la anunciación en la obra de el greco

Download La Anunciación en La Obra de El Greco

Post on 20-Feb-2016

2 views

Category:

Documents

1 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

Estudio iconografico

TRANSCRIPT

  • EL TEMA DE LA ANUNCIACIN EN LA OBRA DEL GRECO. ESTUDIO ICONOGRFICO (1994)

  • Introduccin.

    El tema de la Anunciacin, uno de los ms populares en el siglo XVI, es tambin uno de los

    ms abundantes en la obra del Greco. Al menos nueve ejemplares pueden considerarse, con

    relativa seguridad, de su mano, a los que cabe aadir siete u ocho piezas de su escuela as

    como numerosas copias e imitaciones antiguas o modernas, prueba de la popularidad de la

    que goz el tema entre sus clientes y seguidores.1

    Las Anunciaciones estn presentes en todas las etapas de su pintura, desde sus primeras

    obras italianas hasta su ltimo trabajo inacabado, el retablo del Hospital de Tavera, que su hijo

    hubo de completar. Esta circunstancia permite estudiar, paralelamente a la evolucin de su

    estilo, los cambios en la iconografa, la persistencia de determinados motivos y el abandono o

    recuperacin de otros intentando desentraar su filiacin y significado as como las razones de

    tales cambios. Tal labor aadira a su inters iconogrfico la luz que podra arrojar sobre otros

    aspectos de la obra del cretense; su formacin veneciana, su bizantinismo, la relacin con los

    msticos o la asimilacin de los postulados contrarreformistas.

    I- Las Anunciaciones italianas.

    En sus primeros cuadros2 la iconografa es de raz claramente veneciana aunque el tipo que

    utiliza sea demasiado corriente como para buscar una filiacin directa en una obra concreta. La

    ambientacin de interior o terraza, alusiva a la casa de Mara en la que segn la tradicin tuvo

    lugar la Salutacin Anglica,3 es habitual en Italia desde el s. XIV y en Venecia, prcticamente

    regla general. Lo mismo sucede con la postura de la Virgen, leyendo arrodillada ante un atril, la

    colocacin del ngel sobre una nube, o los coros anglicos que presencian la escena. Rasgos

    similares aparecen en las Anunciaciones de Tiziano (Cf. la de San Rocco de Venecia), Tintoretto

    (San Marciale de Venecia) o Verons (Museo de Cleveland), por citar slo obras de primera

    lnea.

    1 A los originales del Greco aludidos habra que aadir otros perdidos ya que algunas de las diez

    Anunciaciones mencionadas en los Inventarios de su casa no parecen corresponderse con las conservadas en la actualidad (WETHEY (1967),II, p.47)

    2 Las tres Anunciaciones italianas (M. del Prado, Col. Muoz y Museo Thyssen, realizadas en la dcada de los 70, siguen un esquema similar. El mismo esquema aparece en la Anunciacin del Polptico de Mdena (cat. 1) atribuida al Greco por Palluchini en 1937 aunque esta atribucin ha sido puesta en duda por Wethey y Arslam. (vid. WETHEY (1967), pp. 47-49)

    3 El pasaje evanglico (Lucas 1, 26-38) es parco en los detalles (tan slo se refiere a Nazaret, sin mayores precisiones), pero la imaginacin de los apcrifos supli pronto las carencias del relato cannico situando la escena en la casa de Jos y Mara (Protoevangelio de Santiago, XI, 1)

  • Asimila el Greco un modelo iconogrfico difundido por los propagandistas de la

    Contrarreforma en el que la principal preocupacin es destacar el carcter sobrenatural del

    acontecimiento, elevndolo desde el plano de la realidad cotidiana a la esfera de lo celestial.4

    La frmula, introducida por Corregio (Anunciacin de la Pinacoteca de Parma, 1525), es

    anterior a los decretos de Trento pero no parece haber sido fruto de la inventiva de los artistas

    sino la expresin plstica de las ideas de los telogos.5 En todo caso, una vez sancionada por

    los decretos tridentinos fue adoptada en toda Europa y permaneci prcticamente invariable a

    lo largo del S. XVII.

    Era necesario eliminar de la Anunciacin todo rasgo de escena de gnero, depurando el

    complicado sistema de smbolos -ese "simbolismo disfrazado" en la feliz definicin de

    Panofsky-6 tan frecuente en los siglos bajomedievales. Las primeras Anunciaciones del Greco

    son un modelo de la solemne simplicidad que el espritu contrarreformista exiga en la

    representacin plstica de uno de los misterios fundamentales de la religin cristiana. En ellas,

    los motivos simblicos han sido reducidos al mnimo; tan slo el libro, alusivo a la profeca de

    Isaas (7, 14), que segn una antigua tradicin lea Mara en el momento de recibir la visita del

    ngel. Y la fuente, un elemento de raigambre bizantina,7 estando ausentes otros, como el

    florero o la canastilla de costura, habituales en las Anunciaciones italianas del XVI, que el Greco

    utilizar en obras posteriores. Este deseo de simplicidad se hace patente en los atributos del

    ngel: En las dos primeras obras italianas carece completamente de ellos limitndose al gesto

    de tomar la palabra -el brazo derecho extendido con el ndice dirigindose hacia la Virgen-8,

    4 No se niega sin embargo, como se har en Bizancio, que la presencia del ngel ante Mara

    sucediese en un plano real y el Greco se encarga de destacarlo por medio de la sombra que Gabriel proyecta en la habitacin.

    5 Vase MLE (1951), p. 240 y REAU (1955-59), II, II, p. 193. 6 PANOFSKY (1992) 7 La fuente aparece en la Anunciacin del Prado y en la de la Coleccin Muoz, en alusin a la

    fuente de la vida del Paraso terrenal -Mara es la nueva Eva que borra el pecado de su antecesora y el AVE de la Anunciacin es el nombre de EVA vuelto al revs-, o al episodio apcrifo de la preanunciacin en la fuente, extremadamente raro en el arte occidental pero frecuente en Bizancio (SCHILLER (1971-72), I, 35) El motivo de la fuente es un indicio de bizantinismo aunque no era completamente desconocido en Italia (Anunciacin de Andrea del Sarto, Florencia, Palacio Pitti, 1512). Sobre el simbolismo de la fuente en la Anunciacin vase CHATELET (1981) p. 371 ss.

    8 Un clis muy comn en el arte occidental derivado de las representaciones de oradores en el arte greco-romano, lo que Barasch denomina The speaking hand (vase BARASCH (1987), p. 15 ss.). Sobre el lenguaje de los gestos en el Greco, aunque no se refiera especialmente al que nos ocupa, vase WITTKOWER (1957).

  • mientras que en la Anunciacin Thyssen, cinco o seis aos posterior a las anteriores, el ngel

    lleva en la izquierda un bastn; atributo de los heraldos heredado de Mercurio.9

    Es de destacar el hecho de que el Greco escoja desde sus primeras obras el modelo, que

    slo abandonar en el retablo de Illescas, de Anunciacin por la derecha, una tipologa poco

    frecuente en la Edad Media, pero en auge desde principios del XVI,10 que pudo aprender en

    Roma (Miguel ngel la utilizaba) ya que es muy poco habitual en la pintura veneciana.

    II- Las primeras Anunciaciones espaolas.

    Cuando hacia 1596 el Greco realiza para el altar mayor del Colegio de D Mara de Aragn

    de Madrid11 la primera de sus Anunciaciones espaolas imprime un giro radical a la

    representacin del tema. Abandona toda referencia a la realidad espacial, desaparecen las

    arquitecturas y los recursos perspectivos y todo sucede en un plano sobrenatural. El Espritu

    acompaado de un impresionante coro anglico inunda la estancia de la Virgen con una

    potencia que hace palidecer a los querubines de sus obras italianas. Es el cielo al completo el

    que se precipita entre las nubes sobre la figura de Mara en una apoteosis de jbilo celestial

    por la Encarnacin del Hijo. Este concepto "barroco" de ruptura de las barreras entre el cielo y

    la tierra, que aparecen enlazados en un todo continuo, gozar de notable xito en el arte de las

    centurias siguientes.12

    9 En el Polptico de Mdena porta un lirio alusivo a la pureza de Mara. Sobre el cetro y el bastn

    como atributos de Gabriel vase REAU (1955-59), II, II, p. 183; y MLE (1952) p. 17. 10 El tipo ha sido estudiado por DENNY (1977) que interpreta su xito en el Quinientos como reflejo

    de un cambio en la concepcin del misterio de la Encarnacin que incrementa la animacin y la intensidad psicolgica en el tratamiento de la figura de Gabriel situndolo en un plano superior y en el lugar de la escena en el que inevitablemente se detiene la mirada del espectador que realiza una lectura izquierda-derecha del cuadro.

    11 Todos los estudiosos de la obra del Greco estn de acuerdo en identificar la pintura central del retablo con la Anunciacin del Museo del Prado cedida en depsito al Museo Balaguer de Vilanova i Geltr (cat 3) aunque se han formulado numerosas hiptesis sobre el resto de los lienzos que componan el mismo (vase COSSIO (1983), pp. 205 ss. WETHEY (1967), pp. 23 ss. y BROWN (1982), pp 156 ss.)

    12 La presencia de las "huestes anglicas" en la Anunciacin se documenta en el arte desde principios del S. XV aunque las representaciones se basan en una tradicin textual muy anterior. Ya en el S. V el apcrifo siraco Historia de la Santa Virgen Mara se refiere a ellas y se conserva un nutrido grupo de himnos de los siglos XIII-XV que abundan en el mismo tema al igual que las Meditationes Vitae Christi -conocidas por el Greco como ha demostrado AZCARATE (1955) a propsito de la iconografa del Expolio- o la Vita Christi de Ludolfo de Sajonia. Sobre el origen del motivo vase MLE (1952), p. 239 ss. y el apndice que incluye DENNY (1977) The Annunciation with Many Angels, pp. 148-160. De las Meditationes se hicieron numerosas ediciones castellanas en el siglo XVI (1512, 1513, 1536, 1564, 1580, 1585), prueba de su popularidad. La ltima completa es la madrilea de Gregorio del Amo de 1893 (Anunciacin cap. IV).

  • El cambio en la concepcin del misterio se acompaa de importantes novedades en la

    iconografa. El