eugenio siragusa

Click here to load reader

Download Eugenio Siragusa

Post on 24-Nov-2015

19 views

Category:

Documents

6 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • SEPTIEMBRE / 2006

  • RIGEL / REVISTA ESOTERICA - 2

    EEn el transcurso de un ao y medio se nos han ido, Luis Jimenez Marguenda,Fernando Jimenez del Oso, Paco Padrn y ahora mismo Eugenio Siragura.Realmente toda una generacin de pioneros dentro de la fenomenologa ovni se

    han marchado dejndonos la nostalgia de su genio, su valenta y de sus enseanzas.

    En este caso ha sido Eugenio Siragusa, el famoso contactado de los 70, quien a sus 87aos de edad, ha podido finalmente reunirse con sus hermanos del Cosmos. Eugeniocreo el Centro Studi Fratellanza Cosmica, siendo este centro un lugar de encuentro demuchos investigadores que se asomaron tmidamente al fenmeno del contactoextraterrestre.

    Se pueden decir muchas cosas de este gran hombre, pero sin duda todos estarn deacuerdo, en que su valenta, propici una apertura mental y de conciencia hacia elfenmeno extraterrestre, como nadie en Europa lo haba logrado. En su da lleg areunir cerca de 50.000 personas en torno a si, pues su fama y sus menajes llegaron atodas las latitudes del mundo.

    Aprendimos mucho de l y con l. Tuvo el mrito de abrir caminos , se sembrarinquietud, de enfrentar las viejas ideas con postulados sorprendentes que formaron ennosotros un nuevo concepto de Dios, de la doctrina, de la Fsica, del espritu y delporqu de la vida misma.

    Fue honesto. Durante toda su vida, no pidi nada a cambio de su enseanza. Nosectariz, no sac partido econmico ni rendimiento alguno a sus mensajes,conferencias e intervenciones. En este sentido fue simplemente ejemplar.

    Gracias, querido Eugenio por tu enseanza, por tu generosa entrega y por tu espritu deservicio hacia todos nosotros. Nos abriste las puertas para poder hoy volar connuestra imaginacin al encuentro de tus hermanos Csmicos. Gracias de todo corazn.

    Se que este pequeo informe se queda muy por debajo de cuanto podramos habercontado de ti, pero se trata de darte un pequeo testimonio pstumo de nuestro carioy reconocimiento.

    Gracias, maestro..Lice Moreno

    EDITORIALEDITORIAL

  • EUGUENIO SIRAGUSA 3

    La noche del 16 de Marzo de 1916 el prnci-pe Youssoupov, verta un poderoso venenoen la copa de Grirgori Rasputn. El monje

    que haba trado en jaque a toda la aristocraciarusa. Amigo personal de los zares, intrigantepersonaje, con don de profeca y con un inmen-so carisma espiritual. Era de una u otra manera,debido a su influencia el verdadero Zar deRusia.

    Los comensales esperaban de un momento aotro que el santn cayera postrado entre lasviandas de la cena, pero lejos de esto, el propioveneno pareca darle an ms nimo y msfuerza. Convencidos de que no morira, el prn-cipe dispar a bocajarro varias veces sobreGrigori, pero los proyectiles mezclados con elvino que haba ingerido dieron an ms fuerza almonje. Desesperado, Youssoupov, termin por

    apualarle entre las sombras de la noche. Ni aspudo terminar con Rasputn. Finalmente optpor tirarle por el puente al ro helado del Neva.El cuerpo del monje loco nunca fue encontrado.Al ao de su desaparicin, tal y como l mismohaba profetizado comenz la Revolucin Rusa. El 25 de Marzo de 1919, en la ciudad deCatania, en la isla de Sicilia encarnaba entre loshombres el mismo monje ruso, pero con otrocuerpo, con otro nombre y con otra misin. Elnio nacido se le puso por nombre Eugenio ytom el apellido de su padre Siragusa. Estenio, adems de ser la reencarnacin deRasputn, habra sido en otras tantas vidas, elConde Cagliostro, Giordano Bruno, el apstolJuan; el discpulo amado de Jess y en el tiem-po de la Atlntida el propio Hermes Trimegistro. Tal era la historia que circulaba entre los miem-bros del Centro studi de la FratellanzaCsmica en relacin a su fundador y maestroEugenio. Se estimaba que el nmero de segui-dores directos e indirectos de dicho centropodra alcanzar la cifra de cincuenta mil perso-nas en todo el mundo. Sin duda EugenioSiracusa y la Fratellanza Csmica fueron unode los fenmenos de contactismo ms importan-tes de la Historia.Eran cerca de la seis de la maana del da 25 deMarzo del ao 1952. Ao de la desintegracindel tomo de hidrgeno. Ao en que las fuerzasextraterrestres haban vuelto locos a los diver-sos gobiernos del mundo entero, con sus apari-ciones. Eugenio se dispona como cada da aacudir a la oficina de arbitrios donde trabajaba.Estaba esperando al autobs, mientras el fro y

  • RIGEL / REVISTA ESOTERICA - 4

    la humedad del mar se le metan entre los hue-sos. Un da ms! Deca para si- Y ademscumpliendo treinta y tres aos. Su mujer y sushijos se haban quedado dormidos mientras l,en la soledad de aquella madrugada, senta unatremenda soledad en la desierta y montonaparada de autobs. Un extrao reflejo atrajo su atencin. Parecavenir del mar. Poco a poco el reflejo se hizo msgrande hasta el punto de salir del agua, pero nocomo una luz, sino como un disco volador plate-ado que con suave zumbido, se puso encima desu cabeza. Eugenio se qued petrificado. Nopoda reaccionar. Luego un rayo de luz sali delOvni y le golpe, compenetrndolo totalmente.Subi al autobs, pero unas terribles nauseashicieron que desistiera de ir a la oficina. Retorna casa con un estado de ansiedad y de desaso-siego tremendo. Se meti en la cama sin que suesposa Sarina y sus hijos pudieran comprenderlo que le haba sucedido. Al da siguiente comenz a sentir una voz en sucabeza. El cerebro pareca ir ms rpido. Milesde conceptos fluan en su interior.Conocimientos superiores a su escasa forma-cin de escuela primaria. De quin era aquellamisteriosa voz que todo lo llenaba, que todo loresponda, que todo lo saba? Sali de casa ycompr lpices y cuadernos de dibujo. En formatotalmente automtica, comenz a dibujar laestructura de la formacin de la tierra desde elperiodo anterior a la aparicin del hombre.Dibuj el mtico continente Mu, la sumergidaAtlntida y las masas continentales evolucionan-do en el tiempo.

    Durante diez aos fue instruido por diversasentidades y diversas voces en Cosmogona,Teologa, Universalismo y conocimientos quesuperaban, no slo su propia comprensin, sinoel conocimiento del ser humano.

    Le fue revelado queel Hombre no vienedel mono, sino deuna serpienteemplumada doradaque viva hacemillones de aosen el fondo marino.Le dijeron asimis-mo, que antes deque los dioses eli-gieran a la serpien-te como el primatesobre el que volca-ran la inteligencia,fue intentado elmismo programa

    sobre el delfn.Pudo saber nuestro personaje que los extrate-rrestres, llamados por las distintas religionescomo dioses o ngeles, haban creado un serandrgeno, luego haban separado los sexos yen una ltima etapa le habran insertado la inte-ligencia. Adoniesis; su maestro invisible le habatambin hablado de nuevas inserciones genti-cas sobre determinados individuos de la raza deesta manera:

    No os ha sido dicho que estis en el mundo yno sois del mundo? Vuestra estructura informa-tiva gentica no es D.N.A., sino G.N.A. genticacsmica poseda por los titanes. Coordinadores de la idea creativa.Observad bien el siguiente grfico y estudiarloseria y profundamente 7.465.006 es el nmerode los destinados a poseer la gentica G.N.A.,es decir, nuestra gentica que no es, ciertamen-te, de este mundo. No os sorprendis y no osaflijis si sois rechazados por los que poseen lagentica D.N.A.La dinmica evolutiva material en fase crecientees la resultante de la dinmica espiritual en fasecreciente ascensional proyectada ms all delos valores primordiales creativos. A.B.C.D. conel desarrollo de la gentica G.N.A. vuestra cons-ciencia viene empujada fuera de la conscienciaC.D. (hombre-animal),asumiendo caractersti-cas sustancialmente diferentes y manifestandocalidades espirituales, materiales y morales encontraste con C.D.Vuestra historia est tejida de flujos y reflujos,no ciertamente comprensibles por la nfima

    EUG

    ENIO

    SIR

    AG

    USA

    GENTICA G. N. A.

  • capacidad de la inteligencia vinculada a los valo-res creativos y organizaciones primordiales y atodos los otros valores polticos, cientficos, reli-giosos y morales surgidos y que son el ajuarevolutivo inicial.

    Para los que han alcanzado el peldao de estanueva actividad gentica, comprender lo queexpongo no es difcil, aun si no creo el momen-to justo para ampliarlo ulteriormente.Sobre este argumento todava hablaremos.Mientras tanto os invito a estudiar seria y profun-damente el grfico que os he expuesto.

    Las voces le haban dicho tambin que el moti-vo de su compenetracin se deba a que sehaba puesto en marcha un programa sobrenuestro planeta llamado Saras, que en el len-guaje solex-mal (idioma que hablaba el hom-bre antes de la Torre de Babel) significa repeti-cin. Es decir, repeticin en los errores. Erroresque partan no tanto del actual periodo de laTierra sino de la Humanidad que habra vividoen un planeta llamado Mallona o Tir, que orbita-ba entre Jpiter y Marte, hace millones de aos,y que sus pobladores habran destruido por suinconsciencia en guerras atmicas. Segn susmaestros, aquellos seres habran reencarnadoen la Tierra con el mismo pecado original; esdecir, con el uso de la energa atmica, capaz dedestruir su morada csmica. Como he citado previamente, el ao 1952 sehacen los primeros ensayos con la escisin deltomo de hidrogeno y miles de naves extrate-rrestres invaden la Tierra, contactando a milita-res y jefes de Estado con el fin de disuadirles endicha carrera armamentstica. En Amrica

    George Adamski se hace portavoz de los her-manos del espacio, al igual que en EuropaEugenio Siracusa sigue el mismo programa deadvertencia sobre los peligros de las explosio-nes atmicas.

    Foto de Adoniesis; el ser que compenetr aEugenio Siracusa y que le instruy a lo largo desu misin en el mundo.

    Nuestra misin en vuestro planeta mira, princi-palmente, vigilar la involucin cientfica nuclearcada vez ms amenazadora para la evolucinnatural del geoide y, por consiguiente, para laestabilidad del sistema solar al que la Tierra per-tenece. Hubisem