en el año de laeucaristía - athletae...

of 32 /32
y el amor a la Eucaristía Eucaristía El ATHLETA CHRISTI En el año de la 1. Vísperas, Oración, Lunes IV Semana. 2. Ideario y Normas Athletae Christi, Capítulo IV Misión Apostólica, Normas, numeral 2. 3. Ibid. Capítulo IV, numeral 3. 4. Ibid. Capítulo IV, Misión Apostólica. S. Maria Cristina García de Lascurain Custodio de la Fraternidad Athletae Christi en Davie, Florida. USA «Quédate con nosotros, Señor Jesús, porque el día ya se acaba; se nuestro compañero de camino, levanta nuestros corazones, reanima nuestra esperanza; así nosotros, junto con nuestros hermanos, podremos reconocerte en las Escrituras y en la fracción del pan.» 1 L a Celebración Eucarística debe ser el centro de la vida espiritual y apostólica del ATHLETA CHRISTI. En la búsqueda sincera de la santidad, la vida del ATHLETA CHRISTI se nutre del Misterio Eucarístico. En la Eucaristía obtenemos las fuerzas necesarias para perseverar y trabajar en la salvación de las almas. En su misión apostólica el ATHLETA CHRISTI se preocupará con gran esmero, en fomentar la devoción a Jesús Sacramentado, «...dando ejemplo en la visita y cuido de los Sagrarios de su región.» 2 . Esta dedicación fervorosa y el amor a Jesús Sacramentado serán «... fuente de luz y santidad personal...» 3 . Encontramos así, que uno de los principales apostolados, encomendados a nuestra fraternidad al inicio del Tercer Milenio, es el de «...animar y llevar las almas a la Eucaristía.» 4 Reconocer a Cristo como centro de nuestras vidas nos lleva a aceptar que sin

Author: buingoc

Post on 14-Oct-2018

215 views

Category:

Documents


0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • y el amor a la Eucarista

    EucaristaEl ATHLETA CHRISTI

    En el ao de la

    1. Vsperas, Oracin, Lunes IV Semana.2. Ideario y Normas Athletae Christi, Captulo IV Misin Apostlica, Normas, numeral 2.3. Ibid. Captulo IV, numeral 3.4. Ibid. Captulo IV, Misin Apostlica.

    S. Maria Cristina Garca de LascurainCustodio de la Fraternidad Athletae Christi

    en Davie, Florida. USA

    Qudate con nosotros, Seor Jess, porque el da ya seacaba; se nuestro compaero de camino, levanta nuestros

    corazones, reanima nuestra esperanza; as nosotros,junto con nuestros hermanos, podremos reconocerte en las

    Escrituras y en la fraccin del pan. 1

    La Celebracin Eucarstica

    debe ser el centro de lavida espiritual y apostlicadel ATHLETA CHRISTI. Enla bsqueda sincera de la

    santidad, la vida del ATHLETA CHRISTIse nutre del Misterio Eucarstico. En laEucarista obtenemos las fuerzasnecesarias para perseverar y trabajar enla salvacin de las almas.

    En su misin apostlica el ATHLETACHRISTI se preocupar con granesmero, en fomentar la devocin aJess Sacramentado, ...dando

    ejemplo en la visita y cuido de los Sagrarios de su regin.2. Esta dedicacinfervorosa y el amor a Jess Sacramentado sern ... fuente de luz y santidadpersonal...3. Encontramos as, que uno de los principales apostolados,encomendados a nuestra fraternidad al inicio del Tercer Milenio, es el de ...animary llevar las almas a la Eucarista. 4

    Reconocer a Cristo como centro de nuestras vidas nos lleva a aceptar que sin

  • 2 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Cristo no podemos hacer nada. No hay oracin que se equipare en belleza yeficacia a la Eucarista.Nuestro querido Santo Padre Juan Pablo II declar el Ao de la Eucarista, deoctubre de 2004 a octubre de 2005. Dos importantes acontecimientos marcarnsu comienzo y su final: el Congreso Eucarstico Internacional, celebrado del10 al 17 de octubre de 2004 en Guadalajara (Mxico), y la Asamblea Ordinariadel Snodo de los Obispos a reunirse en el Vaticano del 2 al 29 de octubre de2005. El tema central La Eucarista: fuente y cumbre de la vida y de la misinde la Iglesia. Este ao tambin se celebrar la Jornada Mundial de la Juventuden Colonia (Alemania), del 16 al 21 de agosto de 2005. El Santo Padre propusocomo tema de este encuentro: La Eucarista para alimentar la fe y el entusiasmode los jvenes.Qu significado tiene para nosotros ATHLETAE CHRISTI este Ao de laEucarista? De acuerdo al Ideario y Normas del ATHLETA CHRISTI, en suCapitulo VI.: Tengan los Athletae Christi dos grandes devociones, dos grandesamores: La Eucarista y la Santsima Virgen. Por esto, atendiendo la invitacindel Santo Padre tomemos conciencia ms viva del Misterio Eucarstico conuna celebracin ms sentida, con una adoracin prolongada y fervorosa, conun mayor compromiso de fraternidad y de servicio a los ms necesitados. LaEucarista es fuente de epifana y de comunin. Es principio y proyecto demisin. 5

    Siguiendo el ejemplo de Mara, mujer eucarstica, la comunidad cristianaha de vivir de este Misterio. Consolidada por el pan de vida eterna, ha deser presencia de luz y de vida, fermento de evangelizacin y de solidaridad.6

    La presencia de Jess en el tabernculo ha de ser como un polo de atraccin

    5. Homila de Su Santidad Juan Pablo II con ocasin del comienzo del Ao de la Eucarista.Altar de la confesin de la Baslica de San Pedro, Domingo 11 de octubre de 2004.

    6. Ibid. Juan Pablo II

  • 3

    para un nmero cada vez mayor de almas enamoradas de l, capaces deestar largo tiempo como escuchando su voz y sintiendo los latidos de sucorazn. Gustad y ved qu bueno es el Seor (Sal 33 [34],9). 7

    Postrmonos largo rato ante Jess presente en la Eucarista, reparando connuestra fe y nuestro amor los descuidos, los olvidos, e incluso los ultrajesque nuestro Salvador padece en tantas partes del mundo. Profundicemosnuestra contemplacin personal y comunitaria en la adoracin, con la ayudade reflexiones y plegarias centradas siempre en la Palabra de Dios y en laexperiencia de tantos msticos antiguos y recientes. 8 Elemento de granayuda en la contemplacin eucarstica resulta el Rosario. El Rosario nos ayudaa la contemplacin eucarstica hecha segn la escuela de Mara y en sucompaa. Juan Pablo II en su Carta apostolica Rosarium Virginis Mariaenos invita a apreciar el Rosario en su sentido profundo, bblico y cristocntrico.

    Es necesario que cada uno de nosotros asimilemos en nuestra meditacionpersonal y comunitaria, los valores contenidos en la Eucarista, las actitudesque inspira,los propositos de vida que nacen en nosotros.

    Es urgente hacerlo sobre todo en nuestra cultura secularizada, que respirael olvido de Dios y cultiva la vana autosuficiencia del hombre. Encarnar elproyecto eucarstico en la vida cotidiana, donde se trabaja y se vive en lafamilia, la escuela, la fbrica y en las diversas condiciones de vida, significa,adems, testimoniar que la realidad humana no se justifica sin referirla al Creador:Sin el Creador la criatura se diluye. Esta referencia trascendente, que nosobliga a un continuo dar gracias justamente a una actitud eucarstica portodo lo que tenemos y somos, no perjudica la legtima autonoma de lasrealidades terrenas, sino que la sita en su autntico fundamento, marcandoal mismo tiempo sus propios lmites. 9

    En este Ao de la Eucarista los ATHLETA CHRISTI debemos dar testimoniode la presencia de Dios en el mundo. No tengamos miedo de hablar deDios, ni de mostrar los signos de la Fe con la frente muy alta. La cultura dela Eucarista promueve una cultura del dilogo, que en ella encuentra fuerzay alimento.10

    Que el Ao de la Eucarista sea para todos una excelente ocasin paratomar conciencia del tesoro incomparable que Cristo ha confiado a su Iglesia.Que sea estmulo para celebrar la Eucarista con mayor vitalidad y fervor, yque ello se traduzca en una vida cristiana transformada por el amor. 11

    7. Mane Nobiscum Domine, Carta apostlica.Vaticano 7 de octubre de 2004.8. Ibid.9. Ibid.10. Ibid.11. Ibid.

    EN EL AO DE LA EUCARISTA.........

  • 4 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    El Santo Padre no nos pide acciones extraordinarias para este Ao de laEucarista. Nos estimula a que nuestras iniciativas se dirijan a una mayorinterioridad. Aunque el fruto de este Ao fuera solamente avivar en todas lascomunidades cristianas la celebracin de la Misa dominical e incrementar laadoracin eucarstica fuera de la Misa, este Ao de Gracia habra conseguidoun resultado significativo. 12

    En la Carta Apostlica Mane Nobiscum Domine, Juan Pablo II, espera queestemos al lado de Jess para rociar corazones con esa ntima experienciade su amistad, la nica que pueda dar sentido y plenitud a vuestra vida. 13

    Al dirigirse a los fieles en general, dice: descubrid nuevamente el don de laEucarista como luz y fuerza para vuestra vida cotidiana en el mundo, en elejercicio de la respectiva profesin y en las ms diversas situaciones.Descubridlo sobre todo para vivir plenamente la belleza y la misin de lafamilia.14

    La Eucarista es misterio de fe y, al mismo tiempo, misterio de luz .15

    La Eucarista es el signo ms tangible del amor de Dios por el hombre, yaque renueva permanentemente su sacrificio por amor a nosotros. ... LaEucarista es el misterio de nuestra unin profunda con Cristo.16

    Que no deje de suscitarse en nosotros el asombro eucarstico, contemplemosel rostro de Jess con Mara y rememos mar adentro.

    Benedicto XVI en su homila ante el Congreso Eucarstico de Bari, Italia, el 29de mayo de 2005: desde un punto de vista espiritual, el mundo en el quevivimos, marcando a menudo por el consumismo desenfrenado, por laindiferencia religiosa y por un secularismo cerrado a la trascendencia, puedeparecer un desierto no menos inhspito necesitamos este pan paraafrontar la fatiga y el cansancio del viaje17

    En la escuela de Mara, Mujer eucarstica, como sola invocarla el amadoPapa Juan Pablo II, acojamos en nosotros mismos la presencia viva de Jess,para llevarlo a todos con amor servicial. Aprendemos a vivir siempre encomunin con Cristo crucificado y resucitado, dejndonos guiar por la Madrecelestial, suya y nuestra. As, nuestra existencia, alimentada por la Palabra ypor el Pan de vida, llegar a ser totalmente eucarstica, y se convertir enaccin de gracias al Padre por Cristo en el Espritu Santo. 18

    12. Ibid.

    13. Ibid.

    14. Ibid.

    15. Ecclesia de Eucharistia, Encclica Juan Pablo II, 17 de abril 2003.

    16. Homila del Santo Padre Juan Pablo II. Domingo 19 de octubre 2003.

    17. Homila de Su Santidad Benedicto XVI, Solemnidad del Corpus Christi. Domingo 29 demayo 2005. Misa de Clausura del Congreso Eucarstico Italiano (Bari).

    18. Benedicto XVI, Angelus. Domingo 29 de mayo 2005.

  • 5

    As recordamos a Santa Mara Goretti preguntndole insistentemente a sumam cundo tomar la comunin? Quiero a Jess. Yo no puedo estar sinJess! La comunin constante acrecienta en ella el amor por la pureza y laanima a tomar la resolucin de conservar esa angelical virtud a toda costa.19

    El amor, dedicacin y esmero de San Miguel Febres-Cordero en la formaciny educacin de los nios, la enseanza es para l lo prioritario, en particularlas clases de religin y la preparacin de los chicos a la Primera ComuninPor 26 aos seguidos preparar tandas y tandas de nios a recibir a Jessen la Eucarista. Esa preparacin la recordarn sus alumnos con gratitud yveneracin. 20

    Un educador que ayud a tantos jvenes y nios a encontrar el sentido de suvida en Jess y a vivir su Fe como don y compromiso. 21

    El ejemplo del Beato Charles de Foucauld que pasa largas horas en adoracina la Eucarista y vive su vocacin oculta y pobre al servicio de los hombres.Se conoce como el contemplativo de la Eucarista. En su testamento espiritualseala su extraordinario amor a la Eucarista. Su amor a Cristo muy Amadohermano y Seor Jess. 22 Impresiona la capilla de Beni-Abbs donde elsuelo es la arena del desierto con una imagen del Sagrado Corazn pintadapor l. La de Tamanrasset con la custodia del Santsimo. El Hno. Carlosarrodillado horas y horas de da y de noche. El hermano universal que ora enla soledad con todos los orantes del mundo y siempre en favor de todos. 23

    La intensa vida espiritual del Beato Pier Giorgo Frassati basada en la oracin,la comunin diaria, la adoracin nocturna y las obras de caridad. 24

    Santa Faustina quien sinti el llamado de Dios a la gracia de la vocacin a lavida consagrada desde muy temprana edad, nos escribe en su diario: A lossiete aos por primera vez o la voz de Dios en mi alma, es decir, la invitacina una vida ms perfecta. Este evento ocurri en Vsperas durante la exposicindel Santsimo Sacramento. Once aos despus relata en su diario: fui a lacatedral de San Estanislao de Kostka. Estaba anocheciendo y haba pocagente en la catedral. Sin hacer caso a lo que pasaba alrededor me postr encruz delante del Santsimo Sacramento, y ped al Seor que se dignarahacerme conocer qu haba de hacer en adelante... 25

    19. http://webcatolicodejavier.org/goretti.html

    20. http://www.lasalle2.org/Spanish/Heritage/miguel.php

    21. http://www.vatican.va/news_services/liturgy/saints/ns_lit_doc _19841021_febres-cordero_sp.html

    22. http://www.carlosdefoucauld.org/Biografia.htm

    23. http://www.carlosdefoucauld.org/Parilla.htm

    24. http://www.archimadrid.es/vocaciones/catequesisi/beato%20pierg.htm

    25. http://www.corazones.org/santos/faustina.htm

    EN EL AO DE LA EUCARISTA.........

  • 6 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Santa Edith Stein (Sor Teresa Benedicta de la Cruz) con su sencillez espiritualnos refiere un acontecimiento que marc su vida. Ocurri en la ciudad deFriburgo, cuando an no se haba convertido al catolicismo. Entramos unosminutos en la catedral. Mientras estbamos all, en respetuoso silencio, entruna seora con un cesto del mercado y se arrodill profundamente en unbanco para hacer una breve oracin. Esto fue para m algo totalmente nuevo.En las sinagogas y en la iglesias protestantes, a las que haba ido, se ibasolamente para los oficios religiosos. Pero all llegaba cualquiera en mediode los trabajos diarios a la iglesia para un dilogo confidencial. Esto no lo hepodido olvidar.26

    Contemplando al Beato Marcel Callo Gran devoto de la Eucarista y de lasdevociones mariana incentiva a sus hermanos a la conversin y a la caridad.27.Como el Seor am a su prjimo hasta el extremo y toda su vida se convirtien la Eucarista. (4 de octubre de 1987, Homila de Juan Pablo II en la Misa debeatificacin de Marcel Callo.)

    El ejemplo de la Beata Madre Teresa de Calcuta Comenzaba cada daentrando en comunin con Jess en la Eucarista y sala de casa, con elrosario en la mano para encontrar y servir a Jess... 28. En las horas msoscuras se aferraba con ms tenacidad a la oracin ante el SantsimoSacramento. 29

    Resaltando la importancia del Ao de la Eucarista se public en la Ciudaddel Vaticano un decreto de la Penitenciaria Apostlica, de fecha 25 de diciembrede 2004, informa que durante la audiencia concedida el 17 de diciembre alcardenal James Francis Stafford y al padre Gianfranco Girotti, O.F.M.. Conv.,respectivamente penitenciario mayor y regente de la Penitenciara Apostlica,el Santo Padre enriqueci con indulgencias algunos actos de culto y devocinal Santsimo Sacramento.

    Se concede indulgencia plenaria segn las condiciones habituales: confesinsacramental, comunin eucarstica y oracin por las intenciones del SumoPontfice, con el alma en gracia.

    Oh Espritu Santo, danos, como a Mara y a Jos, que no podamos vivir sinJess... del Sagrario y all le busquemos y le encontremos

    26. http://www.vozcatolica.org/54/sensibilidad.htm

    27. http://www.maristas.com.ar/champagnat/poli/biologia/santoshoy.htm

    28. http://www.vatican.va/news_services/liturgy/saints ns_lit_doc_20031019_ madre-teresa_sp.html

    29. Misa de Beatificacion de la Madre Teresa de Calcuta. Homila del Santo Padre Juan PabloII, Domingo 19 de octubre de 2003.

  • 7

    La Iglesia del primer milenio naci de la sangre delos mrtires: Sanguis martyrum, semenchristianorum... Al trmino del segundo milenio,la Iglesia ha vuelto a ser Iglesia de mrtires. Laspersecuciones de creyentes sacerdotes, religiosos

    y laicos han supuesto una gran siembra de mrtires en variaspartes del mundo... Es un testimonio que no hay que olvidar. LaIglesia de los primeros siglos, aun encontrando notablesdificultades organizativas, se dedic a fijar en martirologios eltestimonio de los mrtires. Tales martirologios han sidoconstantemente actualizados a travs de los siglos, y en elLibro de los santos y beatos de la Iglesia han entrado no sloaquellos que vertieron la sangre por Cristo, sino tambinmaestros de la fe, misioneros, confesores, obispos, presbteros,vrgenes, cnyuges, viudas, nios. En nuestro siglo han vueltolos mrtires, con frecuencia desconocidos, casi militi ignotide la gran causa de Dios. En la medida de lo posible no debenperderse en la Iglesia sus testimonios 1.

    Cuando termino la correccin de estas pginas de nuestra ltima semblanza,Juan Pablo II publica la Carta apostlica Tertio millennio adveniente, hermosainvitacin para participar activamente en la preparacin del inminente jubileodel nacimiento de Cristo. En este mismo nmero, tambin afirma el Papa:

    El testimonio ofrecido a Cristo hasta el derramamiento de lasangre... es un testimonio que no hay que olvidar... En estosaos se han multiplicado las canonizaciones y beatificaciones.Ellas manifiestan la vitalidad de las Iglesias locales, muchoms numerosas hoy que en los primeros siglos y en el primermilenio. El mayor homenaje que todas las Iglesias tributarn aCristo en el umbral del tercer milenio, ser la demostracin dela omnipotente presencia del redentor mediante frutos de fe,esperanza y caridad en hombres y mujeres de tantas lenguas yrazas, que han seguido a Cristo en las distintas formas de lavocacin cristiana.

    1. N 37 de la Carta Apostlica Tertio millennio adveniente para la preparacin del jubileo delao 2000. LOsservatore Romano, 18 de noviembre 1994 (n1.351 ).

    Los mrtiresdel segundo milenio

    Jorge Lpez T.

  • 8 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Hasta el derramamiento de sangre... en las distintas formas de la vocacincristiana. Nuestro ltimo mrtir es el joven seglar Marcel Callo, beatificado el4 de octubre de 1987, durante la VII Asamblea General Ordinaria del Snodode los Obispos sobre la vocacin y misin de los laicos. El laico se santificabuscando el reino de Dios de una forma propia. Su santificacin la ha debuscar no fuera de las tareas terrenas que se le confan, separndose delmundo para servir a Dios, sino empapando de un profundo sentido religiosolas propias obligaciones, descubriendo en el quehacer cotidiano, la presenciadel Espritu de Dios.

    A los testimonios del Obispo auxiliar de Wloclawek, de los sacerdotesseculares y religiosos, de la carmelita Edith Stein, del joven dicono KarlLeisner, sumamos el del joven francs Marcel Callo, arrancado del afecto desu familia y de su novia; arrancado de su Francia natal y deportado pordiferentes campos de concentracin, hasta que muri asesinado a losveinticuatro aos en Mauthausen, tras haber dado un fecundo ejemplo desantidad.

    EN LA FRANCIA OCUPADA

    Marcel Callo naci en Rennes (Francia) el 6 de diciembre de 1921. Sus padresse llamaban Juan Mara Callo y Felicidad M. Fanne. Lo bautizaron dos dasms tarde. Segundo de nueve hijos, creci en una familia modesta perotrabajadora. El 26 de mayo de 1932 recibi la Primera Comunin, siendoConfirmado el 25 de junio de 1933.

    Fue su familia una autntica Iglesia domstica: educado en la fe, en una slidapiedad y en la dedicacin al trabajo; aprendi a amar y a alabar a Dios,observar sus leyes y mandatos; a amar al prjimo, respetar los derechos dela persona, practicar la solidaridad, dominar su carcter y el ardor de sutemperamento. De agudo ingenio, se mostraba como un estudiante adelantado,sin embargo no pudo proseguir los estudios a causa de las modestascondiciones de su familia.

    En la Navidad de 1933 fue admitido entre los scouts, y al ao siguiente hizola promesa de fidelidad a los ideales del escultismo 2.

    E1 1 de octubre de 1934 comenz a trabajar como aprendiz en la OficinaTipogrfica de Occidente, en la que sigui como empleado hasta que fuedeportado a Alemania en 1943. En 1936 se inscribi en la Juventud Obrera

    1. N 37 de la Carta Apostlica Tertio millennio adveniente para la prepara-cin del jubileodel ao 2000. LOsservatore Romano, 18 de noviembre 1994 (N 1.351 ).

    2. Organizacin mundial que tiene por objeto la formacin moral, fsica, prctica y cvica delos nios y los adolescentes. Su creacin se debe, hacia el ao 1900, al oficial britnicoBaden-Powell.

  • 9

    Cristiana 3 (J.O.c.). En sus numerosas dificultades le sirvi de apoyo y gua elpadre Martinais. Pronto se convirti en un excelente militante y un modelo dedirigente.

    A los 21 aos en 1942 conoci a una joven con la que, tras un compromisoformal, aspiraba a formar una familia autnticamente cristiana. Sin embargo,sus aspiraciones se ven truncadas el 19 de marzo de 19434 cuando es alistado

    3. La Juventud Obrera Cristiana (J.O.e.) fue fundada en 1925 por el padre Jos Cardijn,vicario de una parroquia en los suburbios de Bruselas. En Francia el movimiento naci en1927.

    4. El 14 de junio de 1940 los ejrcitos del Tercer Reich ocuparon Pars. Ante la derrota y eldesconcierto general, el Gobierno capitula el 22 de junio en Compiegne, quedando Franciadividida en dos partes: una atlntica, ocupada por los alemanes y otra mediterrnea, concapital en Vichy, dirigida por el mariscal Ptain. El l0 de julio quedaron constituidas las doszonas. Los alemanes se hicieron con las dos terceras partes de Francia.

    El 18 de junio, cuatro das despus de que los nazis ocuparan la capital francesa, el coronelCharles de Gaulle lanza un mensaje a todos los franceses para no claudicar ante lasimposiciones nazis y continuar la guerra.

    Aunque el gobierno de Vichy procur acercarse a la Iglesia, muchas eran las diferenciasque llevaron a una actitud reticente por parte de la jerarqua y de los catlicos frente a losnuevos gobernantes. Un sector importante de los catlicos se alineara poco tiempo despusen la Resistencia.

    Recomendamos el libro de Jean-Marie LUSTIGER, La eleccin de Dios (Barcelona 1989).El actual Cardenal Arzobispo de Pars, judo converso, evoca en esta biografa espiritualsus aos de infancia y los tremendos recuerdos del perodo de la ocupacin alemana enFrancia; as como la muerte de su madre en Auschwitz; su conversin al catolicismo y sussucesivos destinos como sacerdote hasta llegar al cardenalato.

    LOS MRTIRES DEL SEGUNDO MILENIO..........

    En 1933 ingresa en los scoutsy all es feliz participandoen los grupos y las actividades.Fue sub-jefe de Patrulla.

  • 1 0 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    en el Servicio de Trabajo Obligatorio (STO) y deportado a Alemania. El 24 delmismo mes lleg al campo de Zella-Mehlis5 donde desarroll entre suscompaeros un apostolado clandestino destinado a mitigar, con su ardientepalabra de fe, la infinita amargura de la deportacin e infundirles la resistenciaespiritual.

    EXCESIVAMENTE CATLICO

    Acusado de ser excesivamente catlico fue recluido el 19 de abril de 1944 enla prisin de Gotha, ciudad prxima a la Selva de Turingia. Para el joven Marcelsiguieron cinco meses de indecible sufrimiento fsico y moral, que supo soportarcon cristiano herosmo en un continuo deseo de alcanzar la santidad.

    El 12 de octubre sufre un nuevo traslado al dursimo campo de Flossenburg6,en la alta Baviera, donde padeci muchos ultrajes, soportados hasta el fincon fortaleza y con la tranquilidad de un carcter singular, contento porquecompletaba en su existencia mortal, y en favor del cuerpo de Cristo, que es laIglesia, lo que an falta al total de las tribulaciones cristianas (Cf. Col 1,24).Abierto completamente a la gracia, se dej llevar poco a poco por el Seor,hasta el martirio. Cada una de las pruebas sufridas fortaleci su amor personala Cristo. Desde la prisin escribe a su hermano, que acaba de ser ordenadosacerdote:

    Gracias a Dios, l es un Amigo que no me deja un solo instantey que sabe sostenerme y consolarme. Durante las horas penosasy agobiantes con l se soporta todo. Cmo agradezco a Cristoel que me haya trazado el camino en que me hallo ahora.

    A los pocos das, Marcel, consumido en su cuerpo pero no en su espritu, estrasladado al campo de concentracin de Mauthausen. El 7 de noviembretodava ser enviado al cercano campo de Gssen II7. Era su ltimo destino.

    El campo de concentracin de Mauthausen fue concebido como un grancentro de trabajos forzados, ya que cerca del mismo se encontraban lascanteras de piedra de granito utilizada para hacer calles de ciudades, y muros.

    5. Ciudad alemana de la regin de Turingia (en el SO de Alemania). Habitada desde el 400 porlos turingios y cristianizada por San Bonifacio; se convirti en el Estado de Turingia en1920; siendo eliminado en el Tercer Reich.

    Tras la Segunda Guerra Mundial qued integrada en el bloque socialista. Losnorteamericanos haban ocupado Turingia en 1945, y fue incorporada a la antigua R.D.A.en diciembre de 1946.

    6. El campo de FIossenburg se encontraba a 130 kilmetros al nordeste de Nremberg, en elMacizo de Bohemia. Edificado en 1938, sus primeras vctimas fueron los mismos detenidosque lo cortstruyeron. Cerca de 12.000 deportados de todas las nacionalidades murieron eneste campo de concentracin a lo largo de los aos 1944 y 1945.

    7. Marcel MARTlN, voz Marcello Callo, Bibliotheca Sanctorum (Roma 1987).

  • 1 1

    Funcion como tal entre 1938 y 1945. Primeramente fueron confinados polacosy espaoles republicanos, que construyeron una escalera de 186 peldaos,utilizada como medio de exterminio, al hacerles subir enormes piedrasextradas de las canteras.

    Luego llegaron los prisioneros de guerra soviticos y los deportados de todoslos pases, que pertenecan frecuentemente a la categora de Noche y niebla8.

    Entre las formas ms comunes de exterminio exista el barracn llamadoWascherei Baracke (lavandera), que era en realidad el lugar donde seacababa con los enfermos y ancianos echndoles violentamente agua helada.O la pared de los paracaidistas, a ella hacan subir a las vctimas paraluego obligadas a arrojarse al vaco.

    Por el campo principal y otros 49 dependientes del mismo 9 pasaron 197.000personas, de las cuales 5.000 eran mujeres, de todos los pases europeosinvadidos por los nazis. Murieron unos 110.000 por cansancio, malos tratos,experimentos mdicos, torturas refinadas y sdicas, fusilamientos y cmarasde gas: 44.000 polacos (de los que 7.000 eran judos), 38.000 soviticos,32.000 hngaros (la mayora judos), 17.500 alemanes y 8.203 franceses.

    8. Con estas palabras (en alemn: Nacht und Nebel) los nazis calificaban a ciertos detenidospolticos, destinados a morir rpidamente y sin dejar constancia de su ingreso en lasoficinas de los campos de exterminio.

    9. De estos, destacamos: Gssen, Melk, Ebensee donde se fabricaba, en subterrneos,gasolina sinttica y el castillo de Harteim, reservado para las exterminaciones.

    LOS MRTIRES DEL SEGUNDO MILENIO..........

    Admirable Testigo de la Fe.En los campos de concentracindonde estuvo, fund la AccinCatlica y rezaba diariamente elRosario con los prisioneros,dando Esperanza donde nohaba Esperanza.

  • 1 2 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    En medio de todas estas penalidades; siempre angustiado por la imposibilidadde no poder tener noticias de los suyos desde su deportacin para el Serviciode Trabajo Obligatorio; destrozado completamente por las privaciones a quese vio sometido; el 19 de marzo de 1945, cumplidos los dos aos exactosdesde su detencin, mora Marcel Callo. Faltaban dos meses para que elcampo de concentracin de Mauthausen fuera liberado por losnorteamericanos.

    Su vida fue un signo proftico de la Iglesia del tercer milenio. Desde su juventuddesbordante, fue todo un ejemplo de fe madura, libre de compromisos,consciente de la dignidad humana y cristiana de la persona, de cada uno delos presos con los que se relacion en los diferentes campos de concentracin.

    El Proceso Ordinario tuvo lugar entre el 1 de marzo de 1968 y el 19 de marzode 1969. El 7 de enero de 1982 la Sagrada Congregacin introdujo la causade beatificacin del Siervo de Dios. El 4 de octubre de 1987 fue beatificadopor el Papa Juan Pablo II. El 24 de junio de 1988 el Santo Padre visit elantiguo campo de concentracin de Mauthausen donde pronunci un hermosodiscurso.

    Juan Pablo II recibe las ofrendasen la Misa de Beatificacin.

    Marcel Callo entusiasta lder de laJuventud Obrera Catlica (JOC)

  • 1 3

    CAMPO DE CONCENTRACIN DE MAUTHAUSEN DONDEMURI SANTAMENTE EL BEATO MARCEL CALLO *

    Han pasado msde cuarenta aosdesde aquellapoca, en la quelos campos deconcentracin,entre ellos, el deM a u t h a u s e n ,sembraron unreguero de horrory pnico. Esto

    ocurra en el corazn de Europa. Esto ocurra en la mitad de nuestro siglo, casial final del segundo milenio despus de Cristo. Los sufrimientos de todos loshombres, especialmente los de aquellos que atravesaron en Europa las miseriasde estos campos durante los aos de la terrible guerra mundial, nos interpelan.

    LOS HORRORES HUMANOS DE NUESTRA POCA

    En este lugar, aqu en Mauthausen, hubo hombres que, en nombre de unaideologa demencial pusieron en movimiento todo un sistema de desprecio yde odio a otros hombres. Los sometan a tortura, les quebraban las piernas,maltrataban sus cuerpos y sus almas de la forma ms atroz: Levantaron contram en asedio amargor y tortura. Me hicieron morar en las tinieblas, como losmuertos para siempre (Lam 3,5-6). Lugares que no pueden ser borrados dela historia de nuestro siglo.

    LOS MRTIRES

    Beato Marcelo Callo, mrtir de Mauthausen, Beata Teresa Benedicta de la Cruz,Edith Stein, y San Maximiliano Mara Kolbe, mrtires de Auschwitz, rueguen portodos los torturados y martirizados en estos lugares de muerte! Rueguen portodas las vctimas del poder injusto, de ayer y de hoy!

    Jesucristo, Cordero de Dios, ten misericordia de todos ellos; ten misericordiade todos nosotros!

    *. El Papa Juan Pablo 11 realiz su 38 viaje apostlico a Austria los das 23-27 de junio de1988. Era la segunda visita pastoral que haca para recorrer las nueve dicesis del pas.El 24 de junio visit el antiguo campo de concentracin de Mauthausen donde muri elBeato Marcelo Callo, joven francs beatificado en 1987 durante los trabajos del Snodosobre la vocacin y misin de los laicos en la Iglesia y en el mundo.

    LOS MRTIRES DEL SEGUNDO MILENIO..........

  • 1 4 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Benedicto XVI una vida entregada a Dios

    Una imagen de familia tomada en 1938 en la que se puede ver a Joseph el primeropor la izquierda junto a sus hermanos Georg y Mari. A la derecha, cuando fueasignado a una unidad antiarea durante las segunda Guerra Mundial.

    El cardenal Joseph Ratzinger, Papa Benedicto XVI, naci en Marktl amInn, en la Dicesis de Passau (Alemania), el 16 de abril de 1927. Elpadre, comisario de la gendarmera, provena de una antigua familiade agricultores de la Baja Baviera. Pas la adolescencia en Traunsteiny fue llamado en los ltimos meses del segundo conflicto mundial a los

    servicios auxiliares antareos.

    De 1946 a 1951, ao en que fue ordenado sacerdote 29 de junio iniciaba suactividad de profesor, estudi filosofa y teologa en la universidad de Munich y en laescuela superior de Filosofa y Teologa de Freising. En el ao 1953 se doctora enTeologa con la disertacin Pueblo y casa de Dios en la doctrina de la Iglesia deSan Agustn. Cuatro aos ms tarde obtena la ctedra con su trabajo sobre LaTeologa de la Historia de San Buenaventura.

    Tras conseguir el encargo de Dogmtica y Teologa Fundamental en la escuelasuperior de Filosofa y Teologa de Freising, prosigui la enseanza en Bonn, de1959 a 1969,Mnster de 1963 a 1966 y Tubinga, de 1966 a 1969. En este ltimo aopas a ser catedrtico de Dogmtica e Historia del Dogma en la Universidad deRatisbona y vicepresidente de la misma universidad. En 1962 aport una notablecontribucin en el Concilio Vaticano II como consultor teolgico del Cardenal JosephFrings, Arzobispo de Colonia.

    Entre sus numerosas publicaciones ocupa un lugar particular Introduccin alCristianismo, recopilacin de lecciones universitarias publicadas en 1968 sobre laprofesin de fe apostlica; Dogma y revelacin (1973), Antologa de ensayos,predicaciones y reflexiones, dedicadas a la pastoral. Obtuvo una notable resonanciael discurso pronunciado ante la Academia Catlica Bvara sobre el tema Por qusigo todava en la Iglesia?, en la que afirmaba: Slo es posible ser cristiano en laIglesia y no al lado de la Iglesia. En 1985 publica Informe sobre la fe y en 1996La sal de la tierra.

  • 1 5

    El 24 de marzo de 1977, Pablo VI lo nombra arzobispo de Munich y Freising. Fueel primer sacerdote diocesano que asumi despus de 80 aos el gobierno pastoralde la gran dicesis bvara.Fue creado Cardenal por Pablo VI en el consistorio del 27 de junio de 1977, titular dela Iglesia Suburbicaria de Velletri-Segni (5 abril 1993) y de la Iglesia Suburbicaria deOstia (30 noviembre 2002). Fue relator en la V Asamblea General del Snodo de losObispos (1980), sobre el tema: Los deberes de la familia cristiana en el mundocontemporneo y Presidente delegado de la VI Asamblea sinodal (1983), sobreReconciliacin y penitencia en la misin de la Iglesia.

    El 25 de noviembre de 1981 es designado por Juan Pablo II Prefecto de laCongregacin para la Doctrina de la Fe; Presidente de la Pontificia Comisin Bblicay de la Pontificia Comisin Teolgica Internacional.

    El 6 de noviembre de 1998 fue elegido Vicedecano del Colegio Cardenalicio. El 30de noviembre de 2002 el Santo Padre aprob la eleccin de Decano del ColegioCardenalicio, realizada por los cardenales del orden de los obispos. Fue presidentede la Comisin para la preparacin del Catecismo de la Iglesia Catlica, que trasseis aos de trabajo (1986-1992) pudo presentar al Santo Padre el nuevo Catecismo.

    El 10 de noviembre de 1999 recibi el doctorado Honoris Causa en Derecho porla Universidad italiana LUMSA.

    Desde el 13 de noviembre de 2000 era Acadmico Honorario de la PontificiaAcademia de las Ciencias.

    El 19 de abril de 2005 es elegido el 265 Papa de la Iglesia Catlica.

    En 1997, en su biografa Mi vida. Mis recuerdos (1927-1977), escribi estametfora: Me siento como un borriquillo con una pesada carga. Unas palabrascuando era cardenal y no imaginaba an que se convertira en el sucesor de JuanPablo II.

    BENEDICTO XVI, UNA VIDA ENTREGADA A DIOS.........

  • Jesucristo envi el Espritu Santopara santificar nuestrasalmas y asistir a su Santa Iglesia.

    Creo en el Espritu Santo, Seor y Dador de vida,que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo,

    recibe una misma adoracin y gloria y que habl por los profetas

    El Espritu SantoNota deCatequesis

    Pbro. Rafael Troconis Gonzlez

    1. Es nuestra Fe.....

    3. El Espritu Santo vino.....

    5. El Espritu Santo nos da.....

    9. Son sus frutos.....

    2. El Espiritu Santo es..... Santo es El Espritu Santo, es la TerceraPersona de la Santsima Trinidad, Dios,como el Padre y el Hijo.

    4. El Espritu Santo lleg el da.....

    8. La vida en gracia nos asegura....

    El Espritu Santo est entodas partes; pero demodo especial ennuestras almas en graciay en la Iglesia Catlica.El Espritu Santopermanece en nuestrasalmas mientras estemoslimpios de pecadomortal.

    Jesucristo envi el EsprituSanto a su Iglesia el da dePentecosts, diez dasdespus de su Ascensin alos Cielos

    El Espritu Santo habita en nuestras almas,dndonos la vida sobrenatural y adems nosilumina, fortalece y consuela con sus donesy frutos.

    7. El Espritu Santo fuerza de la Iglesia....

    El Espritu Santo estar en la Iglesia hasta el findel mundo. El Espritu Santo ensea, santifica,gobierna invisiblemente a la Iglesia y la sostieneen sus luchas hasta el fin del mundo

    6. Sus dones son.....

    Los dones del Espritu Santoson siete: Sabidura,Entendimiento, Consejo,Fortaleza, Ciencia, Piedad yTemor de Dios.

    Segn la doctrina catlica son 12 los frutos del Espritu Santo:Caridad, Gozo, Paz, Paciencia, Longanimidad, Bondad,Benignidad, Mansedumbre, Fe, Modestia, Continencia, Castidad.

  • Himno de

    Ven, dulce husped del alma,descanso de nuestro esfuerzo,tregua en el duro trabajo,brisa en las horas de fuego,gozo que enjuga las lgrimasy reconforta en los duelos.

    Reparte tus siete donessegn la fe de tus siervos.Por tu bondad y tu gracia,dale al esfuerzo su mrito.Salva al que busca salvarsey danos tu gozo eterno.Amn.

    Ven, Espritu Divino,manda tu luz desde el cielo.Padre amoroso del pobre,don, en tus dones esplndidos.Luz que penetra las almas,fuente de amor y consuelo.

    Riega la tierra en sequa,sana el corazn enfermo.Lava T todas las manchas,infunde calor en el hielo.Doma el espritu indmitogua al que tuerce el sendero.

    Entra hasta el fondo del alma,divina luz, y enriqucenos.Mira el vaco del hombre,si t le faltas por dentro.Mira el poder del pecado,cuando no envas tu aliento.

    Pentecosts

  • 1 8 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    un apostolado por descubrirEl Apostolado del Mar,

    F. Santiago Usn RamrezVicecustodio General Athletae Christi

    El treinta y uno de enero de mil novecientos noventa y siete, elPapa Juan Pablo II promulg la Carta Apostlica Motu ProprioSTELLA MARIS sobre el Apostolado del Mar; en ella establecilas directrices fundamentales para atender las necesidadesespirituales de un importante grupo humano identificado como

    Gente del Mar:

    `Stella Maris es, desde hace mucho tiempo, el ttulo preferido conel que la gente del mar se dirige a la Virgen Mara, en cuya proteccinsiempre ha confiado. Jesucristo, su Hijo, acompaaba a sus discpulosen los viajes en barca (cf. Mt 8,23-27; Mc 4,35-41 Lc 8, 22-25),les ayudaba en sus afanes y les calmaba las tempestades (cf. Mt 14,22-33; Mc 6, 47-52; Jn 6, 16-21). As tambin la Iglesia acompaaa los hombres del mar, preocupndose de las peculiares necesidadesespirituales de esas personas que, por motivos de diversa ndole, viveny trabajan en el ambiente martimo.

    Mas adelante, en los Ttulos I y II se define la obra del Apostolado del Mar ya quienes va dirigida:

    La Obra del Apostolado del Mar

    La Obra del Apostolado del Mar, a pesar de que no constituye unaentidad cannica autnoma con su propia personalidad jurdica, es laorganizacin que promueve la atencin pastoral especfica dirigida ala gente del mar y est orientada a sostener el esfuerzo de los fielesllamados a dar testimonio en ese ambiente con su vida cristiana.

    La gente del mar

    En este documento, se entienden con el nombre de:

    a) Navegantes: los que se encuentran en barcos mercantes o depesca, y los que, por cualquier motivo, han emprendido un viajepor mar.

    b) Hombres de mar: 1. Los navegantes. 2. Los que, por razn deoficio, se encuentran de ordinario en un barco. 3. Los que trabajanen las plataformas petrolferas. 4. Los jubilados que proceden delos oficios citados en los nmeros anteriores. 5. Los alumnos delos institutos nuticos. 6. Los que trabajan en los puertos.

    c) Gente del mar: 1. Los navegantes y los hombres de mar. 2. Elcnyuge, los hijos menores de edad y todas las personas que habitanen la misma casa de un hombre de mar, aunque ya no seanavegante (por ejemplo, un jubilado). 3. Los que colaboran de formaestable con la Obra del Apostolado del Mar.

  • 1 9EL APOSTOLADO DEL MAR, UN APOSTOLADO POR DESCUBRIR..........

    Los capellanes y las autoridades de la Obra del Apostolado del Mar seesmerarn por lograr que la gente del mar cuente en abundancia conlos medios necesarios para llevar una vida santa y reconocern ypromovern la misin que todos los fieles, y en especial los seglares,de acuerdo con su condicin especfica, cumplen en la Iglesia y en elmundo martimo.

    Tenemos que en esta Carta Apostlica, el Papa Juan Pablo II dict lasindicaciones generales para animar la obra apostlica y atender las necesidadesespirituales de los hombres y mujeres del mar, incluyendo tambinlas comunidades de los espaciosfluviales y lacustres del planeta;pero es importante considerarque cada regin y cada pastienen caractersticas yrealidades propias quehacen que la situacin dela gente del mar deba seranalizada y tratada enforma particular, sin embargoexisten condiciones individuales ysociales comunes que pueden sertomadas como referencias de base para este especial apostolado, las cualesse podran resumir en lo siguiente:

    o Por su forma de vida y ambiente de trabajo, la gente del mar est encontacto permanente con la naturaleza, con su belleza pero tambin con sufuerza e mpetu; esta situacin hace que tengan una sensibilidad particulary puedan percibir la grandeza de la Obra de Dios con mayor profundidad yespiritualidad.

    o Los navegantes, bien sean marinos mercantes, tripulantes de navos deguerra, pescadores industriales o artesanales, marinos deportivos y los viajerospor mar, pasan largos perodos de soledad, alejados de sus familiares yseres queridos y en la mayora de los casos sin la debida asistencia yorientacin espiritual. As mismo estn expuestos a las graves amenazasdel alcoholismo, la drogadiccin, la promiscuidad, etc y las enfermedadesasociadas con estas calamidades.

    o En todas las regiones y pases existen comunidades costeras e insularesaisladas que requieren atencin y orientacin espiritual frecuente, para quetengan la oportunidad de conocer a Dios y el Camino para la salvacin desus almas. As mismo algunas de estas comunidades, sobre todo en lospases pobres, tienen graves carencias de atencin econmica, psicosocialy jurdica, por lo que estn sujetas a algunas amenazas creadas por elhombre, tales como el narcotrfico, la depredacin del medio ambiente, elcontrabando, el trfico de personas, la piratera y otras acciones ilcitas queocurren en los espacios martimos.

  • 2 0 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Corresponde al Pontificio Consejo para la Pastoral de los Emigrantes eItinerantes, la alta direccin de la Obra del Apostolado del Mar; en el captulo IVde la Carta Apostlica Stella Maris, se define la estructura de direccin de laObra a nivel de las Conferencias Episcopales con territorio martimo, debiendocontarse con un obispo promotor, un sacerdote designado como director nacionaly los capellanes de la Obra del Apostolado del Mar quienes prestan asistenciaespiritual en los centros llamados Stella Maris y en otros lugares que acogena los hombres de mar.

    El Consejo Episcopal Latinoamericano (CELAM), es el organismo de servicioencargado de animar y ayudar a la Iglesia Catlica de Amrica Latina y elCaribe en la reflexin y accin pastoral, en coordinacin con las ConferenciasEpiscopales de los veintitrs pases que lo componen. En su estructura estla Seccin de Movilidad Humana del Departamento de Justicia y Solidaridad,que tiene entre otras, la responsabilidad de coordinar las acciones y eventosrelacionados con el Apostolado del Mar.

    Es por esto que siguiendo las directrices de la Carta Apostlica Stella Marisy las observaciones y resoluciones del XXI Congreso Mundial del ApostolatusMaris1, entre el 22 y el 25 de mayo 2005, se celebr en el puerto de El Callao-Per, el Encuentro del Apostolado del Mar para Amrica Latina y el Caribe,con la participacin de representantes provenientes de Per, Ecuador, CostaRica, Honduras, Mxico, Puerto Rico, Venezuela, Brasil, Uruguay, Chile,Colombia y Repblica Dominicana.

    El tema central del encuentro fue La Gente del Mar nos interpela: Avancemosmar adentro. Fueron jornadas plenas de espiritualidad y profundo amorcristiano, en las cuales se tuvo la participacin de un excelente panel deexpertos conferencistas que trataron temas relacionados con los fundamentosbblicos y teolgicos, espiritualidad y aspectos laborales, legales, sociales ypsicolgicos que afectan a la gente del mar. As mismo se compartieronvaliosas experiencias de evangelizacin y pastoral de algunos capellanesde comunidades martimas del continente y capellanes de centros Stella Maris.Finalmente se recibieron testimonios de navegantes y pescadores de lospuertos de Chimbote y El Callao y de la esposa de un marino mercante quesufri secuestro y explotacin a bordo de un buque mercante, que permitierontomar conciencia sobre la realidad social y las necesidades espirituales quedeben ser atendidas mediante la labor del Apostolado del Mar.

    El Espritu Santo ilumin a los representantes y asistentes a este encuentroPastoral del Mar; el trabajo fue dedicado a Nuestro Seor y a la Stella Maris, el

    1 Documento final del XXI Congreso Mundial del Apostolatus Maris, Rio de Janeiro,Brasil, 29 sep. al 05 oct. 2002.

  • 2 1

    producto del mismo qued resumido en una Declaracin2 presentada a lasConferencias Episcopales, Obispados Castrenses, Iglesias Particulares conparroquias costeras, organismos gubernamentales y no gubernamentales,instituciones relacionadas con la Gente del Mar y a toda la Gente del Mar, decuyo texto se extraen algunas constataciones y propuestas fundamentalespara Avanzar mar adentro:

    Se ha constatado que hay un desarrollo de valiosos esfuerzos y puesta enprctica de significativas iniciativas a favor del Apostolado del Mar en algunasDicesis de Latinoamrica, como la atencin integral al marino mercante y alsector pesquero y el establecimiento de centros Stella Maris, sin embargo,junto a ello, tambin se ha constatado que en las ltimas dcadas se hahecho cada vez ms patente la carencia de atencin espiritual, psicosocial,econmica y jurdica para la Gente del Mar. Esta situacin se ha agravadopor el fenmeno socio econmico de la globalizacin, resaltndose lossiguientes aspectos que estn tomando dimensiones preocupantes queafectan la dignidad, el desarrollo sustentable y la esperanza de vida de esteimportante grupo.

    La explotacin que sufren las y los trabajadores de la industria martimapesquera y del transporte, que afectan la estabilidad y salud propia y de sufamilia, as como las precarias condiciones de trabajo que violanconstantemente las normas de seguridad en el trabajo en la mar por parte dealgunos armadores y contratistas de la industria del transporte martimo ypesquero.

    La desintegracin familiar debido a los largos perodos de ausencia y prdidade contacto con sus seres queridos.

    2 Declaracin del Encuentro del Apostolado del Mar, Departamento de Justicia ySolidaridad, Seccin de Movilidad Humana del CELAM, El Callao-Per, 22 al 25may. 2005.

    EL APOSTOLADO DEL MAR, UN APOSTOLADO POR DESCUBRIR..........

  • 2 2 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    La situacin de indefensin debido al desconocimiento y/o indiferencia a larealidad de la Gente del Mar, por parte de las autoridades y de la sociedaden general.

    Algunas de las propuestas presentadas fueron las siguientes:

    Un llamado urgente a los gobiernos de la regin para que sean ratificadasy observadas las convenciones 147 y 163 y la recomendacin 173 de laOIT3, relacionadas con el Bienestar de la Gente del Mar.

    El respeto por la naturaleza y la explotacin racional, equitativa y equilibradade los recursos pesqueros del mar, as como la prevencin para evitarlos graves daos ecolgicos al medio ambiente, producido en los puertose industrias relacionadas con la actividad martima.

    La ampliacin de la red de centros Stella Maris en la regin deLatinoamrica y el Caribe, para brindar atencin espiritual y apoyo integrala la Gente del Mar y el fortalecimiento del trabajo ecumnico en dichoscentros.

    La concientizacin, formacin y motivacin de los agentes pastorales ylos laicos de las zonas costeras, para que, dentro de una pastoral deconjunto se diseen los planes de formacin y capacitacin en coordinacincon los responsables del Apostolado del Mar.

    Finalmente se pidi al Episcopado Latinoamericano, para que en la VConferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, seretorne con nfasis el tema de la misin del Apostolado del Mar y susdesafios en el mundo globalizado.

    Los representantes de Venezuela para este Encuentro del Apostolado del Marpara Amrica Latina y el Caribe fueron: el Padre Luis Parada, Prroco deMorn (Dicesis de Puerto Cabello) y Capelln del primer Centro Stella Marisde Venezuela, el Sr Angel Alfonso Zerpa de la Pastoral del Mar de la Dicesisde Puerto Cabello, Monseor Rafael Mara Febres-Cordero Briceo, Prrocode la regin insular y Custodio Mayor de la Familia Consagrada de la Natividady Epifana del Seor Athletae Christi, y el Contralmirante Santiago UsnRamrez, Vicecustodio General de Athletae Christi.

    Para Athletae Christi este encuentro tiene una significacin especial; es lareafirmacin del compromiso contrado al consagrar nuestras vidas al serviciode Dios y la Iglesia, tal y como reza en nuestro Ideario, uno de nuestrosprincipales apostolados al inicio del tercer milenio es El Apostolado a favorde la Santificacin de los hombres y gente del mar y sus familias.4

    4 Ideario y Normas Athletae Christi, Cap IV, pag 70.

    3 Organizacin Internacional del Trabajo

  • 2 3

    EducarS. Mara Elena Febres-Cordero B.

    Preceptora de la Rama Femenina de Athletae Christi

    en la Esperanza

    i

    i

    Conversamos en la Encrucijada con Mara Elena Febres-Cordero, Directora de la Escuela de Educacin de la UniversidadCatlica Andrs Bello, Doctora en Filosofa y Ciencias de laEducacin.

    Cmo podemos Educar para promover una tica mundial?

    Hans Kng, en su libro Proyecto de una tica Mundial (1991), reconoce que...parece evidente que la humanidad ya no puede permitirse el lujo de quelas religiones sigan atizando guerras en el mundo en lugar de fomentar lapaz; que sigan practicando al fanatismo, en vez de buscar la reconciliacin;que compitan por la propia superioridad, en vez de promover el dilogo.

    Imposible sobrevivir sin una tica mundial.

    La Educacin debe conducir a trabajar en el cultivode valores universales.

    Los sistemas educativos deben trabajar en ello:Es deber impostergable de la Universidad.

    Proponemos entonces, Educar para:a. El reconocimiento de los derechos humanos conjugados con el sentido

    de las responsabilidades sociales.b. La equidad social y la participacin democrtica.c. El espritu de solidaridad con las generaciones presentes y futuras.d. La comprensin y la tolerancia de las diferencias y pluralismo culturales.e. Respeto a la igualdad entre los sexos como aspecto clave del desarrollo

    y de la lucha contra la pobreza. (Cumbre Mundial de las Naciones Unidas.Johannesburgo, 2000).

    f. Responsabilidad con el mbito comn, con la proteccin y conservacindel ambiente y de alcanzar el desarrollo sustentable.

    Que estos vnculos y principios nos puedan unir para moldear unaPedagoga Crtica que aspire la formacin de hombres y mujeres conslidos principios morales.

    REFLEXIONES EN LA ENCRUCIJADA

  • 2 4 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Profesora, qu valores debemos recalcar?

    Es imprescindible, hoy por hoy, una...

    Educacin en Valores desde la perspectiva de la esperanza

    Reafirmar la importancia y necesidadde recuperar y potenciar el sentidoy la dimensin humanizadora delproceso educativo

    PEDAGOGA DE LA ESPERANZAPEDAGOGA DE LA ESPERANZAPEDAGOGA DE LA ESPERANZAPEDAGOGA DE LA ESPERANZAPEDAGOGA DE LA ESPERANZA

    Potenciar el equilibrio entre lapercepcin y el descubrimientode la realidad en sus dimensionesproblemticas y sus mltiplesmanifestaciones

    PEDAGOGA PARA LA VIDA

    Dimensin o proyeccin comunitaria

    La Educacin como tarea humanizadora, es una utopa o puede ser realidad?

    Nos corresponde como educadores del siglo XXI aceptar el cambio y lasnuevas visiones que el mundo de hoy dibuja y colorea. La educacin ha sidosiempre, y sigue sindolo, una tarea eminentemente social.

    A continuacin se presentan algunas cifras emanadas de un informe de laUNESCO:

    Hoy en la actualidad 78,5 millones de nios de 5 a 14 aos de edad trabajan.Estas estimaciones de la OIT se basan en las respuestas a un cuestionarioque el 40% de los pases no respondieron. Adems, es de suponer quemuchos nios de los 128 millones que hay en el mundo en edad de asistir ala escuela primaria no estn escolarizados, que el 50% de los nios en edadde cursar estudios de secundaria que no siguen ninguna formacin, realizanuna actividad econmica de un tipo u otro.

    OMS: 30.000 nios mueren diariamente por causas evitables ligadas a lapobreza.

    (

    $

    %

    Pedagoga que se fundamente enla interiorizacin de valorespositivos

    1 2

    3

    $

    Acentuar la Educacin en Valores

    Contenidos y Temas dentro de valoresbsicos para la vida, la convivencia y lademocracia

  • 2 5

    $

    $

    $

    EDUCAR EN LA ESPERANZA..........

    Amrica Latina:50% est por debajo de la lnea de pobreza; una tercera parte carecede agua potable y proporciones parecidas de sistemas de alcantarilladoy electricidad; 36% de los nios en una situacin de alto riesgoalimentario.

    Repensar la Educacin

    Este nuevo siglo, por su ndole, sinnimo de horizonte para una nuevaesperanza. Esperanza que, al ser eminentemente humana yhumanizadora, se basa insoslayablemente en la PRIORIDAD de laEDUCACIN (Gonzlez Lucini, 2001).

    Avanzar en la redimensin de estructuras acadmicas y de investigacin quepropicien y generen nuevos modos para el quehacer educativo, superandolas barreras disciplinares; el pensamiento reduccionista y monodisciplinar;en sntesis, la planificacin del quehacer educativo: caminar hacia la sntesiscreadora.

    CONSTRUIR CIUDADANASlo superaremos la profunda crisis de civilizacin que hoy padece lahumanidad y enrumbaremos el mundo por sendas de bienestar, justicia yconvivencia, si la Educacin recobra su esencia humanizadora y se orienta apromover genuinas personas, capaces de vivir, de defender la vida y de darla vida. De ah, la necesidad y urgencia de asumir la Educacin como elproyecto esencial de la sociedad.Leamos, con esperanza, al Papa Juan Pablo II en Novo Millenio Ineunte:

    Una vez ms los jvenes han sido para Roma y para la Iglesia un donespecial para el espritu de Dios. A veces, cuando se mira a los jvenes,con los problemas y las fragilidades que les caracterizan en la sociedadcontempornea, hay una tendencia al pesimismo. Es como si el jubileo delos jvenes nos hubiera sorprendido, transmitindonos, en cambio, elmensaje de una juventud que expresa un deseo profundo, a pesar de posiblesambigedades, de aquellos valores autnticos que tienen su plenitud enCristo. No es, tal vez, Cristo el secreto de la verdadera libertad y de laalegra profunda del corazn?

    No es Cristo el amigo supremo y a la vez el educador de toda amistad

    autntica? Si a los jvenes se les presenta a Cristo, ellos lo experimentancomo una respuesta convincente y son capaces de acoger el mensaje, inclusosi es exigente y marcado por la Cruz. Por eso, vibrando con su entusiasmo,no dud en pedirles una opcin radical de fe y de vida, sealndoles unatarea estupenda: la de hacerse centinelas de la maana (Cf Is 21,11-12) en esta aurora de nuevo milenio.

  • 2 6 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Vivencia Cristiana

    F. Freddy Jos BeckerCustodio de la Fraternidad Athletae Christi de Omn

    Hace ms de un mes me pidi Mons. Febres-Cordero queescribiera unas notas sobre la familia y la oracin. Su solicitudiba ms all de lo acostumbrado por nosotros en Venezuela.Mi realidad personal actualmente es muy particular pues, porrazones de trabajo, mi familia y yo estamos viviendo en el

    Medio Oriente, en un ambiente netamente musulmn y medianamente tolerantecon otras religiones. Ambiente poltico-social adverso a otras creenciasreligiosas y poco tolerante con el catolicismo.

    Llevo varios das preguntndome cmo abordar este tema y conclu que lamejor manera de hacerlo es el relato de nuestra vivencia en Omn, pasrabe del sur de la Arabia Saudita y frente al Golfo de Omn

    Vivir en la Fe cristiana en el Medio Oriente es muy diferente a vivirla enVenezuela. El impacto que tiene la religin musulmana en todas las actividadesdel da a da, todos los que habitamos en estos pases, seamos o nomusulmanes, es difcil de describir. Todos los das, y recalco, todos losdas, un musulmn practicante debe rezar cinco veces por da. El noventapor ciento de los habitantes de la zona es practicante.

    Los minaretes de las mezquitas, esas torres altsimas que uno ve en las fotosde libros, revistas y en otros medios de comunicacin, se encargan degarantizar que todo el mundo que habita alrededor de estas edificacionesest al tanto que es hora de rezar. Es norma que en cada urbanizacin hayauna mezquita cada 500 metros. Las horas de los rezos, en un da normal queno sea festividad religiosa, son aproximadamente en las horas siguientes:4:30 a.m., 12:00 m, 4:30 p.m., 7:00 p.m. y 9:00 p.m. A esas horas y por unosdiez minutos todos los minaretes proclaman con altoparlantes, a todo viento,su fe musulmana. Es imposible ignorar que todos estn rezando.

    Es un ambiente religioso apabullante, que lo lleva a uno a sentir, mas quenunca, la necesidad de reafirmar a como de lugar la Fe cristiana. Para estareafirmacin, la oracin es la clave y cada uno de nosotros tiene acceso a

    en Omn de un ATHLETA CHRISTI

    Pennsula Arbiga

  • 2 7

    ella ya sea como catlico o como cristiano. Asimismo, la oracin en familia,resulta imprescindible para consolidar las bases o fundaciones morales yticas de nuestra Fe para toda la vida. Aqu, en este punto, es importanteresaltar el concepto de familia que en estos ambientes toma una dimensintotalmente diferente.

    Nosotros, los latinoamericanos, vivimos todos los das el concepto de familiaampliada, que va mas all del ncleo familiar del pap, mam e hijos. Siempretenemos presentes a los tos, las tas, los primos, las primas, los sobrinos,las sobrinas, los abuelos, bisabuelos; en fin, contamos con un ncleo ampliode familia que siempre est dispuesto a dar soporte y ayuda ante cualquiercircunstancia.

    Al estar uno tan lejos, al otro lado del mundo, el concepto de la familia ampliadase desvanece y con la oracin surge otra realidad familiar que es ladenominada la familia cristiana, la cual, adems de asumir el mismo rol dela familia consangunea, comparte con uno una Fe religiosa comn y siempre

    Los minaretesde las mezquitas,esas torresaltsimas seencargan degarantizar quetodo el mundoque habitaalrededor deestasedificacionesest al tanto quees hora derezar.

    VIVENCIA CRISTIANA DE UN ATHLETA CHRISTI EN OMN..........

  • 2 8 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    est dispuesta a dar soporte y ayuda ante cualquier circunstancia. Esta realidadnos lleva a todos a la comprensin de un concepto holstico de la oracin enfamilia.

    La oracin en familia cristiana es la necesidad de alabar al Seor con cantosespirituales, la necesidad de leer la Palabra del Seor y de tratar, con laayuda del Espritu Santo y de la Virgen Maria, de interpretarla (con el riesgosiempre de caer en discusiones muy largas que a veces afectan la pacienciade algunos hermanos y hermanas) lo que nos ayuda a reafirmar nuestra Fecristiana en un mundo musulmn.

    Esta experiencia de oracin en familia cristiana, como Athleta Christi y comoCustodio de la Fraternidad, la he compartido todos los martes de cada semanadurante el ltimo ao (desde nuestra mudanza a Omn que ocurri en abril de2004) con un grupo de mas de 40 personas (al principio eran menos de 10)constituido por nios y adultos cristianos (tanto catlicos como protestantes,pero todos fervientes creyentes en nuestro Seor Jesucristo). A este grupoquiero referirme, de ahora en adelante como mi familia.

    Mi trabajo en la empresa en un ambiente de presin constante, con el tiempolimitado para otras actividades que no sean laborales, siempre tenda apreguntarme: Dnde est el queso de la tostada? Para qu sirve todoesto? Luego, ms adelante, la vida me dio la respuesta que tanto esperabami responsabilidad como enviado misionero de Athletae Christi me interpel

    A qu me refiero? Tomar a mi hija Arianne de 15 aos, slo como un claroejemplo, basado en mi experiencia personal, de cmo la oracin en familiaconstituye un poderoso instrumento para las causas difciles y para mostrarlesla bondad extraordinaria de esta vivencia

    Para Arianne, la mudanza a Omn, le tom de sorpresa y gnero en ella,como era de esperarse, muchsima ansiedad, nuevos amigos, nuevo colegio,

  • 2 9

    Athleta Christi Boletn

    nuevo idioma y sobre todo lo que mas le preocupaba era cuando volver aver a mis amigos del colegio en Caracas???? Toda esta ansiedad pudo serrpidamente canalizada gracias al grupo de oracin en familia al cual se incorporal llegar a Omn y en el cual pudo establecer, sin ningn problema, amistadesbellas y verdaderas con jvenes de su edad que adems le dieron el soportepara crecer espiritualmente Y, por lo tanto, para madurar como persona. Estecrecimiento lo hemos podido comprobar recientemente cuando regres aVenezuela para pasar sus vacaciones de verano con sus abuelos en Caracas yse reencontr con el grupo de amigos que ella frecuentaba anteriormente,grupo que no tuvo las mismas oportunidades de crecimiento Y ha demostradoun nivel de falta de madurez tal, que mi hija Arianne, quedo abismada ante unarealidad de consumo de alcohol entre adolescentes con sus respectivasconductas desordenadas.

    Cabe sealar que un patrn comn entre estos jvenes con serios problemases precisamente la desintegracin del ncleo familiar.

    Con este sencillo ejemplo queda para mi demostrado, que la oracin enfamilia es una herramienta fundamental en el crecimiento de la persona.Tambin me queda muy claro que, gracias a la oracin y al estudio Bblico denuestra Fraternidad, las familias hemos crecido.

    Aprovecho para dedicarle un carioso saludo a nuestra Familia en Omn,desendoles a todos, paz, armona y felicidad bajo la tutela de Nuestro SeorJesucristo, del Espritu Santo y de la Virgen Mara.

    Sea esta oracin, inspirada en la oracin por la familia de Juan Pablo II,colofn de este mensaje:

    Oh Dios, de quien procede toda paternidaden el cielo y en la tierra, haz que por intercesinde la Sagrada Familia de Nazaret,en todas las naciones de la tierrala Iglesia pueda cumplir con fruto su misinen la familia y por medio de la familia. Amn.

    1.- Faro idealizado de Los Roques, Venezuela2.- Faro Slangkop, Cape Town, Costa frica del Sur3.- Faro de La Puntilla, Porlamar, Isla de Margarita, Venezuela4.- Faro Assateague Island, Maryland, Virginia. USA5.- Faro Clarence River, Yamba, Australia6.- Faro Lady Bay en Victoria. Australia7.- Faro Cabo Sandalo, Isla de San Pedro al suoeste de Cerdea, Italia8.- Faro Tiumpan Head, Escocia

    FAROS EN NUESTRAS PORTADAS

    VIVENCIA CRISTIANA DE UN ATHLETA CHRISTI EN OMN..........

  • 3 0 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    EmasEn el camino de

    1 stas fueron las palabras de Juan Pablo II al iniciar el Ao de la Eucarista:Sabed que yo estoy con vosotros todos los das hasta el fin del mundo(Mateo 28,20)Reunidos ante la Eucarista, experimentamos con particular intensidad eneste momento la verdad de la promesa de Cristo: l est con nosotros!...Qudate con nosotros, Seor! Qudate con nosotros! Amn.

    2 PREZ M., Ser Persona, Publicaciones UCAB, 2002

    Lic. Eduardo CanteraProfesor de la Escuela de Educacin de la UCAB

    Encontrarse en el camino de la vida con situaciones inesperadases parte de la condicin humana. Lucas en su Evangelio, noshabla a cada uno de nosotros para responder con nuestra vidaal mensaje de Jess.

    El relato de la escena de Emas es extraordinario. En eladmiramos la promesa de su perenne acompaamiento.1

    JESS SALE AL ENCUENTRO...Emas es final del camino para los dos discpulos. Hay una distanciaconsiderable propicia para que se discutan temas del acontecer diario.Losdiscpulos iban hablando entre s de todas aquellas cosas que habanacontecido. No es casualidad que la duda les atrape en horas difciles, comotampoco es casualidad que en los momentos de mayor tribulacin sintamosque la presencia de Jess se opaca. La pregunta sera, El momento vividoque nos confunde, es suficiente motivo para que dudemos de su palabra?De todas formas la iniciativa para acercarse y caminar a nuestro lado no esnuestra, la iniciativa es de l.

    Jess mismo se acerc y caminaba con ellos

    JESS PREGUNTA Y SE HACE EL DESENTENDIDO ...La pedagoga de Dios nos puede sorprender y parecer confusa. Si l conocenuestros pesares:por qu nos pregunta?, por qu esa forma dedesentenderse? Lejos de parecer despreocupacin, Jess se interesa porescuchar, por acercarse y tabular el pensar desde la antropologa mselemental. Deja que nos expresemos. En la palabra se encuentra laexplicacin de todo: desde los problemas del subconsciente, hasta losproblemas de la estructura social2. Sobre todo porque los ojos estn veladosy no vemos, pero s gritamos, nos lamentamos, acusamos y protestamos.Una forma de desahogo es poder decir lo que tenemos por dentro. La

  • 3 1

    pregunta, por qu estn tristes?; muestra que la actitud de acercamiento estotal, que ha logrado entender el sentimiento que los aflige.

    Y Jess les dijo: De qu van discutiendo por el camino?

    JESS EXPLICA LAS ESCRITURAS...A la luz de lo vivido, Jess reinterpreta la vida y la historia de salvacin.Nuestros sueos truncados, la esperanza depositada y los acontecimientospascuales, necesitan un espacio para ser digeridos adecuadamente,La resistencia que ponen al mensaje es tan fuerte que siguen sin reconocerle.Necesitan del Sacramento que da vida. Jess hace ademn de seguir adelante,pero lo invitan a quedarse. Se acerc, comparti. Jess nos deja a nuestravoluntad que lo invitemos a un espacio ms ntimo para revelarse por completo.

    JESS CELEBRA CON NOSOTROS...

    Es el momento para que nosotros tomemos la iniciativa y le invitemos a quese instale a compartir lo vivido.

    La Eucarista nos acompaa en nuestros momentos ms significativos, desdeel nacimiento, pasando por los acontecimientos que suponen logrosalcanzados, experiencias vividas y momentos importantes. All est presenteJess respondiendo a la invitacin: Qudate con nosotros.

    En la capilla del Monte de La Virgen aparece representada la escena en laque Jess tom el pan, pronuncia la bendicin y lo parti entregndolo a losdiscpulos.3

    3. Daniela Corona, autora del cuadro que se encuentra en la Ermita de la Eucaristade los Athletae Christi, representa la escena amorosamente. Los rostros adquierenuna expresividad nica. Es el momento del reconocimiento con el mensajeevanglico: Qudate con nosotros Seor.

    Bella alegora deEmas. El santoHermano Miguel y un alumno conJess al partir elpan..

    EN EL CAMINO DE EMAS..........

  • 3 2 BOLETN ATHLETA CHRISTI / 8

    Es a partir de ese gesto, gesto eucarstico, que nos percatamos de nuestrahistoria. La experiencia de haber entendido lo sucedido y sentir que es elculmen del proceso.

    COMPROMISO...n Los discpulos de Emas no pudieron

    guardarse para s el encuentro con Jess.n Vuelven al camino para regresar al punto

    de partida y ser testigos de laresurreccin.

    n Los acontecimientos pascuales nospueden hacer perder la perspectiva si notestificamos que Jess ha resucitado.Entender que resucit es motivo decompromiso: Si Jess no hubieraresucitado vana sera nuestra fe.

    n Jess sigue acercndose para partir elpan con nosotros.

    n Fiel a su promesa, Jess sigue con nosotros y responde a la invitacin:Qudate con nosotros, Seor.

    Este boletn se termin de imprimiren las prensas venezolanas de

    Organizacin Grficas Caprilesen la ciudad de Caracas.

    Telfonos: (0212)239.56.19 / 238.12.17E-mail: [email protected]