi-cado es el de que el evento denotado por el predicado se sita en un pun-t() de la lnea temporal anterior a otro punto (R en (4b)) que, a su vez, esposterior a un punto de referencia que precede aH. Por poner un ejemplo,la representacin que correspondera a la oracin subordinada de (4a) esla de (4b). Ntese que no se sitan en la lnea temporal ni E ni R. Puestoque la relacin entre puntos temporales se establece dedos en dos, slo po-demnos saber que R sigue a R pero no qu lugar ocupa en la lnea tempo-ral respecto de H; y lo mismo ocurre con E (el punto temporal que se sitaa la izquierda del smbolo

  • 74 ngeles Carrascra Gmitirez

    el nmero de tiempos verbales a que daran lugar. No obstante, ms pro-blemtico para la teora de Reichenbach que el hecho de que muchos deestos tiempos no tuvieran una correspondencia real con formas verbales esque, una vez introducido un segundo punto de referencia, no parece haberninguna razn para no seguir aadiendo nuevos puntos de referencia. Porlo tanto, la propuesta que estamos revisando perdera su carcter restricti-yo

    En el siguiente apartado introducir algunas modificaciones en el sis-tema temporal que acabo de presentar. Por una parte, se volver a plante-arel problema de determinar el nmero de puntos de referencia que con-viene diferenciar. Por otra. propondr un modo de introducir el condicionalperfecto sin complicar en exceso el paradigma de los tiempos verbales.

    2. EL PUNIO DE REFERENCIA

    Reichenbach toma de Jespersen4 la idea de que los tiempos pretritopluscuamperfecto y futuro perfecto precisan para su interpretacin de unaentidad terica distinta de las representadas por el punto del habla y delevento. Su innovacin consiste, sin embargo, en haber introducido lo quel denomina punto de referencia en las ETs de todos los tiempos.

    (Somo se dijo en 1, una de las criticas que se dirige en la bibliografasobre el tema contra el sistema propuesto por Reichenbach es la deque pa-ra obtener el significado del condicional perfecto no basta con combinarlos tres primitivos tericos H, E y R sino que parece necesario introducirun segundo punto de referencia. Pero con respecto a esta entidad tericase ha dicho4, adems, que la presenca mncluso de un nico punto de refe-rencia en la ET de algunos tiempos no hace ninguna aportacin a su signi-ficado. En concreto, se ha propuesto eliminar el punto de referencia de las

    5. Vi k nc r. p. 95 da una razn par la que debemia 1 imita rse a das el numero de pun os dereferencia. Segn este autor, das son los puntos de referencia que ha de haber en tad a Elparcue dos es tambin el n mn e ma mxima de adverbios temporales no correfe rentes quepuede haber en un a oracin. Los ej emp os que da son los siguientes:

    (i) Yesterrlav she waul d ha nd in her essay traciay.(u ) Amaw she will do it mr,nr,rrraw.

    Otto J esperse n: Time Pilrasrhvaf (irarnnmar (Londres: George Alen y ti nwin LID,1924). pp. 262-263.

    Vaose, entre al ros, Russe II LI tan: ibe Nal lime of Fut lime Te nses, en J. H. tireenberg(cd.>. Lnmiverscffs af Human Lan guoge (Stand ford: Stand ford U o ve rsi ty Pmess, 1978), III. pp.85-M6~ It (Vanirie. Qn 1{eichenbachs .... p. 22 y Ten>e. >~ 124; Pier Marco Bertinelto: la-t rinsi c a nd Lxi rin sic~lcm poma 1 Re fe rence: Qn Restrieti ng tbe Nal ion of ~RefemenceLi me,en Vincenzmm 1 a (Sascio y (o Ve 1 (cd s. ) , Temr,ral itriacr, re tu Se tence an ci 1) iseomm se (liard mccl,t lo mis, 1 986). pp . 42 y 54; K amen Zagua a: Verla