ciclo emociones

Download ciclo emociones

Post on 15-Jul-2015

60 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>MDULO</p> <p>III:</p> <p>LA</p> <p>AUTORREGULACION</p> <p>DE</p> <p>LAS</p> <p>EMOCIONES.Rascad la piel de un escptico, y casi siempre hallaris debajo los nervios doloridos de un sentimental (Daniel DArc)</p> <p>La autorregulacin se refiere a la capacidad de gestionar o de encauzar las emociones debidamente. El verdadero desafo para la autorregulacin surge ante las situaciones y emociones no deseadas, al igual que en los casos de aparicin de estrs; es habitual la tendencia a:</p> <p>o o</p> <p>Dado que no nos gusta, rechazarlo o intentar eliminarlo, a pesar de que con el</p> <p>paso del tiempo ir adquiriendo cada vez ms intensidad. Intentamos negarlo o si se puede, incluso no sentirlo; de esa forma llegamos a</p> <p>perder la lnea directa con nosotr@s mism@s; con el paso del tiempo, perdemos la conciencia acerca de nuestras necesidades emocionales, as como de cmo est nuestro cuerpo; es muy posible que ste se exprese a modo de diferentes sntomas o problemas psicosomticos.</p> <p>Cuando hablamos de Autorregulacin, el primer paso se inicia en la Auto-conciencia; en saber cmo funcionamos y cmo somos. Por ejemplo, para que en situaciones conflictivas seamos capaces de regular nuestra agresividad, antes hemos de reconocernos como personas con un determinado grado de agresividad -aunque no nos guste-. Si no sucede as, es ms fcil que lleguemos a perder el control.</p> <p>La AUTORREGULACIN NO CONSISTE EN CONTENER O REPRIMIR LA EMOCIN, SINO QUE IMPLICA PERCIBIR QU SENTIMOS, Y EXPRESARLO DEL MODO ADECUADO Si recurrimos a controlar las emociones a base de contener, estamos bloqueando la expresin de stas, y negando su permiso y derecho a aparecer. Si esta respuesta es habitual y repetida, con el tiempo esta expresin ser desviada por medio de otra conducta o reaccin. Es cierto que en ocasiones ser necesario saber controlar la expresin inadecuada de la emocin, pero para llegar a esa capacidad, primeramente se</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>ha de trabajar esa habilidad, adems de reconocer las tendencias y cualidades de un@ mism@. De esta forma, la clave de la regulacin est en sintonizar con nosotr@s mism@s. As podremos comprendernos y anticiparnos a gestionar adecuadamente eso que sentimos y cmo vamos a comportarnos. Gracias a la Autorregulacin, cuando surjan las emociones que queremos rechazar, adems de hacerles espacio, estaremos en disposicin de decidir qu haremos con esa situacin. Como decamos anteriormente, la supresin o negacin de las emociones, no hace que stas desaparezcan; quedan libres, y casi con seguridad aparecern en otros momentos inesperados. Tal y como hemos comentado anteriormente, el proceso de respuesta y de creacin de una emocin es totalmente subjetivo entre diferentes personas. Por eso, el proceso de anlisis referido cmo regular la respuesta habitual de una persona, y la que se considera es la adecuada, es tambin individual. En este sentido habr de analizarse cmo intervienen los 3 elementos que interrelacionan en el proceso emocional, como ya se coment al inicio, es decir: Recordemos que una emocin concreta activa un tipo de pensamientos concreto, y stos a su vez, generan conductas en la misma lnea. Dado que es un proceso en interrelacin constante sentidos. es necesario influir en los 3 PENSAMIENTO CONDUCTA EMOCIN</p> <p>Por todo ello, hemos de subrayar que la Autorregulacin implica trabajar ms que la conducta en s; primero pasa por reconocer y aceptar la emocin, a la vez hay que fijarse en qu piensa y qu se dice la persona, y entonces es cuando se decidir cual ser la conducta adecuada.</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>Anteriormente comentbamos que ante situaciones y emociones desagradables tendemos a evitarlas o negarlas. En este sentido, existe un caso extremo de anestesia emocional como es el caso de la Alexitimia (del griego a para indicar negacin, lexis, para referirse a palabra o expresin y timos para referirse a la emocin). Se trata de personas que se sienten incapaces de hablar de emociones, por que no las conocen ni diferencian entre ellas; se han negado sentir hasta tal punto, que finalmente parece que pierden esa capacidad. No obstante, si se activa un proceso emocional de intensidad, entonces llegan a sentirse bloqueados, sin capacidad de expresin. Si les preguntramos cmo se sienten, diran que muy mal, aunque sin poder diferenciar si estn frustrados, enfadados o se sienten rechazados. Fundamentalmente se trata de personas a quienes no se ha enseado a conectar con sus emociones, y/o se ha potenciado especialmente la capacidad racional de stas. Adems, en su vertiente ms psicopatolgica estn las personas que durante sus primeros aos de vida se han sentido tan desamparadas emocionalmente, que ante imposibilidad de seguir sintiendo el dolor, llegan a dejar de sentir. No se percibe ningn rastro de afectacin neurolgica, es ms una estrategia defensiva o resistencia. En el otro extremo estn las personas que se sienten desbordadas fcilmente por las emociones; si bien subrayamos la importancia de conceder un espacio para sentir y expresar las emociones, la hipersensibilidad o labilidad emocional puede llevar a la persona a bloquear su capacidad de respuesta o reaccin por quedarse atrapada en la emocin. En otras palabras, es cierto que las personas que no se permiten sentir y expresar pueden tener somatizaciones y otros problemas de salud; adems, las personas que se sienten atrapadas en sus emociones, tienen tambin una gran tendencia a generar respuestas fisiolgicas de excesiva activacin, similar a lo que sucede en el caso del estrs continuado.</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>La TEORIA de la AUTORREGULACINEl cuerpo humano, al igual que el de los mamferos, est programado para la expresin, bsqueda y satisfaccin de nuestras necesidades vitales. En base a este principio general, se rige segn 2 ritmos o 2 estados, como es el caso de la tensin y la relajacin. El de relajacin surge en momentos en los que nuestras necesidades han sido satisfechas; en el caso de la tensin, hay una seal que nos activa y nos pone en movimiento para ir a buscar eso que necesitamos, y sigue estando activa hasta el momento de ser satisfecha -la necesidad-. En ocasiones esa necesidad no es atendida en el momento en el que surge, y es desviada o queda oculta entre otros estmulos. Si lo ilustramos con un sencillo ejemplo, podramos sintetizarlo as: mi organismo necesita agua para funcionar, y si sta escasea, emitir una sensacin a modo de sed, para hacerme saber que he de beber agua. Yo siento sed, y en mi organismo se activa una energetizacin o estado de tensin; me movilizo en busca algo qu beber, y lo selecciono, -agua o algo refrescante- para saciar esa sed. Una vez cubierta mi necesidad, mi organismo vuelve al estado de relajacin, y vuelvo a estar disponible para otros asuntos. 4.ESPACIO a la SENSACION = AUMENTA la EMOCION 5.DECIDIMOS NECESIDAD = ACCION </p> <p>3.TOMA de CONTACTO 6.DESARROLLAMOS ACCIN 2.SENSACIN 7. NECESIDAD CUBIERTA 1.REPOSO 8. REPOSO </p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>El Ciclo de la Experiencia y la Autorregulacin emocional: Visin esquemtica. Este smil del ciclo de relajacin-tensin-relajacin es el que se sigue en la teora del Ciclo de la Experiencia planteado en la Teora Gestalt. Se parte de la hiptesis de que las sensaciones que emergen en nosotr@s, son diferentes necesidades vitales, de relaciones, emocionales, etc. y nos movemos para que sean satisfechas; una vez en reposo, cerramos ciclos -o gestalts- y volveremos a abrir otros. Cuando hay interrupciones en el transcurso de los ciclos, o no quedan cerrados debidamente, es entonces cuando surgen las patologas. Lo mismo sucede a nivel emocional; si necesito un contacto afectivo, me organizo para buscarlo, con un abrazo, una caricia positiva verbal, o por lo menos con una llamada telefnica de alguien a quien quiero. Sentir un estado de tensin o activacin que me har moverme hacia la otra persona, para entrar en contacto con ella y satisfacer mi necesidad. El ciclo de la Autorregulacin a nivel de emociones se traduce en un proceso similar: Cuando estando en reposo, comenzamos a sentir una sensacin inicial, he de</p> <p>prestarle atencin para que se haga clara la sensacin de qu eso que me sucede, es decir, identificar qu eso que siento, para saber qu necesito claramente (Qu eso que siento, la necesidad de hablar con alguien por que estoy sla y para eso telefoneo, o es hambre y para eso estoy tomndome un t con pastas?). Cuando ya tengo claro qu es lo que siento, comienzo a hacerle espacio a esa necesidad o emocin que ha surgido; eso implica que comienza a movilizarse mi energa interna y la sensacin aumenta; a su vez me da pistas de qu tengo que hacer para saciar esa necesidad. Se me ocurren posibles alternativas para satisfacer esa necesidad. Cuando decido qu es lo que voy a hacer, me dirijo a la accin concreta para satisfacer esa activacin. Para llevar a cabo la accin, anteriormente he de seleccionar el objeto o persona en cuestin para satisfacer esa necesidad; por eso es importante que diferencie qu necesito y qu accin es la adecuada para ello. Una vez establecido realizada la accin, se experimenta el placer de sentir satisfecha su necesidad; ahora puede dirigirse hacia la relajacin o reposo; se produce un proceso de desenergetizacin, y la sensacin corporal y / o emocional disminuye.</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>Las CORAZAS EMOCIONALESMaite es una mujer que siempre ha sido considerada como fuerte, a pesar de todas las contrariedades a las que ha tenido que hacer frente. Hoy va al cine con 2 de sus amigas y su hermana. Es un drama en el que un momento de gran intensidad, Maite comienza a sentir deseos de llorar; se ajusta las botas a su pantaln para mirar de reojo si alguna de sus acompaantes muestra un mnimo indicio de llanto, pero no es as. Ella decide contenerse, y siente un picor en su nariz, cierto temblor en su barbilla, y presin en la garganta. Pero recuerda que se supone que los adultos no lloran por cualquier tontera, y menos an cuando las dems no parecen inmutarse y ella es tan fuerte.</p> <p>Lo que ha sucedido es que Maite no ha permitido a su cuerpo sentir lo que estaba sintiendo, an sabiendo qu placentero le hubiera resultado llorar cuando lo necesitaba. Cuando sucede algo as -seguro que tod@s lo hemos experimentado en alguna ocasin-, es seguro que nos quedaramos mejor expresndolo libremente, pero por alguna razn, frenamos la emocin. Qu sucede?.Qu hace que vayamos contra nuestra sensacin y ciclo saludable? Surge un bloqueo de ese sentimiento, que nos limita a la hora de posicionarnos para con ese suceso o vivencia. Necesitamos defendernos; Defendernos de qu? podra decirse. Llevamos una armadura a cuestas, como tortugas que llevan su caparazn. Esa coraza nos ayuda a protegernos de las heridas o amenazas psicolgicas; por ello hemos de reconocerles su funcin positiva. Las corazas son ajustes creativos que nos ayudan a poder responder mejor en situaciones significativamente importantes para nosotr@s; hay algo esencial en cuestin, y es saludable no querer exponernos al desnudo en cualquier contexto. El problema surge cuando esa coraza es empleada permanentemente, y la vivencia de sentirse emocionalmente amenazad@s se generaliza a todos los contextos; entonces la persona se cierra y se repliega sobre s misma, perdiendo infinidad de oportunidades para nutrirse emocionalmente. Lo que antes denominbamos ajustes creativos se convierten con el tiempo en estructuras de personalidad ms estancas, que se activan</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>incluso en contextos que no lo requieren, suponiendo una limitacin emocional para la persona.</p> <p>El acorazado emocional no deja que llegue el dolor de fuera, pero a su vez impide que salga lo interior. Adems, el cierre en s, impide que penetren el amor, la ternura, la alegra y todas aquellas cosas por las que vale la pena vivir. Al no recibir ni expresar emociones el sistema afectivo se colapsa y se produce la desertizacin emocional. Es una zona donde nada crece por que no se siembra, ni puede crecer, por que el terreno no est nutrido. Y sucede tambin que las corazas emocionales crean a su vez otras corazas fsicas; las experimentamos en nuestro cuerpo externamente, o a veces en nuestro organismo interno; son acumulaciones de energa que quedan sin canalizar. Cuando sentimos una activacin emocional, eso genera una energa extra necesaria para abordar la situacin. Por su parte, si decidimos contener esa emocin, incluso no slo no expresarla sino evitar sentirla, estamos destinando la energa activada a inhibir la vivencia emocional. Eso debe de ser, adems de agotador, sumamente contradictorio. Es algo similar a estar acelerando un coche y a la vez frenndolo; el vehculo quiz avance un poco, pero ser con mucho esfuerzo y tensin, y cierta indecisin.</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>III.1.</p> <p>ESTRATEGIAS</p> <p>de</p> <p>AFRONTAMIENTO</p> <p>ante</p> <p>SITUACIONES</p> <p>ESTRESANTES.</p> <p>En ocasiones, el cambio de una conducta que nos genera malestar o estrs, puede generarnos ms estrs a la vez; en realidad es preciso tener en cuenta que todo cambio supone una pequea crisis, entendindolo como una adaptacin, aunque sea para mejorar. Nos podemos encontrar por tanto, 2 tipos de crisis: a) Las generadas por una situacin limitante que ya conocemos y nos resulta desagradable o nos est desbordando, o b) Las que surgen a partir de un inicio de cambio, asumiendo unos riesgos de forma activa, con vistas a mejorar en algn aspecto. Sea cual sea la razn, ante una crisis no nos queda sino, quedarnos como estbamos, o asumir un compromiso para afrontar el cambio. Para ello habremos de seguir una serie de pasos o condiciones, como se comenta seguidamente:</p> <p>PASO 1. IDENTIFICAR LA FUENTE DE ESTRS.</p> <p>El estrs puede originarse en el medio externo y nuestra actitud interna interferir en ello, o incluso puede estar originado por vivencias internas psquicas. Cuando logramos identificar cual es la fuente de estrs quedamos mucho ms libres para saber cmo trabajar con ello. Otro punto a tener en cuenta, es que la forma en la que nos influyen las situaciones y creamos nuestro estrs, depende de la interpretacin que hacemos de la realidad, la forma en la que nos hablamos y los pensamientos que creamos.</p> <p>Bizitza Osoan Zeharreko Ikaskuntza Aprendizaje a lo Largo de Toda la Vida</p> <p>Por lo que atenderemos: A) Al foco creador de estrs, y B) La interpretacin (cognicin/actitud) que adoptamos ante ello.</p> <p>PASO 2. IDENTIFICAR LAS RESISTENCIAS.</p> <p>Si recordamos que las situaciones de cambio pueden generar cierto estrs, o incluso dificultades para aceptar la nueva propuesta y adoptar el compromiso de cambio, es por que comienzan a actuar las RESISTENCIA...</p>