doc. de alegaciones al pgou de ayamonte ... como elemento de transporte y acotando su funcionalidad...

Click here to load reader

Post on 09-Jul-2020

5 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • DOCUMENTO COMPLETO DE

    ALEGACIONES AL PGOU DE AYAMONTE,

    A SU ESTUDIO DE IMPACTO AMBIENTAL,

    Y A LOS CONVENIOS URBANÍSTICOS

    FIRMADOS POR EL ALCALDE.

    24 DE JUNIO DE 2005

  • 2

    ALEGACIONES AL PGOU DE AYAMONTE Consideraciones previas y aspectos generales

    Sobre el Avance del PGOU, y el POTLOH. Hemos comprobado la inexistencia de respuestas o comentarios en la

    documentación del PGOU, más allá de los de cortesía, a las sugerencias realizadas

    por nuestra asociación ante el Avance del PGOU, hace menos de un año, lo que

    hemos de reconocer que no nos causa excesiva sorpresa, dada la despreciativa

    actitud general de los dirigentes municipales, y sus técnicos subordinados, ante los

    planteamientos de defensa del medio ambiente y de desarrollo sostenible.

    Aún así no ha podido dejar de causarnos sorpresa la presentación, junto al PGOU,

    de seis convenios urbanísticos que amplían en cientos de Hectáreas las ya

    desproporcionadas recalificaciones que se contemplaban en el avance. Estos

    convenios, cuyo contenido se ha incorporado al PGOU inicialmente aprobado,

    acentúan la situación de indefensión y de imposibilidad de participación ciudadana,

    que ya era manifiesta ante la velocidad para urbanizar que se está alcanzando en

    Ayamonte. Todos ellos contravienen además la normativa propuesta en el POTLOH,

    en algunos caso de forma escandalosa, dándose la circunstancia, además de que la

    referencia al POTLOH que se realiza en los documentos del PGOU y en su EIA es

    interesadamente incorrecta, ya que en este documento legal en ningún caso se

    plantea “el apoyo a urbanizaciones interiores como Costa Esuri”.

    Más bien, la oposición a los criterios de ordenación del territorio que se plantean en

    el POTLOH parece estar en el origen de esta aprobación inicial apresurada del

    PGOU, buscando el conflicto con aquel, y utilizando las propuestas de planeamiento

    y los convenios urbanísticos como elemento de presión en su negociación.

    Por nuestra parte, entendemos que este PGOU queda claramente al margen de la

    legalidad vigente, ya que se debía haber esperado para su elaboración a la

    aprobación del POTLOH, y creemos que será obligatoria una nueva reelaboración

    para ajustarse a la normativa legal que de aquel se derive. Esfuerzo y gasto inútil,

    a costa del dinero público, para respaldar actuaciones políticas de dudosos e

    inconfesables objetivos.

  • 3

    Sobre el desarrollo sostenible en Ayamonte

    Han pasado ya trece años desde que en la Cumbre de Río de Janeiro se adoptase

    oficialmente la definición de desarrollo sostenible formulada por la Comisión

    mundial de medio ambiente y desarrollo de las Naciones Unidas en el conocido

    Informe Bruntland: “desarrollo permanente de la humanidad, capaz de satisfacer

    las necesidades de la sociedad actual sin poner en peligro la capacidad de satisfacer

    también las necesidades de las generaciones futuras”. La Unión Europea desarrolló

    formulas políticas y normativas en consonancia con las exigencias del desarrollo

    sostenible, y la reunión del Consejo Europeo en Gotenburgo determinaba que “ es

    necesario que el crecimiento económico apoye al progreso social y respete el medio

    ambiente”. Ya en 1992, hábitats característicos del entorno de Ayamonte, como

    dunas y marismas, se definían como hábitats naturales a proteger por su interés

    comunitario(Directiva 927437CEE relativa a la conservación de los hábitats

    naturales y de la fauna y flora silvestres). También la Estrategia Andaluza de

    Desarrollo Sostenible, aprobada por Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía

    el 27 de Enero de 2004 recoge la necesidad de “proteger el litoral desde la zona de

    dominio público hasta 200 metros de profundidad: los fondos rocosos en general y

    los blandos donde se asienten praderas de fanerógamas marinas, la zona

    intermareal, marismas y estuarios, dunas y acantilados, así como las áreas de cría

    y engorde de especies de interés comercial...”

    En estos mismos años, sucesivas corporaciones municipales abandonaban la

    elaboración de un Plan General de Ordenación Urbana, iniciada a comienzos de los

    90, para optar por la vía de unas Normas Subsidiarias, modificadas continuamente

    sin el menor recato, para seguir destruyendo aquello que en la Unión Europea se

    considera prioritario conservar, y generando un modelo de desplanificación urbana

    absolutamente insostenible. En vez de valorar el patrimonio natural heredado,

    acotar los impactos, y extender su protección como garantía para su

    aprovechamiento y disfrute también en el futuro , se hizo justamente lo contrario:

    Acotar, rodear y, cuando ha sido posible, reducir la superficie y calidad de los

    espacios protegidos, y extender la destrucción de patrimonio natural al máximo,

    rozando la legalidad, o bordeándola en algunos casos, apoyándose para ello en

    caducas figuras de ordenación como la franquista Ley de Centros de Interés

    Turístico que se usó para el planeamiento de Isla Canela.

    El PGOU debería ir más allá de la adopción de la literatura sobre sostenibilidad que

    se emplea en varios apartados del Avance, incorporando criterios prácticos de

  • 4

    sostenibilidad a las actuaciones planteadas. Así, hay que recordar que, aunque

    Ayamonte se ha adherido a la Red de Ciudades Sostenibles de Andalucía, ni este

    PGOU, ni la práctica de la actual corporación, incorporan los criterios de la carta de

    Aalborg, sobre los que la red se sustenta, ni los de la Estrategia Andaluza de

    Desarrollo Sostenible- Agenda 21 Andalucía, que por el ámbito político, económico

    y geográfico en que nos encontramos debería contemplar.

    Aplicar un modelo de desarrollo sostenible al PGOU de Ayamonte obliga a hacer una

    valoración sobre la sostenibilidad del modelo de desarrollo implantado estos últimos

    15 años por la vía de los hechos consumados y a golpe de modificaciones puntuales

    de Normas Subsidiarias. El PGOU no sólo no lo hace, sino que incorpora

    definitivamente el modelo del “pelotazo” urbanístico como modelo central de la

    definición de usos del territorio. La aparición en el PGOU aprobado de una zona

    enteramente nueva de urbanización turística en un espacio hasta ahora destinado a

    usos agrícolas y forestales, por la virtud del convenio con un conocido empresario

    inmobiliario, refuerza esta idea del desarrollo del pelotazo como opción de fuerza

    ante el desarrollo sostenible.

    Hay que aclarar pues la disyuntiva del modelo de desarrollo urbano que se quiere

    plantear. Frente a un modelo acorde con las exigencias de las definiciones europeas

    de desarrollo, respetuoso con el patrimonio natural, cultural y paisajístico, se

    plantea la continuidad exacerbada del modelo de desarrollismo franquista de los

    años 60, anclado en la extensión inmobiliaria y en la economía de la construcción,

    que da origen a la generación de estructuras económicas delictivas como se está

    comprobando en la Costa del Sol y en buena parte del litoral andaluz. Lo que no

    parece posible con cierta seriedad es hablar del primero, reivindicándolo en las

    introducciones generales de los documentos y aplicar en la práctica el segundo.

    Las alegaciones que presentamos están basadas en nuestra convicción de que el

    primer modelo genera futuro para Ayamonte y sus habitantes, mientras que el

    segundo nos aboca a una dependencia insostenible del monocultivo de ladrillo, que

    puede terminar creando un considerable retroceso social y ambiental , riesgo

    económico, estructuras de amparo de actuaciones delictivas, y unas condiciones

    negativas de difícil reversibilidad para las próximas generaciones.

  • 5

    Alegación Nº 1. A la totalidad del PGOU

    Retirada del PGOU hasta la aprobación del POT del Litoral Occidental de

    Huelva. Justificación:

    La necesidad de adecuar el PGOU a la Normativa que emana del POTLOH, viene

    expresada en la LOT de Andalucía. Al estar el POTLOH en fase de elaboración tras

    haberse realizado la información pública correspondiente, y tras constatar las

    amplias contradicciones tanto sobre criterios de planeamiento como sobre

    actuaciones concretas, clasificación de suelos, etc., procede retirar el PGOU, hasta

    la aprobación de aquel. Cuanto más se adelante en la gestión del PGOU, más

    perjudiciales y costosas pueden resultar las rectificaciones a realizar.

    Alegación Nº 2. A la totalidad del PGOU

    Retirada del PGOU ante las deficiencias en el estudio y análisis ambiental

    del territorio municipal.

    Justificación:

    Las ausencias de numerosas especies en el análisis ambiental, y la indefinición de

    sus grados de protección y de las medidas a adoptar para asumir los compromisos

    nacionales e internacionales para su conservación, lastran e imposibilitan la

    calibración de impactos, la determinación de la posibilidad, legalidad y conveniencia

    de las act

View more