la masonería revelada - · pdf filela masonería revelada manual del...

of 136 /136

Author: tranthu

Post on 01-Feb-2018

215 views

Category:

Documents


1 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • LA MASONERA REVELADA

    MANUAL

    DEL COMPAERO

    ESTUDIO INTERPRETATIVO DE LOS SMBOLOS Y ALEGORIAS DEL SEGUNDO GRADO MASNICO

    POR

    ALDO LAVAGNINI

    (MAGISTER)

  • PREFACIO A LA SEGUNDA EDICIN El xito de la primera edicin espaola de estos Manuales nos asegura que tambin sta y las siguientes, dondequiera que se publiquen, sabrn encontrar su camino en el corazn de todos aquellos masones quienes verdaderos Compaeros en este Sendero Ideal- como nosotros reconocen la vital necesidad de poner en primer lugar una ms clara y plena comprensin de lo que realmente es, en principio, nuestra Institucin, y una ms perfecta realizacin de sus finalidades educativas e iluminativas. Sin hacer obra enteramente nueva, y tampoco sin pretender agotar las infinitas posibilidades del argumento, presentamos en esta serie de obritas en la forma ms sencilla e impersonal, el resultado de nuestros estudios, as como de nuestras propias reflexiones e inspiraciones, esforzndonos sobre todo en hacer que los smbolos hablen por s mismos individualmente a quienes nos leen, para revelarles ese Mensaje Especial, distinto de todos los dems, que guardan para cada masn. El Mundo de hoy est enfermo por falta de Ideales verdaderamente comprendidos y vvidos. Necesita superar esa falsa creencia de que sus problemas, y por ende la solucin de los mismos, sean materiales, dado que en realidad todos son fundamentalmente morales y espirituales. La superabundancia de la produccin material y las siempre mayores posibilidades de la misma que se revelan continuamente con nuevos inventos y descubrimientos, y una tcnica siempre ms perfecta, y la comparativa escasez, verdadero dficit, por lo que se refiere a las esperanzas y confianzas que en los mismos con seguridad pueden reponerse, de Valores Ideales, entendidos y practicados, es lo que nos ha trado la bancarrota y la crisis en cuyo medio todava estamos. En el esfuerzo constante de buscar "los medios para vivir" el mundo se olvida de lo que es ms esencialmente importante para la Vida misma: saber "quines somos" y por qu hemos venido a la tierra, y cules son las reales finalidades de nuestra existencia. Hay que saberlo pero con esa profunda conviccin del alma, con esa iluminada comprensin que debe ahora substituir a la "ciega fe" de antao, (muerta y sepultada con la ignorancia y el fanatismo que la hacen inaceptable), de manera que sobre la misma pueda basarse una renovada actitud positiva frente a la vida que nos rodea y nuestra propia responsabilidad en la misma. Necesitamos hacer, por medio de la comprensin de lo que somos, un ms claro y activo reconocimiento de nuestros deberes -pues el discernimiento de los deberes siempre est medido por la claridad y profundidad del conocimiento individual- y ocupar el lugar que nos pertenece en la afirmacin de esos Altos Ideales que interiormente hemos reconocido. La Estrella Flameante de nuestro Ser Superior -de nuestro Genio Individual y de nuestro ser ms verdadero- est delante de nosotros precedindonos y guindonos en nuestra senda y esclareciendo las dudas que puedan surgirnos; no nos queda ms que "ponernos a la obra" como lo enseaba Pitgoras, "despus de haber rogado a los dioses para que la lleven a cumplimiento", empleando sabiamente todos los "instrumentos" que nos han sido entregados para el uso siempre mejor que de los mismos hagamos, en la labor constructiva que la vida nos haya asignado.

  • Esto es lo que sobre todo queremos decir a los que nos leen, frente a las incertidumbres de la poca actual: buscar en nosotros mismos la razn verdadera de la existencia y cmo renovarnos interiormente, pues segn sabemos hacerlo, y llegar a una nueva actitud en la vida, no solamente somos ms eficientes y contribuimos en forma ms satisfactoria al progreso del mundo, sino que tambin hacemos que el mundo sea renovado espiritualmente y sea superada la crisis actual, y llegue ms pronto a un estado de mayor equilibrio y armona. El Mensaje Especial del Compaero Masn para el mundo actual ha de ser el de una mejor comprendida y practicada cooperacin voluntaria. El mundo precisamente sufre, est dividido y lucha en contra de s mismo y de su propio bienestar, por la falta de comprensin y realizacin universal de ese principio que es la Cooperacin Voluntaria, en el que se halla la solucin de sus mayores problemas y dificultades. Demasiado ha sido alimentado e imbuido por esas doctrinas ilusorias y destructivas de la "lucha por la existencia" y de la necesaria "supremaca del ms fuerte" -bases de las diferentes ideologas polticas hoy en conflicto las unas con las otras- y necesita conocer profundamente la Divina Verdad de que las bases eternas de la vida y del mundo, segn nos lo ensean igualmente el estudio de los astros y el de los tomos, son, en vez, el Amor, la Buena Voluntad o Voluntad del Bien, y la Cooperacin. Por no haber aprendido la verdadera leccin del compaerismo, habindola disfrazado como solidaridad en la resistencia positiva y negativa -o sea en la no cooperacin- de manera de poder constantemente exhibir nuevos derechos y eximirse de los deberes; por no haber sabido cooperar voluntariamente para el Bien en s, y el triunfo de la Luz y de la Armona en el mundo, muchos pueblos se han condenado y se estn condenando a esa cooperacin impuesta que se basa sobre la supresin de la voluntad individual y es, por consiguiente, una forma de servidumbre, abdicando voluntaria o forzosamente a sus ms altos ideales y ms bellas esperanzas.

    Es, pues, una Ley de la Vida, que quien no sirve voluntaria y espontneamente la Causa de la Luz, de la Verdad, del Amor y de la Libertad, deber aceptar forzosamente, en una forma o en otra, el yugo que las circunstancias no dejarn de imponerle, de manera que sirva al error y a la ilusin, al fanatismo y a la ambicin de sus lderes; el que no acepta la disciplina de una autoeducacin voluntaria e iluminada, deber sufrir la coercin de otra disciplina que le ser impuesta de afuera. Dado que la libertad no es el derecho de "hacer lo que a uno le d la gana", sino un privilegio que precisa reconocer y emplear constructivamente, para poderlo conservar, por medio de un claro discernimiento de los deberes. Ninguna otra libertad real puede existir en un Universo perfectamente ordenado, en donde siempre hay lugar para cualquiera nueva actividad constructiva, pero en donde cada mnima parte es responsable de la armona del conjunto. El progreso es Ley Absoluta y necesidad inevitable para el mundo en su totalidad y para cada uno de los seres y tomos que concurren a formarlo: a esa Ley debemos sujetarnos espontnea e iluminadamente, cooperando con la misma con nuestra mayor buena voluntad, dado que en ese caso seremos conducidos adelante por la misma, hacia lo que es mejor para nosotros, en lugar de ser sumergidos y arrastrados por las corrientes negativas de la vida.

  • Cualesquiera sean, por lo tanto, las contrarias apariencias, el mundo marcha indudable y seguramente hacia una Era Mejor -hacia una Nueva Civilizacin basada en la universal cooperacin voluntaria de todos sus componentes: individuos, clases, so-ciedades, pueblos y naciones. Es privilegio actual de quienes lo reconozcan ya sea como individuos o grupos, aceptar ese Ideal, ese Plan del G.. A.. para la Humanidad, y marchar desde ahora, directa y resueltamente, hacia su realizacin inevitable; los otros tendrn que ir ms despacio, por caminos torcidos y distintos, hacia la misma finalidad. Cuanto ms pronto y directamente lleguemos, sin embargo, evitaremos los sufrimientos y las incertidumbres del camino ms largo y ms torcido.

    Los masones, adonde existen -los masones en Espritu y Verdad- no pueden vacilar en elegir su camino y su lugar en el momento actual: la Estrella Flameante encontrada en sus viajes de compaeros, como reflejo individual de la Verdadera Luz que brilla eternamente en el Delta, al Or.., no puede indicarles otro camino ni otra labor, que la de cooperar activamente "al Progreso del Mundo y al triunfo de la Verdad", esforzndose en comprenderla como mvil inspirador de trabajo, y ayudando a los dems para que lleguen segn sus posibilidades, a esa misma comprensin.

    El Templo de la Verdad debe levantarse aqu mismo, sobre las ruinas humeantes de los errores que, a la larga, se van destruyendo a si mismos ...

  • PREFACIO A LA TERCERA EDICION

    Poco nos queda que aadir a las anteriores palabras, escritas antes de que la segunda Guerra. Europea ensangrentara el mundo, extendindose tambin a nuestro hemisferio, pero cuando ya, sin embargo, su sombra amenazadora haba aparecido en el Oriente. . .

    Muchas veces, como en el caso presente, la gran leccin de la Cooperacin, que

    hace posible la realizacin de toda Idea o Ideal, no puede aprenderse sino como resultado de una lucha ms o menos encarnizada entre las dos partes, ya que precisa mente ambas necesitan aprender esa leccin, como condicin indispensable de su convivencia sobre la tierra.

    Los hombres luchan y se combaten, tratan recprocamente de destruirse o

    sujetarse mutuamente... para finalmente comprender que la Ley de la Vida es la Cooperacin, y que nicamente en la medida en que se entienda y realice, pueden haber en la existencia, tanto individual como colectiva, Belleza y Armona.

    Esa misma leccin de la Cooperacin es tambin, como se ha dicho, el tema fundamental del grado de Compaero. Y tal vez se debe al hecho de que sea an tan poco comprendida y practicada la Cooperacin Voluntaria, que tan poco y raramente se trabaja en la Cmara de este grado, a pesar de la profunda hermosura de sus smbolos rituales.

    Para que la Masonera se haga ms efectiva y su labor en el mundo ms eficiente

    necesita, y necesitamos los masones, ser "ms compaeros" para con toda la humanidad en su conjunto, y vital el significado de esa palabra. "Ms compaeros" dentro de la Orden, trabajando en conjunto par