castedo, mirta; molinari, claudia; torres, mirta; siro, ana, propuestas para el aula. 1.pdf

Click here to load reader

Post on 23-Oct-2015

488 views

Category:

Documents

15 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

  • Introduccin.................................................................................... 2

    Propuestas didcticas

    No 1: Lectura de cuentose intercambio de opiniones entre lectores ............................ 4

    No 2: Lectura de un texto que se sabe de memoria ........................ 8

    No 3: Lectura exploratoriapara localizar informacin especfica .................................. 10

    No 4: Escuchar-leer lo que no ha sido escrito para nios .............. 14

    Sntesis de lectura ............................................................ 16

    No 5: Dictado al maestro ............................................................ 18

    No 6: Escritura de listas y rtulos ................................................ 20

    No 7: Escribir por s mismos........................................................ 22

    Sntesis de escritura .......................................................... 26

    ndice

    P R O P U E S T A S P A R A E L A U L Aes una coleccin destinada a docentes,

    integrada por un conjunto de cuadernillosque presentan actividades correspondientes

    a las distintas reas disciplinaresy a los distintos ciclos de enseanza.

    Las actividades han sido diseadasa partir de una seleccin

    de contenidos relevantes, actuales y,en algunos casos, contenidos clsicos

    que son difciles de ensear.

    Las sugerencias de trabajoque se incluyen cobran sentido

    en tanto sean enriquecidas,modificadas o adaptadas de acuerdo

    a cada grupo de alumnosy a los contextos particularesde cada una de las escuelas.

  • 2 Introduccin EGB 1 Lengua

    Introduccin

    El Primer Ciclo de la EGB asume la re s p o ns a b i l i d ad ine l ud i b le de ensear a leer y a escribir. Lass i t u ac i o nes didcticas que se pro p o nen en el juego de propuestas que aqu se pre s e nta tiene nc o mo pro p s i to fund a me ntal ayudar a los nios que an no leen y escriben en el sent i do con-ve ncional del trmino a poder hac e r lo, en sent i do ple no, al finalizar el ciclo. Es decir que no se tra-ta slo de a l fa b e t i z a r, en el sent i do de brindar los rud i me ntos de la le c t u ra y la escritura sino de ha-cer posible que los alumnos ing resen a la c u l t u ra letra d a, algo que va muc ho ms all de conocer lasp r i me ras le t ra s.

    Quienes organizamos este material, elegimos presentar algunas situaciones que estimamos importan-tes para cumplir con este propsito (pero de ninguna manera creemos que son las nicas que puedeny deben ofrecerse a los alumnos). Las cuatro primeras propuestas apuntan bsicamente a desarrollarprcticas de lectura mientras las tres restantes lo hacen con las prcticas de escritura.

    Durante el desarrollo de estas prcticas, el docente tiene la oportunidad de ensear y los nios tie-nen la oportunidad de aprender contenidos que son indispensables para comenzar a participar de lacultura letrada. Para un anlisis ms detallado de los contenidos que se ponen en juego en las situa -ciones, recomendamos consultar las propuestas de sntesis de cada seccin.

    Tanto en lectura como en escritura, se presentan situaciones para trabajar colectivamente con todala clase, en equipos e individualmente. Las formas de organizacin del grupo implican criterios paratomar decisiones acerca de la secuencia de actividades, ya que suponen posibilidades de aprendizajesparcialmente diferentes para los nios. Cuando se lee o se escribe en una situacin colectiva, todoslos nios aportan a la solucin de la tarea y el docente tiene la posibilidad de ayudar a resolver o di-rectamente resolver todo aquello que los chicos no puedan solucionar por s mismos. En las situacio-nes en equipos o en parejas, en cambio, son varios los alumnos que colaboran para la solucin del pro-blema planteado y no cuentan con la asistencia permanente del docente. En tales situaciones se venfavorecidas las posibilidades de explicitacin de los alumnos y se hace fundamental la coordinacin delos diferentes puntos de vista (siempre que los equipos se formen con pocos alumnos, para favorecerun mayor uso de la palabra por parte de cada uno).

    Es importante que en el aula o en la escuela se cuente con una mesa, biblioteca, estante, caja o rin-cn de materiales de lectura. Para el Primer Ciclo recomendamos la presencia de cuentos clsicos ycontemporneos de literatura infantil de autores nacionales y extranjeros; libros de poesas, coplas,trabalenguas, colmos; tal vez, algunas obras de teatro e historietas; algunas revistas para nios y se-lecciones de notas de revistas diversas (por ejemplo, carpetas donde se coleccionen notas y artculosde inters para los alumnos, tratados a lo largo del ciclo); algunos textos de divulgacin cientfica co-mo enciclopedias para nios, atlas y libros de texto para nios ms grandes que el docente puede "de-jar" en el lugar como material de consulta; por ltimo, un "gran" diccionario, adems del diccionarioescolar que los alumnos puedan poseer.

  • Introduccin 3EGB 1 Lengua

    Es importante advertir que no se incluyen en este juego de propuestas actividades especficas para tra-bajar ortografa y nociones bsicas de gramtica (clases de palabras, nombre propio, entre otras), lascuales, sin duda, son parte de la formacin de los alumnos no slo porque se trata de contenidos pres-critos en los diseos curriculares sino tambin porque son contenidos formativos para los nios entanto escritores. Si se aspira a que escriban lo mejor posible al finalizar el ciclo, esto incluye sin du-da preocuparse por escribir algo que "el otro" pueda leer. Parte de esta preocupacin es cuidar la or-tografa del escrito: preguntar cuando no se est seguro (lo que supone saber dnde hay posibilidadde error) y anticipar o corregir por s solo a travs de todos los medios de los que se dispone (por ejem-plo, recurriendo a familias de palabras conocidas). En este mismo sentido, saber cundo ciertos sus-tantivos deben escribirse con mayscula supone haber comprendido que existe una clase de palabras,los nombres propios, que en nuestra lengua se escriben con esa marca especial que los distingue delos que no lo son. Cuando los alumnos comienzan a escribir alfabticamente ya estn en condicionesde asimilar contenidos ortogrficos y el docente puede comenzar no slo a brindar informacionescuando algunos nios lo requieren sino tambin a organizar clases para trabajar con todo el curso. Eneste sentido, recomendamos consultar la Propuesta No 7, ESCRIBIR POR S MISMOS, donde puedenencontrarse algunas orientaciones.

  • LECTURA DE CUENTOS E INTERCAMBIODE OPINIONES ENTRE LECTORES

    D u rante toda la escolaridad es importante ofrecer a los alumnos diversas oportunidades paraa p ro x i m a rse a la lectura de obras litera r i a s. No se lee de la misma forma un cuento de misterioque una copla de risa o una cancin de cuna. Tampoco se lee de igual modo si las ilustra c i o n e sre p roducen casi literalmente lo que el texto dice o si permiten otras interpretaciones que enri-quecen el significado. Es decir, hay espacios, tiempos y maneras distintas de leer diferentes gne-ros o subgnero s, temticas, autores y tipos de ediciones. Los nios pueden conocer diversas ma-n e ras de leer en la escuela.

    Se pueden proponer diferentes situaciones que garanticen a los alumnos mltiples ocasiones decontacto con materiales y modalidades de lectura con el propsito de participar del mundo creadoen los textos e intercambiar efectos y opiniones con los compaeros y el docente.

    Semanal o quincenalmente el docente puede disponer una mesa de materiales para que los alumnossolos o en parejas- seleccionen alguno que les llame la atencin, para hojearlo o leerlo, en la escue-la o en sus casas, por s mismos o escuchando leer a un adulto (acerca de la seleccin de materiales,vase la Introduccin). A continuacin, se puede proponer una rueda de intercambio donde los niosse recomienden mutuamente los materiales a la manera de los lectores experimentados. En este es-pacio, el maestro puede intervenir de diferentes maneras: recomendar l mismo nuevos ttulos de unautor conocido y preferido por sus alumnos, llamar la atencin sobre materiales que los alumnosnunca eligen por tra t a rse de ediciones menos atra c t i v a s, recomendar obras y leer fragmentos de ellasp a ra indicar algn pasaje o expresin de los personajes que le haya llamado la atencin, poner de re-lieve el encanto especial que producen la sonoridad y el ritmo de determinadas palabra s.1

    Sin embargo, no siempre la eleccin queda a cargo de los nios. En muchas ocasiones, es el docen-te quien elige un ttulo y lee a sus alumnos. En este caso, sera muy beneficioso que, antes y duran-te la tarea, el maestro genere un "clima" adecuado para leer un cuento en voz alta: segn las posi-bilidades de cada saln, puede indicar con un cartel en la puerta que se est leyendo y por lo tan-to solicita no ser interrumpido; puede permitir que los nios se sienten a su alrededor alterandolas filas si las hubiese-; elegir un tiempo adecuado y suficiente para poder leer y comentar, y muyespecialmente cuando lee, "usar" su voz para generar suspenso, provocar intriga, comunicar la mis-ma desesperanza que parece sentir un personaje, acelerar o lentificar un pasaje.

    Las sesiones de lectura pueden ser libres o pueden ir profundizando sobre un determinado subg-nero (cuentos maravillosos, fantsticos, realistas, leyendas), un autor de quien ya se ha ledo algu-na obra, un personaje que se presenta a travs de diversos subgneros y autores (hadas, duendes,ogros, brujas, piratas, lobos, leones).

    1

    4 Propuesta No 1 EGB 1 Lengua - Lectura

    1. ste es un espacio donde se intercambian opiniones y puntos de vista. Como se seala en la actividad de la PropuestaNo 4, ESCUCHAR-LEER LO QUE NO HA SIDO ESCRITO PARA NIOS, el dilogo que aqu se desarrolla no es espontneo,sino que requiere de la intervencin del docente para provocarlo y sostenerlo.

  • Propuesta No 1 5EGB 1 Lengua - Lectura

    Al sostener este tipo de situaciones se ensea a leer: se hace participar a los alumnos de las accio-nes que un buen lector realiza cuando el propsito es leer a otros y de todas aquellas prcticas quese despliegan en los espacios de intercambio de opinin con otros lectores. A lo largo del ciclo (yms all) el docente ayuda a sus alumnos a avanzar como lectores ofrecindoles: al principio, his-torias de una sola lnea argumental; cuando adquieren mayor experiencia lectora tienen la posibi-lidad de seguir relatos ms complejos en los que, por ejemplo, se narran aventuras simultneas dealgunos personajes secundarios; los primeros cuentos presentan una estructura cannica. Es decir,un estado inicial de equilibrio, un conflicto que desencadena una serie de episodios, y la resolucindel conflicto; con frmulas de iniciacin ("haba una vez") y de cierre ("colorn colorado"), que ayu-dan a los ms pequeos a delimitar mediante claras seales el "espacio de la ficcin" y con reitera-ciones frmulas mgicas, dilogos, expresiones que identifican a algn personaje, que les ayudana anticipar la frase que viene. Progresivamente, se pueden ir presentando relatos menos convencio-nales. A veces se elige una historia que comienza por el final o una donde el desenlace queda abier-to, es decir, se altera la estructura de la narracin con la que estn familiarizados. En otros cuentosse transgreden algunas de las condiciones de los relatos tradicionales ("la brujita hermosa, el prn-cipe malo, el pirata honrado") o, tambin, se parodian o "actualizan" personajes o situaciones decuentos que conocen muy bien (Caperucita Roja lleva una pizza! a su abuelita). "Romper" con laexpectativa del lector, con lo que est acostumbrado a encontrar, siempre supone comparar con loconocido, tomar conciencia de que, por ejemplo, en todos los cuentos las brujas son malas, feas ypoderosas a partir de que, por primera vez, aparece una hermosa y desamparada.

    La frecuentacin de los diversos textos literarios a lo largo de la vida escolar va ampliando la expe-riencia lectora de los nios y proporcionndoles elementos para poder enfrentar textos cada vezms complejos. La sencillez de las primeras lecturas, sin embargo, no debera ser el nico criterio deseleccin; por eso, sugerimos al docente que elija obras que lo conmuevan, que le resulten bellas einteresantes adems de considerarlas adecuadas para sus alumnos; si algn aspecto de estas obrasresulta complejo para los nios durante la primera lectura, seguramente nuevas lecturas de se o deotros textos le permitirn penetrar ms adelante en el sentido de algn pasaje misterioso.

    Algunas condicionesque favorecen el desarrollo de las situacionesPuede iniciar la lectura informando a los nios dnde y cmo encontr el texto y cules fueron losmotivos por los cuales lo seleccion, por ejemplo, " en la biblioteca encontr este cuento que tam -bin se trata de un pirata Ser ms valiente que el Capitn Tifn?". Adems, es importante po-ner el libro a disposicin de los nios, mostrar la tapa y leer sus datos (ttulo, autor, editorial); si setrata de un diario o revista, hacer referencia a la seccin en la que el texto aparece y buscarla fren-te a los alumnos. De este modo, se aportan datos contextuales y paratextuales que otorgan sentidoa la lectura y favorecen la anticipacin.

  • Lectura de cuentose intercambio de opiniones entre lectores

    6 Propuesta No 1 EGB 1 Lengua - Lectura

    Se lee el cuento completo una vez que se ha creado el clima propicio para la lectura y que los ni-os estn dispuestos a escucharlo. Resulta conveniente seleccionar un cuento que pueda leerse enel tiempo de que se dispone. Si se opta por un cuento ms extenso, se requiere elegir el momentoen que ser interrumpido y usar la interrupcin como estrategia para generar en los alumnos el de-seo de seguir leyendo.

    Se procura transmitir con la lectura el efecto que el cuento le produce al lector: inters, sorpresa,emocin, entusiasmo, diversin, desconcierto, intriga, etc., es decir mostrar a los alumnos diversasformas de entrar y salir del mundo de la ficcin. Al hacerlo, el docente los hace participar de una si-tuacin donde es posible suspender la incredulidad y entrar en el juego que la historia plantea.

    Mientras se lee, no se saltean prrafos ni sustituyen palabras para "facilitar" la comprensin. Es im-portante poner a los chicos en contacto con los cuentos tal como estn escritos. Si se trata de edi-ciones espaolas o de pases latinoamericanos, se puede aprovechar la ocasin para poner en evi-dencia diferencias lxicas y variedades lingsticas. En este sentido, la lectura de Literatura y en ge-neral, toda lectura puede ser vista como una fuente privilegiada para ampliar el vocabulario y losmedios de expresin de los nios.

    Antes o despus de la lectura, ser conveniente que el docente promueva el intercambio de comen-tarios con sus alumnos del mismo modo como el lector adulto comenta sus lecturas: sobre la his-toria contada y la forma en que est escrita; sobre ciertas relaciones que pueden establecerse conotros cuentos conocidos, con pelculas o con hechos de la realidad; sobre cmo algunos pasajesdonde pasan muchos aos parecen suceder en un tiempo muy breve mientras otros que transcu-rren en minutos parecen eternos, sobre cmo un personaje que el iniciar el relato pareca ser el mal-vado se va transformado hasta llegar a ser el hroe, entre otros casos.

    En ocasiones, se relee algn prrafo del texto con diversos propsitos: hacer notar la belleza de unaexpresin, imaginar un lugar a partir de cmo lo describe el autor, detenerse en la parte ms atra-pante de la historia, advertir la intervencin de algn personaje aparentemente intrascendente quefinalmente resulta crucial para la historia.

    Tambin se puede volver al texto cuando surgen entre los nios interpretaciones diferentes de al-guna parte del cuento. En esos casos, se trata de ubicar el o los fragmentos que generaron la dis-crepancia y releerlos para confirmar o rectificar las interpretaciones. El maestro interviene para ayu-dar a confrontar las opiniones de los distintos nios con el texto, para poner en evidencia que exis-ten diferencias de interpretacin, para contraargumentar algo si no hay nadie que lo haga, paramostrarse como modelo de lector, aportando los propios criterios y gustos una vez que los alumnosse hayan expresado.

  • Propuesta No 1 7EGB 1 Lengua - Lectura

    Por qu es importante mantener una situacin permanente de lectura del docente y de los nios, en la escuela y en el hogar,con intercambio entre los lectores?Es frecuente que en un principio los alumnos slo expresen sus opiniones en trminos de "me gustp o rque es lindo" o "lo recomendara porque me gust". Al sostener la situacin de lectura durante to-do el ciclo, variando las modalidades de intercambio y ampliando cada vez ms los materiales de tra-bajo, se brindan oportunidades para que los alumnos pro g resen ampliando sus gustos como lectore sy, complementariamente, sus posibilidades de interpretacin. De este modo, se avanza como lectorcuando, por ejemplo: se comienza a atender no slo a la historia contada sino tambin a cmo estcontada (pasar de pre f e r i r, por ejemplo, los cuentos de hadas a los de hadas de determinado autor);se eligen los libros que se quieren leer o escuchar leer no slo por las tapas o ilustraciones atra c t i v a s,sino que se comienzan a leer o a pedir al docente que lea las reseas de las contratapas o los comen-tarios de catlogos para elegir entre unos u otros; se establecen cada vez ms relaciones entre tex-tos conocidos; se piden los libros para releer por s mismos; se reclama al docente que relea pasajesespecficos; se empiezan a comprender historias con ms de un eje argumental, etc.

    Algunas intervenciones posiblesPara que todo esto suceda a lo largo del Primer Ciclo y se contine durante toda la escolaridad, laintervencin del docente es una tarea imprescindible que requiere, incluso, desafiar la capacidad deinterpretacin de sus alumnos. Pues ya no se trata de contar lo que se entendi de la historia, dereconstruir la sucesin de hechos narrada, sino que se trata de ir ms all.

    Por ejemplo, si los alumnos se divierten con las intervenciones de un personaje, el docente puedeintroducir alguna reflexin acerca de la forma graciosa en que el mismo habla: "por qu da risa loque dice si no es gracioso lo que le est pasando?", de este modo, los nios pueden reparar en lasexpresiones rimadas o en las muletillas y, al hacerlo, empezar a establecer relaciones que no estnexplcitas en el texto.

    Tambin se puede intentar que los nios "vuelvan al texto" para descubrir en l nuevos sentidos onuevas formas de decir: "qu otras voces se escuchan en esta historia?", "qu parte del cuento leshace pensar que este personaje va a ayudar a la princesa?", "cuntas maneras encontr el autor pa-ra nombrar a la princesita!: la bella nia, la joven, se acuerdan de otras?".

    Si se plantean diferencias de opinin acerca de las intencionalidades atribuidas a los personajes deuna historia, por ejemplo, si unos nios opinan: "A m me parece que la nia se hace la inocenteporque despus ella termina atrapando al vampiro", mientras otros sostienen: "Yo creo que ella loataca en defensa propia...", el docente puede intervenir destacando las diferencias de opinin e in-tentando que las mismas se fundamenten: "qu partes del cuento les daran pistas para saber culde los dos se acerca ms a lo que el autor est contando?". De este modo, se ayuda a los alumnosa reflexionar acerca de la estructura interna de un relato y a descubrir las pistas que siembra un au-tor en algunos rincones del escrito para que los lectores orienten sus interpretaciones en determi-nada direccin, a veces con la intencin de sorprenderlos con un final supuestamente imprevisibleque es parte del plan de una obra.

  • 8 Propuesta No 2 EGB 1 Lengua - Lectura

    2LECTURA DE UN TEXTO QUE SE SABE DE MEMORIA

    En la escuela, existen muchas oportunidades para aprender un texto breve de memoria: una rondao una cancin que todos los nios de la regin conocen o que el docente ensea para jugar en elrecreo, o un poema, una copla o un refrn que aprendieron para un acto escolar o que simplemen-te releyeron muchas veces porque s y terminaron memorizando. Tambin suelen memorizarse al-gunos pasajes de cuentos ledos y narrados varias veces, por ejemplo, el dilogo entre Caperucita yel lobo cuando se encuentran en la casa de la abuela o la frase que el lobo de Los tres chanchitosrepite ante la casa de cada uno de ellos. Para este tipo de actividades, siempre se requiere que eltexto sea relativamente breve y, en lo posible, que contenga palabras o frases que se repitan.

    La situacin de lectura propuesta es "releer" esos textos que los alumnos ya conocen poniendo encorrespondencia las partes de aquello que ya se sabe que dice con las partes de lo que est escri -to.1 El propsito didctico de esta actividad es ensear a los ms pequeos a leer por s mismos.

    Por qu esta situacin sirve para ensear a leer?

    Cuando un nio que todava no lee solo se enfrenta al universo de las letras organizadas en escritos,tiene hiptesis acerca de lo que puede estar escrito y cmo puede estar escrito. Hiptesis que tendrque confirmar o rechazar cotejndolas con lo que encuentra en ese entramado de "marcas" inicial-mente incompre n s i b l e s. De dnde provienen esas hiptesis? De sus interacciones con lo escrito y conquienes leen y escriben. Un nio podra, por ejemplo, anticipar que en alguna parte de la etiqueta delenvase de salsa de tomates debe decir tomate y en la de arvejas, arvejas, porque est el dibujo, aun-que no sepa exactamente dnde; es posible que sepa que en alguna parte del cuento de Los tre sc h a n c h i t o s dice lobo (aunque no est en el dibujo) porque la seorita lo ley, y lo dijo haciendo sa-lir esas palabras de las letras del libro, de tal manera que "debe estar" escrito. Pe ro todava, eso no sig-nifica que pueda leer solo; significa que puede pre v e r, tener ideas, hipotetizar qu puede decir e naquellos materiales con los que ha interactuado a travs de la lectura de otro s.

    Es en estas hiptesis de los nios sobre lo que puede estar escrito donde el docente se apoya paraensearles a leer. De no ser as, los alumnos slo podran descifrar, sonorizar cada una de las letras,pero no leer. Por lo tanto, en esta propuesta se trata de organizar situaciones donde los nios ten-gan oportunidades de poner en relacin las informaciones que el texto provee (esas marcas distri-buidas en el papel) con lo que ellos ya saben que dice. Para eso, se deber tener en cuenta que: elproblema consiste para ellos en saber dnde dice cada una de las partes que ya saben que dice,buscando correspondencias entre lo que se sabe que est escrito y la escritura misma.

    Un desarrollo posibleLos nios conocen la cancin de memoria y la recuerdan en el saln. El docente reparte copias dela misma, una por pareja, con el propsito de facilitar la discusin entre pares. Tambin transcribela cancin completa en el pizarrn, con la misma letra y distribucin que entreg a los nios. Les pi-de que entre los dos (cada pareja) vayan siguiendo con el dedo por donde va diciendo, mientras re-piten lentamente la cancin.

    1. Empleamos intencionalmente la palabra "partes" para referirnos a los diversos fragmentos de la escritura y la oralidad.Los nios, al principio, suelen llamar "palabra" a una letra o a un conjunto de palabras ("la rana"). Progresivamente, conla intervencin del docente, van aprendiendo las denominaciones convencionales: qu es letra, qu es palabra, qu mar-cas no son letras, etc.

  • Propuesta No 2 9EGB 1 Lengua - Lectura

    Se trata de acomodar progresivamente aquello que piensan que puede estar escrito de maneraque en "las escrituras" no sobren ni falten partes que no puedan ser interpretadas. Al seguir eltexto de la cancin, se alienta a los nios a anticipar la repeticin de la onomatopeya y verifi-car, comparando las escrituras ya identificadas con su nueva aparicin. Algunos equipos puedenhacer sealamientos ms globales y otros ms precisos, pero al tener que ponerse de acuerdoentre dos, seguramente algunos pasajes sern discutidos. El docente, mientras tanto, observa eltrabajo de las parejas y las ayuda a resolver algunos problemas. Si algn pasaje provoca muchosdesacuerdos en varios equipos, es posible retomar la discusin en el pizarrn con todo el grupo.

    Les pide que busquen dnde dice y cuntas veces dice rana, caballero y gitana. Algunos nios pue-den buscar las palabras "lo ms cerca posible" de los respectivos dibujos. Se los alienta a confirmaro refutar sus hallazgos considerando no slo los dibujos sino tambin las letras: "Con cul empie-za? Empieza con la misma de Cul es la ms larga de las tres? Cul tiene ms partes?".

    "Cuntas veces se dice cuc en la cancin?"2. Despus de ponerse de acuerdo sobre cuntas ve-ces se dice cuando se canta, las escrituras se buscan y sealan en el texto. El docente puede de-cir a los chicos: "Se trata de una palabra repetida, es decir, hay que buscar la misma. Tiene dospartes que suenan igual, por lo tanto seguramente tienen las mismas letras. Est al principio dela cancin. Tal vez, comience como el nombre de algn nio del grado". Si hace falta ayudar ms,el docente puede informar que comienza como "cuna" y como "cuchara", escribiendo ambas pa-labras en el pizarrn para que puedan buscar todas las que empiezan con la misma.

    "El caballero estaba vestido de negro y la rana estaba vestida de lana dnde dice vestido denegro y dnde vestida de lana". Se trata de buscar dos escrituras que tienen una parte en co-mn y una diferente, empiezan igual, pero terminan distinto.

    Un trabajo similar, pero en el nivel de la palabra, puede plantearse con gitana y ra n a . En ese caso,se propone comparar escrituras con partes idnticas pero en palabras difere n t e s. Luego, se puedepedir el reconocimiento de la misma parte en lana, es decir, trabajar sobre el reconocimiento departes de escrituras conocidas en escrituras nuevas. En todos los casos, volver sobre el recitado dela cancin ya conocida ayuda a confirmar o rechazar las anticipaciones y hallazgos de los nios.

    "Si hasta aqu dice la agarr del moo , qu dice despus?". En este caso, se trabaja con la anti-cipacin acerca de qu dice en una parte no leda a partir de otra cuyo significado ya se conoce.P ro g resivamente, los nios van comprendiendo cada vez ms ndices cuantitativos ("tiene ms par-tes", "es ms larga") y cualitativos "tiene la de", "es la de", "es la pe", "es la /s/") que se vanhaciendo observables para ellos. Poco a poco, emplean una variedad creciente de indicios y losc o o rdinan para confirmar o rechazar sus anticipaciones. Es decir, aprenden a leer por s mismos.

    2. Contrariamente a lo que podra suponerse, cuc no es una palabra fcil. Algunos nios pueden pensar que no est es-crita, que se dice en la cancin, que se sabe que hay que cantarla, pero que no necesariamente tiene que estar escritacomo rana, gitana o caballero. Adems, para los ms pequeos, para que algo "diga" tiene que tener letras diferen-tes y esta palabra las tiene muy repetidas.

    Cuc, cuc, cantaba la rana,cuc, cuc, debajo del agua.Cuc, cuc, pas un caballero,cuc, cuc, vestido de negro.

    Cuc, cuc, pas una gitana,cuc, cuc, vestida de lanay comiendo pan;le ped un pedazo,no me quiso dar;la agarr del mooy la hice bailar.

    Si el cuc te gustavolver a empezar.

  • 10 Propuesta No 3 EGB 1 Lengua - Lectura

    3LECTURA EXPLORATORIAPARA LOCALIZAR INFORMACIN ESPECFICA

    Para ensear a leer resulta necesario planificar variadas situaciones de lectura, donde los alumnospuedan aprender a hacerlo de manera autnoma y orientados por distintos propsitos. En esta pro-puesta se invita al docente a trabajar con sus alumnos en la exploracin y lectura de materiales"complejos", para obtener informacin general y respuesta a ciertos interrogantes especficos. Ho-jear los libros explorando ttulos e ilustraciones y buscar datos orientadores en el o los ndices es loque habitualmente hace cualquier buen lector que busca informacin sobre un tema y es aquelloque los alumnos necesitaran aprender a hacer. Se trata de explorar el material para luego decidirdnde detenerse a leer de manera ms minuciosa. Durante la exploracin, los nios tienen que ha-llar, en un material complejo, qu dice y dnde dice algo que el docente les solicita. El camino pa-ra encontrarlo no est "despejado"; la tarea del docente consiste en ir proporcionando pistas, ayu-das, colaboraciones que los orienten cada vez ms, para circunscribir dnde hallar lo que buscan(por eso, se trata de una situacin de lectura diferente de la trabajada durante la Propuesta No 2,LECTURA DE UN TEXTO QUE SE SABE DE MEMORIA).

    En estas situaciones el maestro se propone ensear las acciones que realizan los lectores cuando enun marco de estudio, por ejemplo exploran materiales buscando un tema de inters. Por tratarsede nios pequeos que estn aprendiendo a leer, al mismo tiempo que comunica esas prcticas delector, el docente ensea a entender cmo se organiza el sistema de escritura.

    En esta propuesta, hemos tomado como ejemplo una "investigacin" en torno a los osos, un animalmuy presente en la vida de los nios a travs de la ficcin, tanto en el cine como en la literatura. Sebusca informacin, se la selecciona. Posteriormente se la reutiliza para organizar una muestra, y/ouna exposicin a travs de fotos o dibujos, es decir que se comunican los resultados de la investi-gacin (vase la Propuesta No 7, ESCRIBIR POR S MISMOS).

    Un desarrollo posibleI. Exploracin general: elegir los materiales que poseen informacinAntes de la clase se requiere seleccionar materiales de lectura y realizar algunas previsiones.

    Para que los nios aprendan a leer es relevante que el docente seleccione materiales de circulacinsocial donde la informacin se presente en su soporte habitual. Por ejemplo:

    libros que informen exclusivamente sobre el tema investigado;

    libros y revistas que incluyan, adems de otros temas, captulos o artculos sobre osos;

    libros y revistas donde exista informacin sobre osos, pero donde los ttulos o entradas al temano permitan anticipar fcilmente que se la hallar (por ejemplo, una enciclopedia para nios queposea la entrada Animales del rtico o Madrigueras; donde los nios, salvo que aparezcan ilus-traciones, no podran anticipar que all van a encontrar algo de lo que buscan);

    materiales que no contengan la informacin buscada (en este caso, la obra servir para apren-der dnde no hay, por ejemplo, una enciclopedia infantil sobre animales autctonos).

  • Propuesta No 3 11EGB 1 Lengua - Lectura

    Antes de entregar los materiales, es conveniente que se analicen algunas de sus posibilidades, es de-cir, pensar en qu es lo que los nios podran aprender en cada caso. Un aspecto que es importan-te considerar es la presencia o ausencia de glosarios y de distintos tipos de ndices (alfabticos, te-mticos, analticos, etc.), dado que, entre otras cosas, se trata de ensear a los nios cmo usarlos.Adems, el ndice de una enciclopedia infantil es una lista de frases cortas o palabras de un mismocampo semntico (camello, elefante, jirafa, etc.), que puede resultar un texto privilegiado parafocalizar el trabajo en la comprensin del sistema de escritura (as, el maestro podra decir: "Aquest la lista de todos los animales que aparecen en este libro, en qu pgina hay que buscar a lososos? Dnde dice osos? Con qu letra empieza?").

    Se plantea claramente a los alumnos el propsito de la tarea y se lo sostiene durante su desarro l l o .

    En pequeos grupos, los nios escuchan las indicaciones del docente: "Busquen en los libros leyen-do con los compaeros y decidan qu materiales nos pueden servir y cules no. Sealen con un pa-pel dnde les parece que est la informacin que necesitamos. Mientras tanto, yo paso por las me-sas para ayudarlos a leer". Se procura as compartir con los alumnos el sentido de la tarea, ellos ne-cesitan entender claramente para qu leen, con qu propsito comunicativo se enfrentan a los tex-tos. En este caso, se trata de buscar informacin sobre un animal, y desechar los materiales que nola contengan o aquellos que s hablan de osos pero no tienen informacin relevante. Durante la ta-rea, todos los nios comparten algn material. Hojean rpidamente o se detienen a mirar atenta-mente algunas pginas. Realizan la accin de manera individual o colectiva, intercambiando co-mentarios sobre lo que les parece que est escrito. Recortan trozos de papel y colocan sealadoresen algunas hojas. Comparten o discuten el siguiente tipo de decisiones: "ste nos sirve porque hayfotos de osos"; "No sirve porque es de la selva y vos (la maestra) nos dijiste que los osos no puedenvivir en las selvas"; "Ac debe decir osos porque tiene la o".

    El docente tambin aporta informaciones para ayudar a seleccionar el material.

    El docente ayuda leyendo en voz alta algunos pasajes sealados por los nios, para confirmar o noque all aparece la informacin buscada. Tambin, para informar algo que desconocen o para pre-guntar las razones por las cuales deciden incluir o no algn libro. Los grupos intercambian materia-les, miran y opinan sobre aquello que han sealado los compaeros; en muchos casos, sin lograrcoincidir.

    Algunos nios exploran el ndice de un libro, hojean algunas pginas centrales y vuelven al ndice.El docente, al advertir esta situacin, puede hallar una oportunidad para explicar cul es su funcin.Luego, lee algunos de sus ttulos y seleccionan uno donde puede localizarse la informacin. A con-tinuacin toman nota del nmero de la pgina y, con su ayuda, lo buscan en el cuerpo de la enci-clopedia. Para decidir su inclusin, el docente lee algunos fragmentos del texto. Tambin pide a esosnios que expliquen a sus compaeros, cmo usaron el ndice para encontrar lo que buscaban.

    II. Bsqueda de informacin especfica

    Una vez seleccionado el material, cada equipo tiene que buscar respuesta para una o varias pregun-tas formuladas de manera compartida entre el docente y los alumnos. El maestro puede terminarde precisar estos interrogantes teniendo en cuenta la dificultad que cada uno de ellos posee paradiferentes nios. Por ejemplo:

    En un equipo, respecto de cierto material de lectura, la pregunta es "Hay osos en la Argentina?".Elige un equipo de nios que leen por s mismos para responder, ya que examinando el materialel docente advierte que no van a encontrar una respuesta directa a esta pregunta (en el mate-rial dice dnde hay, no dnde no hay).

  • Lectura exploratoriapara localizar informacin especfica

    12 Propuesta No 3 EGB 1 Lengua - Lectura

    En otro caso, para un grupo de nios que todava no lee convencionalmente pero que ya tieneen cuenta muchos valores sonoros de las letras, la maestra selecciona un pasaje donde se infor-ma sobre la alimentacin de los osos, dice: "Aqu dice qu comen los osos, Alimentacin (sea-lando el ttulo), por los dibujos parece que comen focas; busquen si efectivamente dice foca enalguna parte". Luego, cuando los alumnos encuentran la palabra, el docente lee la frase paraconfirmar que se trata, efectivamente, de su alimento.

    En un epgrafe dice, por ejemplo, que los osos comen "focas, pjaros, peces y plantas". El docenteinforma entonces al equipo que en esa frase figuran los cuatro alimentos ms importantes delos osos, que los mismos se ven en las fotos (donde aparecen otros posibles alimentos), y que tra-ten de averiguar cules son. Aqu se trata de que los nios anticipen a partir de las imgenes po-sibles alimentos y que luego confirmen si esa palabra est en el texto o no. Las estrategias querequieren poner en juego son las mismas que en el caso anterior, pero el problema es ms dif-cil porque se trata de hallar varias palabras a la vez y el docente slo dice que son cuatro, perono cules son.

    Todo esto significa que preguntas diferentes suponen problemas diferentes para diferentes alum-nos. En todos los casos, una vez que los nios hallan lo solicitado, el adulto lee el fragmento paraconfirmar o discutir los resultados de la bsqueda.

    III. Algunas intervenciones para centrara los nios en la comprensin del sistema de escritura

    Durante el transcurso de estos intercambios, es posible recortar momentos para que a travs de lasintervenciones del docente los nios se centren en la comprensin del sistema de escritura, es de-cir, que el maestro puede concretar intervenciones que los ayuden a coordinar saberes acerca de qudicen y cmo dicen las letras.1 Por ejemplo:

    Pedir justificaciones por la interpretaciones realizadas libremente, donde los alumnos expresanrelaciones entre las ilustraciones y los textos, entre las partes ledas y las partes escritas, entre losindicios de algunas letras conocidas y la posibilidad de verificar o rechazar la anticipacin (porejemplo, "Vos decs que all dice osos panda, cmo te diste cuenta? por qu te parece...? dn-de te fijaste para saber...?"). Muy frecuentemente, cuando la tarea se desarrolla entre dos o tresalumnos, estas justificaciones surgen o son tomadas por los mismos nios, por la necesidad deacordar puntos de vista.

    Solicitar a los nios que busquen en el texto aquello que el maestro ha informado que est es-crito, a travs de su lectura. Por ejemplo: le acerca tres libros a uno de los grupos: El maravillo -so mundo de los animales, Animales del bosque y Animales domsticos. Muestra sus tapas sinleer sus ttulos. Indica a los alumnos que identifiquen entre ellos el libro Animales del bosque,pues all encontrarn datos sobre los osos. A partir de esta invitacin a la lectura, se suceden al-gunos intercambios para localizar en cul de los tres ttulos dice lo que se indic.

    1. En este momento de la clase, el propsito comunicativo de buscar informacin sobre los osos queda desplazado por elpropsito didctico de ensear a leer.

  • Propuesta No 3 13EGB 1 Lengua - Lectura

    Algunos nios pueden sealar el libro El maravilloso mundo de los animales porque es el nico encuya tapa aparece un oso ilustrado. Otros si bien no pueden leer lo que all efectivamente est es-crito afirman que esto no es posible pues el ttulo que sus compaeros sealan que "no empiezancon la a de Animales del bosque".

    Pa ra ayudarlos un poco ms, el maestro puede aportar ms informacin. En este caso lee los tre sttulos sin sealar cul es cul y les solicita que sigan pensando dnde dir Animales del bos -q u e. Esta informacin permite a los nios definir que en El maravilloso mundo de los animales n odice efectivamente ese ttulo. Lo confirman a travs de dos argumentos: porque es el ttulo msextenso ("es el que tiene escritas ms letra s, es ms largo...") y porque es el nico que "tiene la eal empezar.

    Descartada una de las tres posibilidades, tienen que leer y decidir sobre los dos ttulos restantes (Ani -males del bosque y Animales domsticos). Comparan sus partes iguales ("dice lo mismo porque tie-nen las mismas letras", refirindose a "Animales") y definen el texto buscado considerando el finalde ambos escritos: "Ac tiene que decir Animales del bosque porque termina con e, y bosqueeeee,lleva e".

    En este caso el maestro lee a los nios y plantea el problema de decidir dnde dice lo que ellos sa-ben que est escrito. As, sin dejarlos solos frente a las letras, les ensea a leer: da informacin a susalumnos (en un primer momento el ttulo de un libro y luego el de los tres) y los invita a realizardistintos intentos de lectura coordinando la informacin recibida con la que ellos ya poseen (stapuede ser: la importancia de las ilustraciones en la construccin de sentido, algunas letras conoci-das, cantidad de fragmentos o letras).

    Estas mismas intervenciones pueden realizarse en variadas oportunidades: al leer distintos ttulos deuna pgina, nombres de captulos de un libro, diversas palabras o frases que se listan en un ndicetemtico. Tal como lo hacen los lectores autnomos, el maestro propicia situaciones en las que losnios se enfrenten a los textos coordinando diversas informaciones en un proceso de anticipacio-nes, verificaciones y autocorrecciones permanentes.

  • 14 Propuesta No 4 EGB 1 Lengua - Lectura

    4ESCUCHAR-LEER LO QUENO HA SIDO ESCRITO PARA NIOS

    En ocasiones, para obtener mayor informacin sobre algn tema o encontrar respuesta a una pre-gunta puntual, se desarrolla una situacin de lectura a partir de una nota periodstica, un artculo dedivulgacin cientfica o una nota "bajada" de Internet. Estos textos son habitualmente concebidosp a ra un destinatario general, joven o adulto, quien posee una historia como lector que le permite leercon fluidez variados escritos. Cuando la situacin se desarrolla durante el Primer Ciclo desde el ini-cio a travs de la lectura en voz alta del docente y pro g resivamente compartiendo la lectura entredocente y alumnos los pequeos lectores no pueden enfrentar la tarea bajo cualquier condicin. Re-sulta necesario generar situaciones de lectura muy asistidas por el maestro que les permitan accedera escritos "ms difciles", imprescindibles para poder avanzar como lectore s.1 No se trata de una pro-puesta ocasional, sino de una actividad para ensear a leer, sostenida a lo largo del ciclo, es decir, pla-nificada sistemticamente para llevar a cabo en cada ocasin en que se presente una oportunidad.

    Para un alumno que recin comienza a leer por s mismo un escrito la tarea puede resultar difcilporque el tema abordado es totalmente desconocido, porque presenta una trama que se desarrollabajo varias lneas simultneas, porque la construccin de frases es sumamente compleja, o, simple-mente, porque el texto es excesivamente extenso.

    Cmo se instala la situacin en el aula?Puede surgir como bsqueda de informacin sobre un tema de estudio por ejemplo, la vida de losesclavos durante la poca de la colonia o como una situacin para conocer hechos de inters ge-neral, como el nacimiento de un animal en el zoolgico o la prevencin de una nueva plaga queafecta los cultivos de la zona. Tambin puede ser que el docente proponga el texto para su lecturao que algn alumno lo haga de manera espontnea.

    Un desarrollo posibleDurante la actividad permanente de lectura de poesas, los alumnos han ledo desde primer ao va-rias canciones y poemas de Federico Garca Lorca ("Mariposa del aire", "La Tarara", "Baile", entreotras). Se propone entonces conocer algo acerca de la vida de este autor. Como el docente prevque sus alumnos no poseen medios para acceder a su biografa, lleva l mismo el material. En elejemplo que vamos a presentar, se trata de un libro en cuya solapa se presentan datos sobre la vi-da del poeta.2

    Dnde encontrar lo que se lee? El maestro comenta a sus alumnos que para hallar los datos biogrficos consult diversos materia-les. El propsito es informarles dnde pueden buscarlos, pues, en otras oportunidades, podra soli-citarles que lo hagan por s mismos.3

    1 . M i e n t ras tanto se siguen desarrollando situaciones donde los alumnos leen textos que pueden interpretar por s mismoso con ayuda de compaeros y se continan planteando situaciones (para todo el grupo o para algunos equipos) destinadasa quienes an no han comprendido la base alfabtica del sistema de escritura (vanse las Propuestas N 2 y 3).

    2. Para obtener ms informacin sobre la vida del autor, el docente segn sus posibilidades puede consultar prlogosde antologas, libros de Literatura, catlogos de editoriales o pginas de Internet.

    3. Es mejor que todo material que ser objeto de lectura sea previamente ledo por el maestro para evaluar su conve-niencia, la situacin donde lo leer, las posibles dificultades de los alumnos y sus intervenciones para ayudarlos a com-prender mejor el escrito.

  • Propuesta No 4 15EGB 1 Lengua - Lectura

    Para ponerse en tema

    Recuerdan algunos de los poemas que han ledo, releen aquellos que impactaron de manera espe-cial, repiten algunas estrofas jugando una y otra vez con la musicalidad del lenguaje ("La Tarara, s;/ la Tarara, no; / la Tarara, nia, / que la he visto yo...").

    Lectura a cargo del docenteEl docente muestra la solapa del libro y lea el texto completo en voz alta. Mientras que cuando leeliteratura no interrumpe la lectura ni reemplaza palabras o expresiones que supone difciles para susalumnos, cuando lee estas informaciones puede detenerse y realizar comentarios sobre algunas ex-presiones ampliando por ejemplo el sentido de frases como "... el joven poeta se proyectaba simul-tneamente a travs de la poesa, de la prosa, de la msica y de la pintura...". Tambin enfatiza consu voz algunos pasajes, para que los nios reparen en ellos, y acelera otros, porque aportan datos yamuy conocidos o excesivamente complejos. De esta manera, el maestro pone a sus alumnos en con-tacto con un material que no comprenderan por s solos pero que posee informacin accesible einteresante. Se muestra como modelo de lector adulto que entre otras cosas adapta la manera deleer a aquello que lee y para aquellos a quienes lee y posibilita que las relecturas de algunas obrasde un autor adquieran otras interpretaciones (an no halladas) cuando se obtienen datos acerca desu procedencia o de su forma de produccin (a partir de conocer ms sobre cmo fueron escritas).

    Comentar lo que se entendiEl docente promueve que todos sus alumnos expresen qu compre n d i e ron de lo que escucharo n .A d e m s, se pro c u ra relacionar las interpretaciones de unos y otros cuando son complementarias ydiscutirlas cuando son discre p a n t e s. En estos casos, pide a quienes las sostienen que traten de con-tar al grupo qu fue lo que escucharon para interpretar aquello que estn sosteniendo y vuelve a leeralgunos pasajes. En algunos casos, la re l e c t u ra puede llevar a confirmar una interpretacin y re c h a-zar otra, en otras oportunidades puede concluirse que es posible ms de una interpretacin. Ta m b i npuede suceder que una frase en particular, aislada, pueda ser interpretada de una manera, pero al re-lacionarla con otro pasaje del texto no necesariamente contiguo adquiera otro sentido. All, la in-tervencin del docente apuntar a que los nios adviertan esa re l a c i n .

    Detenerse en algo que no se entendiSi el docente lo considera adecuado, puede detenerse luego en algn fragmento que considera re-levante y no haya sido comentado por los nios. La posibilidad de volver a leerlo, puede hacerlo ob-jeto de discusin. En algunas oportunidades adems resultar necesario ampliar informacin, seamediante la explicacin del maestro o por la consulta de otras fuentes. Por ejemplo, al releer "paralos espaoles, Garca Lorca es la imagen viva del sacrificio inocente", el maestro deber hacer refe-rencia al fusilamiento del poeta, aportar algunos datos sobre la guerra civil espaola, comentar losmotivos por los cuales el autor fue asesinado y junto con los nios explorar mapas para localizarel lugar de los hechos. Como ocurre en este caso, muchas veces resulta necesario salir del texto, ex-plorar otros materiales y volver al mismo para comprender mejor el escrito.

    Tal como sucede con los buenos lectores adultos, es esperable que en este tipo de situaciones no seentienda todo lo que se lee o escucha leer. Lo importante es entender ms de lo que inicialmenteya se saba, ampliar el horizonte de comprensin. Cuando los adultos buenos lectores leemos, tam-poco entendemos todo, sin embargo, no por ello dejamos de leer.4

    4. En los cuadernos o carpetas. El propsito de conocer la biografa de un autor en este caso es ampliar el universo deinterpretaciones de su obra, no recordar los datos de su vida. Por ello, no tendra sentido agregar actividades escritascomo un cuestionario que d cuenta de la tarea. Si es posible, los alumnos pueden conservar una copia de la biografapara consultarla en otro momento o simplemente puede constar en el cuaderno que ese da escucharon leer y comen-taron ciertos datos sobre el autor.

  • 16 Sntesis de lectura EGB 1 Lengua - Lectura

    SNTESIS DE LECTURA

    En el aula, alumnos y docentes pueden asumir, alternativamente, el rol de lector. Tanto cuando elm a e s t ro lee a sus alumnos como cuando los nios leen por s mismos, se est enseando a leer.Cuando el docente lee, comunica un modelo de lector reflexivo, crtico, frecuente, interesado en in-t e ractuar con los otros a partir de sus lectura s. En otras situaciones, hace leer a los alumnos o com-parte su lectura con ellos, por ejemplo, leyendo hasta el nudo de un cuento y delegando la lecturadel resto de la historia o iniciando el dilogo cannico de un relato tradicional ("Qu ojos tan gra n-des tienes!") y luego estableciendo una pausa para que los nios continen "la lectura". Es decir que,en un mismo momento de la escolaridad, y ya desde el primer ao, los nios pueden encontra rs ef rente a un texto, tratando de leer por s mismos con la orientacin del docente en situacionescomo las que se plantean en las Propuestas No 2 y 3, y en otros momentos, pueden escuchar leer ocompartir la lectura, como ocurre en las Propuestas No 1, LECTURA DE CUENTOS E INTERCAMBIO DEOPINIONES ENTRE LECTO R E S, y No 4, ESCUCHAR-LEER LO QUE NO HA SIDO ESCRITO PARA NIOS.

    Diversos criterios atraviesan la secuencia de situaciones a lo largo del ciclo. Se trata de un trabajoen "espiral", donde el docente puede plantear situaciones de mayor autonoma para sus alumnoscomo lectores cada vez que considere que ellos cuentan con suficientes conocimientos previos so-bre los temas tratados, sobre los gneros y autores abordados, y cuando hayan avanzado lo necesa-rio en la comprensin del sistema de escritura como para poder interpretar al menos "algo" del tex-to por s solos. Simultnea y complementariamente, ante nuevos desafos de lectura para los alum-nos, el docente apela a situaciones de mayor asistencia e intervencin, si estima que los nios nocuentan con los saberes previos indispensables para comprender. Se trata de un trabajo que nun-ca se abandona porque siempre existir algn desafo mayor para avanzar como lector.

    La seleccin de los materiales de lectura supone avanzar hacia la autonoma de los nios como lec-tores. Al principio, es predominantemente el docente quien aporta los materiales para leer, quienbusca los ms adecuados para el propsito de la tarea (por ejemplo, para estudiar un tema). Com-bina estas situaciones con otras donde delega la responsabilidad de elegir en los nios (el libro, elcaptulo dentro del libro, el artculo dentro de la revista, el pasaje que "habla de" dentro del art-culo). En esos casos, su tarea consiste en ayudarlos a analizar la pertinencia de sus elecciones. El ma-nejo cada vez ms autnomo de los materiales de lectura dar cuenta del progreso de los alumnos.

    Con respecto a los textos a ofrecer, son varios los criterios que se entrecruzan a la hora de tomardecisiones (que siempre son difciles porque el grado de desafo que un texto presenta para el lec-tor se vincula con sus experiencias previas de lectura dentro y fuera de la escuela). La extensin delescrito es una pauta, pero nunca con exclusividad: no siempre un escrito breve presenta menos pro-blemas para el lector. Ciertas diagramaciones tambin pueden influir en la dificultad de lo que selee o se escribe: cuando en un texto aparecen elementos que se destacan a simple vista, como laslistas de ingredientes de las recetas o los epgrafes de fotos y los subttulos de algunas enciclope-dias, ofrecen mejores posibilidades para ubicar informaciones a los nios que an no leen conven-cionalmente. Asimismo, los escritos profusamente ilustrados brindan mayores apoyaturas al lectorque aquellos que no presentan fotos y dibujos. La familiaridad tanto con el contenido como con elgnero del escrito es algo a tener en cuenta a la hora de elegir qu leer. No se trata de "graduar" lapresentacin de los textos en s mismos, sino de pensarlos en funcin de un grupo de nios en par-ticular, en funcin de sus experiencias anteriores, tanto dentro como fuera de la escuela. Tampocoes cuestin de evitar los textos supuestamente difciles, ya que dejarn de serlo en la medida en quese los trabaje en la escuela. Pero, en tal caso, al principio, se los reserva para situaciones muy asis-tidas por el docente.

  • Sntesis de lectura 17EGB 1 Lengua - Lectura

    Acerca de los contenidos trabajados en la situacionesEn LECTURA DE CUENTOS (Propuesta No 1) se presentan oportunidades para que los nios apren-dan a adecuar la modalidad de lectura al propsito y al texto, para que puedan seguir la lectura delotro y mantener la propia por perodos cada vez ms prolongados, para que conozcan diversasobras, gneros y autores y empleen tales conocimientos para ampliar sus anticipaciones y regresaral texto a controlar sus propias interpretaciones o discutir con sus compaeros y con el docente. Enun trabajo sostenido durante todo el Primer Ciclo, los nios pueden conocer que existen autores,editoriales y colecciones, bibliotecas y ficheros, catlogos y reseas de libros, gneros y subgneros,historias lineales y otras ms complejas, personajes recurrentes en un mismo tipo de historias, ver-siones diferentes de una misma historia, etc., es decir que pueden ingresar para quedarse en eluniverso de los libros y sus ficciones.

    En LECTURA DE UN TEXTO QUE SE SABE DE MEMORIA (Propuesta No 2) se focaliza el trabajo en laadquisicin del sistema de escritura, en la letras y sus combinaciones al ser interpretadas. Los niosaprenden a poner en correspondencia las partes reconocibles en lo anticipado con las letras, los con-juntos de letras, las palabras o los conjuntos de palabras reconocibles en la escritura; a usar los es-pacios entre palabras como indicadores de unidades de escritura; a comparar escrituras y vincular-las con sus anticipaciones; a hallar partes comunes en escrituras diferentes; a anticipar el significa-do de partes no ledas a partir de aquello cuyo significado ya se ha confirmado.

    En LECTURA EXPLORATORIA PARA LOCALIZAR INFORMACIN ESPECFICA (Propuesta No 3) se plan-tean tres momentos de trabajo. Durante el primero, cuando se exploran los materiales para elegircules poseen informacin, los nios tienen oportunidades para aprender que sta se organiza dediversas maneras (por temas, alfabticamente, cronolgicamente). Tambin aprenden a usar los n-dices (temticos, alfabticos, entre otros) que reflejan esa organizacin. Aprenden a complementarlo que se puede interpretar de la imagen con lo que dicen las escrituras y viceversa, a detenerse enlos ttulos y advertir cmo los tamaos de las letras y otros recursos grficos "avisan" al lector so-bre la importancia, jerarqua o recurrencia de los temas. Una vez seleccionado el material, se formu-lan las preguntas y se buscan respuestas. En esos momentos, los nios tienen que coordinar la in-formacin verbal que el docente va proporcionando ("dice los cuatro alimentos de los osos"), con lainformacin visual que el texto provee (ilustraciones, fotos, mapas, diagramas y las mismas letras) ycon sus propios saberes sobre el tema para confirmar o rechazar sus anticipaciones acerca de lo quepuede estar escrito. Este trabajo, a cargo de los nios, es siempre validado o discutido a travs de laintervencin del docente. Por ltimo, se plantea una etapa en la que el propsito de localizar infor-macin queda desplazado por el propsito de ensear a leer a los nios por s mismos (propsitoque tambin estuvo presente en los momentos precedentes, pero combinado con la bsqueda deinformacin). All, al trabajar sobre los ttulos se desarrollan contenidos similares a los presentadosen la Propuesta No 2 (LECTURA DE UN TEXTO QUE SE SABE DE MEMORIA).

    En ESCUCHAR-LEER LO QUE NO HA SIDO ESCRITO PARA NIOS (Propuesta No 4) los alumnos se en-frentan a una situacin de lectura minuciosa de un texto, se lee y se relee estableciendo relacionesentre lo que se va encontrando y otras lecturas y saberes. Se aprende a identificar las dificultadesque ofrece la tarea, dnde detenerse, dnde preguntar, discutir, dudar ste es el tipo de situacio-nes donde ms frecuentemente se presentan las oportunidades para que el docente intervenga:aportando conocimientos del mundo que permitan entender qu quiere decir algo que no se en-tiende; orientando cmo averiguar el significado de una palabra desconocida (interpretndola apartir del contexto, vinculndola con otras conocidas, analizando sus partes, yendo al diccionario);detenindose en expresiones no tan claras para los pequeos, por ejemplo, cuando no se est segu-ro de a quin refiere un pronombre, dnde recuperar el referente de la accin cuando el sujeto seha elidido, o qu quiere decir una frase que cierta comunidad discursiva puede comprender pero noan los nios (" siempre luch contra molinos de viento...").

  • 518 Propuesta No 5 EGB 1 Lengua - Escritura

    DICTADO AL MAESTRO

    Para ensear a escribir, el maestro planifica situaciones donde los alumnos escriben por s mismosde manera individual o en pequeos grupos y situaciones donde la produccin se realiza a travsdel dictado de un texto al docente.

    En estas situaciones, los nios tienen la posibilidad de centra rse especialmente en la composicin deltexto, es decir, pueden discutir y tomar decisiones en cuanto a qu debe escribirse y cmo org a n i z a r l oen lenguaje escrito. Esta posibilidad se facilita porque es el maestro quien asume la produccin mate-rial, es decir, quien toma decisiones sobre la realizacin efectiva de la escritura: qu letras poner, cun-tas utilizar, dnde colocar marcas de puntuacin. Al asumir la posicin de quien escribe frente a losa l u m n o s, el docente asume la tarea de ponerlos en contacto con la complejidad del sistema alfabticode escritura, les presenta en la accin todo el repertorio de letras y marcas grficas de la lengua.

    En esta situacin, los alumnos dictantes deben aprender a ejercer cierto control sobre aquello quedictan y sobre el proceso de dictado. Deben realizar ciertas acciones especficas: adecuacin de lavoz, pausas, ritmo y rapidez del dictado segn las posibilidades de quien transcribe, repetir partesen caso de que sea necesario, distinguir progresivamente lo que se dice o comenta de lo que se dic-ta para ser escrito. Es tambin una situacin privilegiada para que los alumnos realicen algunas pre-visiones sobre lo que van a dictar y para que revisen el texto a medida que se produce y una vez fi-nalizado. Progresivamente, se va tomando conciencia de que el lenguaje se organiza de una mane-ra diferente para ser dicho que para ser escrito.

    En este proceso, la lectura del maestro resulta fundamental. Tal como ocurre especialmente con losnios que no leen de manera autnoma, el escrito es devuelto a sus autores a travs del maestro,quien relee una y otra vez para ayudarlos a coordinar lo que ya se ha escrito con lo que vendr, pa-ra ayudarlos a revisar el texto y eventualmente para producir nuevas versiones.1

    Un desarrollo posibleEscritura de recomendaciones bibliogrficasLa escritura de recomendaciones bibliogrficas es una situacin didctica donde los nios exponensu mirada de lectores. Es un escrito que se presenta pblicamente en la institucin para favorecerla circulacin de materiales y el intercambio de opiniones sobre los libros. Como dira Martina, unaalumna de Primer ao, "... es algo para que otros chicos digan: Guau... qu interesante!! y les dganas de leer". Pero para que estas sugerencias resulten interesantes para el potencial lector, debenexponer diversos argumentos sobre las obras seleccionadas, argumentos que se enriquecen en es-pacios de intercambio y discusin con los compaeros y con el docente (vase la Propuesta No 1,LECTURA DE CUENTOS E INTERCAMBIO DE OPINIONES ENTRE LECTORES).

    Los nios van a recomendar a otros compaeros la lectura de Gorila de Anthony Browne. A dife -rencia de otras oportunidades en las que escriben por s mismos, esta vez dictan a su maestro.

    Antes de comenzar a escribir, el docente invita a los alumnos a hacer algunas previsiones sobreel contenido del texto. Recupera con ellos comentarios realizados y solicita que anticipen de ma-nera global qu comunicarn a los compaeros para que se interesen por el libro: "Se acuerdanqu habamos dicho cuando lemos el cuento? [] De todas estas cosas, cules les parece quedeberamos compartir con el resto de los chicos de la escuela para que tengan ganas de leerlo?

    1 . Si bien esta situacin es particularmente frecuente en el inicio de la escolaridad, no tiene por qu desaparecer msa d e l a n t e .

  • Propuesta No 5 19EGB 1 Lengua - Escritura

    Qu deberamos escribir primero? Ser mejor hacer este comentario al principio o al final? Sise les ocurre otra cosa mientras escribimos, tambin la podemos agregar".

    Mientras le dictan, el docente interviene para que los alumnos asuman la posicin de dictantesde lenguaje escrito, es decir, para que lo dictado lo que deber ser escrito se diferencie pro-gresivamente de lo dicho o comentado. Por ejemplo:

    Juan: Pone que lean este cuento que tiene muchos gorilas. Ana: S, escrib que est lleno de gorilas.Docente: Bueno, dctenme para que lo escriba. Dganlo como tiene que quedar escrito. Juan: Pone... "Lean este cuento porque tiene muchos gorilas".

    Los enunciados iniciales de Juan y de Ana son diferentes del ltimo de Juan: los primeros son "di-chos" y el ltimo es "dicho para ser escrito"; en este caso no slo se suprime el nexo que (ya queno se escribe) sino que tambin suele modificarse la entonacin y el ritmo del enunciado.

    Durante el transcurso de la escritura, el maestro introduce sealamientos acerca de la adecua-cin del ritmo del dictante a los tiempos de produccin de quien escribe. Los alumnos debenaprender a coordinar dichas acciones.

    Docente: Dictmelo despacio para que lo pueda escribir.Juan: "Lean... este cuento... porque tiene... muuuuchos gorilas" (intentando acompaar laproduccin del maestro).

    Al escribir, el docente explicita algunas de sus decisiones con respecto al sistema de escritura y a laespacializacin del texto: "El nombre del libro lo voy a poner aqu arriba con letras ms grandes pa-ra que se destaque", "voy a borrar ac porque estas dos palabras me quedaron demasiado juntas yvan separadas", "ahora que termino pongo un punto final", "Ay?... Ay de dolor, no?, entonces vasin hache". Es decir, acompaa su escritura con diversas informaciones a travs de las cuales los ni-os comienzan a familiarizarse con las decisiones que todo escritor va tomando al escribir.

    Escribe el texto tal como los nios logran organizarlo, sin agre g a d o s, omisiones o tra n s f o r m a c i o-n e s, respetando la produccin de los alumnos dictantes. Es decir, no evita los problemas de lacomposicin del escrito. Pe ro en algunos pasajes interviene para que los alumnos puedan discu-tir sobre los fragmentos dictados, compartir decisiones, probar diversas maneras de escribirlos.

    "Ustedes me dictaron: En el cuento est el gorila, Ana y su pap. Ana estaba encerrada en su ca -sa. El pap de Ana siempre le daba la espalda. Miguel dice que queda mal repetir tantas veces Ana.Voy a escribirlo como a l le parece que queda mejor y se los leo para saber qu piensan."

    Si los alumnos no encuentran una alternativa mejor, es el mismo docente quien provee algunas op-ciones y las somete a discusin: "Voy a escribir esto en el pizarrn de dos maneras diferentes y va-mos a discutir cul de ellas queda mejor".

    Adems, durante todo el dictado, el docente relee el texto para ayudar a los nios a retomar loescrito y pensar lo que vendr y, una vez finalizado, relee el texto para su revisin. Por ltimo,acuerda con sus alumnos detalles de edicin y de presentacin del escrito a sus destinatarios.

    Otras situaciones posiblesEl dictado al maestro es una situacin adecuada cuando es necesario arribar a una nica produc-cin final, a un solo texto elaborado de manera compartida. Por ejemplo, el dictado de una carta deopinin para un peridico local, dictado de las ancdotas ms significativas del grupo para guardaren un cuaderno de recuerdos escolares, dictado de informaciones significativas sobre temas estu-diados para publicar en un folleto o para copiar en el cuaderno.

  • 620 Propuesta No 6 EGB 1 Lengua - Escritura

    ESCRITURA DE LISTAS Y RTULOS

    Para que los nios aprendan a escribir, las situaciones de escritura necesitan adquirir en Primer aocaractersticas variadas: se le dicta al maestro (vase la Propuesta No 5, DICTAR AL MAESTRO), se co-pian pequeos textos que tienen sentido para los alumnos dentro de la tarea que se est desarro-llando en el aula, se dispone de algunos "modelos fijos" de escritura como son los nombres propios,los nombres de los das y algunos otros (mam o pap, por ejemplo), se escribe "lo mejor que sepuede" un cuento conocido o aspectos parciales de alguno de los temas que se estudian en la es-cuela, como las costumbres de los animales domsticos o el cuidado de los espacios pblicos (va -se la Propuesta No 7, ESCRIBIR POR S MISMOS).

    La escritura de rtulos, listas o referencias constituye una ms de las diversas posibilidades de escri-tura para los nios y necesariamente tiene que intercalarse entre las dems propuestas enunciadas.Los rtulos, las listas o las referencias de un mapa, un esquema u otra ilustracin son escrituras cu-yas caractersticas ofrecen algunos beneficios durante el inicio de la escolaridad, bsicamente, por-que su produccin tiene sentido para los nios. As, se escribe la lista de los materiales para hacerun ttere, la lista de elementos para llevar al campamento, la lista de personajes de un cuento, serotula el corte de un hormiguero o de un panal para comprender mejor la actividad que sus mora-dores desarrollan en ellos as como la silueta de la hormiga para distinguir las diferentes partes delcuerpo de un insecto. Pero a la vez, cada uno de estos "textos" tiene la peculiaridad de estar cons-tituido por palabras o construcciones breves, pertenecientes todas a un mismo campo semntico.

    Cuando confeccionan una lista, los nios sin perder de vista el sentido de la situacin tienen laposibilidad de concentrar su atencin en la escritura de cada palabra y pueden entonces detenersea pensar en el sistema de escritura: qu letras pongo?, cuntas pongo?

    Algunas intervenciones del docentedurante el desarrollo de la situacin

    En distintos proyectos de trabajo, el docente establece diferentes pautas organizativas para la pro-duccin de textos de este tipo; y, en todos los casos, los nios escriben por s mismos.

    Entre todos los alumnos deciden qu llevar a una salida de campo; por parejas van pasando alpizarrn para anotar los nombres de los distintos elementos (lupa, linterna, palita, frascos).

    Los alumnos forman pequeos grupos de trabajo y colocan rtulos al dibujo de un personaje queluego entre todos van a convertir en un ttere (parche, espada, cinturn, sombrero).

    Luego de leer un relato de piratas, se desarrolla una actividad donde cada alumno seala en unmapa construido para la historia los peligros que deber advertir el hroe para rescatar a lajoven que el malvado Hook tiene prisionera (cocodrilos, pantano, guardia, cangrejos).

    La alternancia en los modos de organizacin de la clase en parejas, por grupos o individualmentetambin permite a los nios distintos momentos de reflexin acerca del sistema de escritura.

    Por ejemplo: Ana, en el pizarrn, ponindose en puntas de pie seala la frase lunes 8, y dice: "Lu...pa, va con la de lunes, con sta", y a Juan, su compaero, le resulta suficiente; pone L y, sealan-do, completa: "Y con la de pap" y pone LPA. Ambos pudieron recurrir a escrituras "seguras", a mo-delos de los que no dudan, para escribir lupa de la manera ms completa de la que son capaces enese momento. El maestro, considerando la situacin se est elaborando en el pizarrn una lista que

  • Propuesta No 6 21EGB 1 Lengua - Escritura

    luego anotarn los nios en su cuaderno para no olvidar ningn elemento, decide intervenir paraque se complete la escritura: "Muy bien, Anita y Juan escribieron lupa con casi todas las letras", di-ce mientras seala. Pero, inmediatamente... "Falta la u!", gritan dos o tres nios antes de que elmaestro contine. "Qu te parece, Juan?, dicen que falta la "u". Dnde tendrs que ponerla paraque diga lupa?". Juan agrega una u chiquita en el lugar adecuado.

    Cuando la situacin de escritura es en pequeos equipos o pare j a s, el maestro trata de que el lpizest sucesivamente en manos de los distintos alumnos. En el momento de realizar la escritura con-c retamente, un nio que est empezando a escribir necesita tener oportunidades de concentra rse enel trazado mismo de las letras; mientras tanto, sus compaeros pueden fijar su atencin en otro gra np roblema: "Con cul va guardia?". Si en el aula algn nio se llama Gustavo, podrn requerir laayuda de la maestra o sta podr decidir entre varias maneras posibles de intervenir. Por ejemplo,puede preguntar: "Qu palabra les sirve para escribir guardia? Puede servirles gusano?", y a con-tinuacin se las da escrita en una hojita. Tambin puede ofrecerles: "guardia, para G U, cul de s-tas les sirve ms?, y les anota: G, G U y U; o darles algunas opciones: "Les anoto en un papel po-lica, guardin y guardia, para que busquen dnde dice G U A R D I A", y lo hace cambiando el ord e nen que dijo cada palabra. Cuando eligen entre unas pocas opciones, los alumnos ponen en juego cri-terios de seleccin que los acercan a la escritura convencional: con qu termina o con qu empiezala palabra que van a escribir, cul de las opciones es larga o corta como la palabra que buscan.

    En el caso de las producciones individuales, el docente trata de intervenir tantas veces como sea po-sible, para que, al concluir una actividad, la mayor parte de los nios hayan recibido su apoyo en al-gn momento de la clase. En estas intervenciones, el docente tiene muy en cuenta las posibilidadesde cada alumno. Si un nio rara vez se atreve a escribir "solo" y en cierta ocasin completa una delas referencias anotando COCRIO (cocodrilo), el maestro evala el gran avance de este nio; si, encambio, el maestro sabe que unalumno puede lograr producir escri-turas ms completas, interviene to-mando en cuenta las distintas posi-bilidades que la palabra ofrece o quela situacin de la clase permite: "Tefaltan algunas letras. Por qu nobuscs esta palabra en el cuento (oen el fichero de animales) y la com-plets?" O, en cambio: "Juan, Agus-tn..., los dos escribieron COCODRILOy los dos lo escribieron distinto. F-jense, a ver si llegan a algn acuer-do". O, si dispone de un abecedariomvil, "Juli, te doy todas las letras deCOCODRILO. Arm la palabra y des-pus arreglala en el mapa, porqueme parece que te falta alguna letra". (kiwi)

  • 722 Propuesta No 7 EGB 1 Lengua - Escritura

    ESCRIBIR POR S MISMOS

    Qu se ensea cuando se ensea a escribir? Desde el primer ao de escolaridad, los alumnos co-mo todo escritor se enfrentan a ciertos problemas, como considerar a los destinatarios durante elproceso de escritura, consultar distintas fuentes mientras se escribe otros compaeros, el docente,materiales de lectura, planificar la escritura y revisarla, utilizar distintos recursos para resolver pro-blemas, cuidar la edicin final del escrito. Se trata de problemas complejos, que se pueden focalizara travs de diversas situaciones.

    Y las letras? Es en el marco de prcticas de escritura donde los nios de los primeros aos se esfuer-zan por comprender la naturaleza del sistema alfabtico, donde el maestro interviene para que pon-gan en accin sus ideas o conceptualizaciones acerca de la escritura, donde les brinda oportunidadesde confrontarlas con sus compaero s, donde l mismo les provee informaciones necesarias de ma-n e ra directa o a travs de materiales impre s o s. En estas situaciones de produccin complejas peroposibles para los alumnos, los nios avanzan en su conocimiento del sistema alfabtico de escritu-ra. Pa ra la mayora de ellos no se trata de un saber inicial sino de un saber que construyen a tra v sde situaciones de interaccin y, entre ellas, las situaciones escolares cumplen un rol fundamental.

    Una situacin didcticaen Primer ao: produccin de una muestra pblica

    Un grupo de Primero trabaja en el armado de una muestra escolar sobre animales que habitan enzonas fras. Entre otras tareas, los chicos realizan afiches informativos para los visitantes. En la pri-mera etapa, los alumnos y el docente leen distintas enciclopedias y otros materiales para saber mssobre el tema (una orientacin para esta actividad puede consultarse en la Propuesta No 3, LECTURAEXPLORATORIA PARA LOCALIZAR INFORMACIN ESPECFICA). Luego, se suceden varias clases en lasque el maestro plantea la escritura de los textos para exponer en la muestra. La tarea de los alum-nos consiste aqu en decidir qu y cmo escribir, producir el escrito, revisarlo y, si es necesario, rees-cribirlo total o parcialmente.

    Algunas intervenciones durante el desarrollo de la situacinEl maestro comparte con sus alumnos el propsito de la tarea y lo sostiene durante su desarrollo. Almismo tiempo, organiza el trabajo en pequeos grupos para favorecer el intercambio entre compa-eros y la consulta de diversos materiales. Al planificar la situacin ha previsto que todos sus alum-nos tengan espacio para escribir lo mejor que puedan y para exponer sus escritos ms all de laspuertas del aula aunque an no logren escribir de manera convencional1. Sabe que a travs deestas oportunidades los nios no slo ganarn confianza en sus posibilidades sino que tambin re-solvern problemas que se plantean al aprender a escribir por s mismos.

    1 . Cuando se desarrollan este tipo de actividades, el tema de permitir o no dar a publicidad escrituras no convencionaleses muy controvertido. Como orientacin, proponemos los siguientes criterios: 1) no cabe duda de que un maestros i e m p re pro c u ra, a travs de su intervencin, que las escrituras resulten lo ms prximas a las escrituras conven-cionales; 2) tampoco es discutible que, si los nios ya escriben alfabticamente, se re q u i e ra destinar la intervencinfinal antes de exponer el material a corregir las faltas de ortografa; 3) si las escrituras todava no son prximas alas alfabticas, se acompaan las producciones de los alumnos con "transcripciones" convencionales, de manera quelos asistentes a la muestra puedan leer lo que los nios quisieron escribir.

  • Propuesta No 7 23EGB 1 Lengua - Escritura

    Tras varios das de "estudio", ya se ha seleccionado la fauna que ser expuesta en la muestra. Se ini-cia entonces el momento de escritura bajo la intencin de comunicar informacin relevante ("paraque los que visiten la muestra, otros nios y familiares, sepan ms sobre los animales", "para que seenteren de cmo son"). De este modo, se define para qu se va a escribir cul es efecto que se de-sea producir y quines sern los destinatarios.

    La escritura de los distintos textos se realiza en parejas o tros. La tarea consiste en producir imge-nes de animales acompaadas por referencias con el nombre de las partes externas del cuerpo y ep-grafes con datos significativos. El docente ha distribuido el trabajo de tal manera que cada grupoproduce un material diferente a fin de que todos puedan participar de la presentacin final. En sugrupo, la mayor parte de los alumnos an no escribe de manera alfabtica.

    Por tra t a rse de una actividad en equipos, el maestro indica a los nios que deben acordar formas departicipacin: "Antes de escribir hay que pensar qu van a poner y estar de acuerdo con los compa- e ros del equipo", " todos tienen que escribir algo ", " los que no tienen el lpiz en la manoayudan dictando", "mientras un compaero escribe, los otros lo ayudan, miran cmo va poniendo..."Es decir que, antes de comenzar a pro d u c i r, el docente les indica que deben establecen algunos" a c u e rdos" sobre el contenido del escrito. Los nios cuentan con mucha informacin sobre el tema ydeben decidir qu poner y cmo lo harn "para que se parezca a lo que est escrito en los libros".

    Adems, el maestro les recuerda que deben discutir sobre cules y cuntas letras necesitan para es-cribir, que se consulten entre ellos y que consulten la informacin disponible. Para esto, en el salnhay carteles con los nombres de todos, un conjunto de fichas con imgenes y palabras, un calenda-rio con los nombres de los meses y los das de la semana, es decir, muchas escrituras cuyo signifi-cado los nios conocen bien y pueden consultar. Durante el transcurso de la clase el docente inter-viene activamente para que estas consignas se cumplan y revisen. Sabe que durante mucho tiem-po esto resultar difcil para los alumnos, y por ello los ayudar a trabajar bajo esta modalidad. Elpropsito es que los nios accedan a progresivos niveles de intercambio y cooperacin, pues cons-tituyen una significativa fuente de aprendizaje.

    Mientras los nios escriben, el maestro recorre los grupos, pregunta acerca de lo que van a escribiro sobre lo que ya han escrito, los ayuda favoreciendo el intercambio entre ellos y aportando infor-macin de manera directa o a travs de otras escrituras.

    Un pequeo fragmento de esta clase

    Natalia, Marina y Anbal escriben un epgrafe sobre "pinginos". Marina ha escrito el siguiente ttulo para su trabajo

    P UI Opin gi no

    Luego deciden poner "Los pinginos comen pescados y calamares".

    Natalia escribe L P UI O O Elos pin gi nos co men

    (la escritura de la palabra pingino es copiada de su produccin anterior).

    Luego, se suceden los siguientes comentarios:Marina: Pescaadooss... pees... pe... peee... la pe (mirando a Natalia).Anbal: No, la "ee, pe, eee, la e" (quitndole el lpiz a Natalia y repitiendo para decidir sobre la pri -mera letra de pescados).Marina: La "pe", la "pe..." como la de "Pedro" (seala a la distancia un cartel con el nombre delcompaero. Toma el lpiz de la mano de Anbal y escribe P en un costado de la hoja). Con un pa-lito para ac y as (describe su forma, muestra la letra a Natalia y le entrega el lpiz).

  • 24 Propuesta No 7 EGB 1 Lengua - Escritura

    Debajo de OE, Natalia copia la letra P.

    Luego de otros intercambios, concluyen la palabra pescados de la siguiente forma:

    P A O A

    pes ca dos

    La maestra se acerca entonces a los nios y les pregunta qu han escrito. Luego, les pide algunasprecisiones:

    Docente: Dnde dice comen?

    Despus de decidir el lmite entre pinginos y comen, Natalia seala OE.

    Docente: A ver... le despacito, mostrame con el dedo cmo dice.

    Natalia: "Co" (seala O) "men"(seala E).

    Docente: Vamos a pensar en la primera letra (seala O)... ustedes ac leen "co" y en la otra "men"..."comen". Yo les voy a escribir otras palabras que empiecen igual para pensar en esto. Qu palabraspuedo escribir?

    Anbal propone cocodrilo y Natalia conejo. El docente escribe COCODRILO-CONEJO. Al observar es-tas escrituras los alumnos se sorprenden y realizan comentarios sobre las diferencias.

    Entonces la maestra les pide que localicen dnde dice co en la palabra cocodrilo. Luego de variasalternativas, Marina sostiene que debe agregarse C a la O para que diga comen.

    Natalia y Anbal creen que por el contrario que con dos letras es suficiente para que diga comen.Sin embatgo, como resultado de la discusin, sin mucho convencimiento, Natalia agrega C a laescritura (COE).

    La docente pide que comparen con la palabra conejo y agrega otras palabras que comienzan igual.

    El grupo contina trabajando solo mientras la maestra atiende a otros equipos.

    Luego de una ardua tarea, los nios leen la versin terminada a su maestra, quien toma nota paraconservar el texto elaborado: "Los pinginos comen pescados y calamares. Los pinginos se prote-gen del fro con la capa de grasa y las plumas. El pingino es un ave, pero no vuela. Las alas le sir-ven para nadar porque son cortas". Esta transcripcin permite que los destinatarios puedan infor-marse (los chicos saben que escriben todava en un sistema diferente), a la vez que recupera el es-crito para su revisin posterior.

    Tal como sucede en las prcticas de los buenos usuarios, la vuelta al texto durante la situacin derevisin tambin permite a los nios una nueva instancia de reflexin sobre lo escrito. Por eso, eldocente copia la escritura del equipo en el pizarrn tal cual la han producido y "lee" lo que los ni-os tuvieron intenciones de escribir. En este respetuoso intercambio de opiniones, en el que se re s-g u a rda la decisin de los autores de modificar o no sus pro d u c c i o n e s, se abre un espacio de re f l e-xin entre compaeros y con el docente sobre algunos de los problemas que la propia escrituraplantea.

    Algunos comentarios de los compaeros aportan datos interesantes al analizar el trabajo de Mari-na, Natalia y Anbal. Cuando el docente pide opinin, otros nios sealan: " repiten mucho lospinginos, los pinginos, los pinginos", " en los libros no lo dice tantas veces, tendran que sa-car algunos para que diga mejor", "la informacin dice cosas importantes, yo la dejara as".

    Escribir por s mismos

  • Propuesta No 7 25EGB 1 Lengua - Escritura

    Tambin, el maestro solicita que analicen el ttulo (pingino: PUIO), que piensen si la cantidad deletras es suficiente, si las que utilizaron son las que dejaran. Y los nios opinan: " a m me pare-ce que le faltan porque tienen que haber dos i... pin... gi... no (remarcando oralmente)". El docen-te interroga a Pilar, quien indica dnde deben poner i justificndolo a travs de su nombre. Al mis-mo tiempo les solicita que busquen informacin en el cartel No tirar papeles en el suelo, y les ha-ce advertir que pingino termina igual que una de esas palabras (No).

    Al igual que otros grupos, los tres nios deciden reescribir algunas partes del epgrafe y la nuevaversin muestra algunas transformaciones. El texto se presenta junto a la imagen de un pinginoen la que otro grupo ha escrito algunas referencias sobre sus partes. La nueva versin muestra quelas intervenciones del docente ayudaron a sus alumnos a acercarse un poco ms a la escritura con-vencional de las palabras.

    PINGINOS

    COMENPESCADOS Y CALAMARES.LOS PINGINOS SE PROTEGEN DEL FRO CON LA CAPA DE GRASAY LAS PLUMASES UN AVE PERO NO VUELALAS ALAS LE SIRVEN PARA NADARPORQUE SON CORTAS."

    Nota: en esta propuesta se ha incluido un ejemplo de intervencin del docente destinada a favore-cer el avance de los alumnos en la adquisicin del sistema de escritura. La intervencin se refiere aun momento de la evolucin de la escritura en el cual los alumnos ya conocen valores sonoros con-vencionales. Remitimos a los docentes a la Propuesta No 5 para Nivel Inicial, TOMAR EL LPIZ PARAESCRIBIR, donde hallarn otras intervenciones del docente ante otros tipos de escrituras y la evo-lucin de las mismas.

  • 26 Sntesis de escritura EGB 1 Lengua - Escritura

    SNTESIS DE ESCRITURA

    Durante el Primer Ciclo, el docente escribe ante los nios frecuentemente, al dictado de sus alum-nos. Es indispensable que se muestre como un escritor comprometido con su pensar y su sentir so-bre el mundo, atento a los efectos que los mensajes comunican y honesto en el uso de los recursosque la lengua le provee para lograr esos efectos, cuidadoso de la adecuacin y correccin necesariapara cada circunstancia. Los nios, especialmente quienes no poseen estos modelos de escritores ensu medio fuera de la escuela requieren de l para poder construirlo. Al mismo tiempo, desde elinicio, en algunas situaciones el maestro comparte la escritura con los nios. Qu escriben los chi-cos a travs de la mano del docente y qu a travs de sus propias manos depende de mltiples va-riables que en el aula siempre se presentarn simultneamente y, sobre stas, el maestro deber to-mar decisiones particulares. Estas decisiones dependern (entre otras cuestiones) del conocimientoprevio que sus alumnos posean sobre el gnero y el dominio sobre sus restricciones, de la extensinde lo que es necesario escribir, del dominio sobre el sistema de escritura, del momento de la pro-duccin del escrito, de la situacin comunicativa.

    En las situaciones de escritura es necesario considerar las fases del proceso de produccin de tex-tos. La planificacin y la revisin de los escritos no son actividades que espontneamente planteenlos alumnos. Para la mayora de los nios, es a travs de situaciones donde los chicos dictan al maes-tro, que estas fases del proceso se constituyen como habituales. De la misma manera que en las si-tuaciones de lectura, la secuenciacin de situaciones en espiral resulta un criterio aplicable a la to-ma de decisiones sobre este aspecto: segn se trate de gneros y temas conocidos o no, del domi-nio de los alumnos sobre el sistema de escritura, de los requerimientos de publicidad del escrito, etc.,el docente decidir cules sern las fases del proceso de escritura que puede hacer asumir a los ni-os y cules reserva para compartir con ellos o para desplegar frente a ellos.

    Algunos contenidos trabajados durante las situacionesEn la Propuesta No 5, D I C TADO AL MAESTRO, los nios no tienen la tiza o el lpiz en sus manos y,por lo tanto, no tienen que decidir sobre el uso de las letra s, eso es algo que el maestro re s u e l v epor ellos mientras dictan. De manera que el docente tiene oportunidad para hacer ms evidenteciertos aspectos del proceso de escritura, como la conveniencia de planificar ciertas ideas antes dee s c r i b i r, el modificarlas si es necesario, decidir en que persona enunciar y sostener esa pers o n am i e n t ras se est escribiendo, la necesidad de releer mientras se escribe, entre otros aspectos. Es de-c i r, poner de relieve a travs de la accin misma de escribir aspectos implcitos del proceso dee s c r i t u ra. Especialmente cuando se revisa, la reflexin puede recaer sobre aspectos ms puntualesdel escrito, muy variables en funcin de qu y para qu se escribe. Por ejemplo, puede tra t a rse deun problema de re p e t i c i o n e s, de la inclusin de un conector que deje ms claro qu pas antes yqu despus, de la bsqueda de una palabra que resulte ms precisa para lo que se est intentan-do tra n s m i t i r, etctera. Adems, el docente muestra en la situacin todo el repertorio de marc a sgrficas de la lengua (letra s, signos y espacios) y pro p o rciona, a veces, algunas pistas sobre su uso,aun antes de que los nios puedan usarlas por s mismos ("Ah!, lo pongo con estos signos paraque se entienda que est gritando").

  • Sntesis de escritura 27EGB 1 Lengua - Escritura

    En ESCRIBIR LISTAS Y RTULOS (Propuesta No 6 para EGB 1) tanto la generacin de ideas como laforma de ponerlas por escrito no constituye un problema para los alumnos. Se trata de escriturasbreves y "desprovistas de sintaxis" (listas, palabras, construcciones muy sencillas). En todo caso, lariqueza de la situacin reside en que facilita trabajar con los alumnos la produccin de escriturasnuevas a partir de las conocidas. Se parte de suponer que los nios cuentan con un repertorio deescrituras "fijas" que saben de memoria o a las que pueden recurrir para consultar permanentemen-te: los nombres propios de todo el grado, los nombres de los das de la semana y de los meses de loscalendarios, ficheros o paneles (sobre temas trabajados, por ejemplo, nombres de animales). Enton-ces, se les presentan varias posibilidades: se escribe cangrejo en el mapa que da las pistas al hroe(vase la Propuesta) y se puede recurrir al cuento para ubicar dnde dice cangrejo y comparar; semodifica parcialmente una escritura (escribir lupa contando con el nombre de un compaero, Lu-ciano); se combinan partes de dos escrituras "seguras" para producir una nueva (en el caso ante-rior, tambin se cuenta con Pablo). Tambin, por tratarse de una tarea de escritura cooperativa, losalumnos aprenden a pedir informacin y evaluar su pertinencia, a discutir sobre la letras que se ne-cesitan y cmo combinarlas.

    ESCRIBIR POR S MISMOS (Propuesta No 7, EGB 1) es un trabajo similar al anterior pues mediantesus actividades tambin se trata de producir escrituras nuevas a partir de escrituras conocidas. Sinembargo, la diferencia reside en que en la produccin de un epgrafe la escritura es un texto breve,no ya una lista desprovista de construcciones sintcticas y, evidentemente, supone un problema mscomplejo.

    En los dos ltimos casos, los nios tienen que tomar decisiones acerca de qu es pertinente copiary escribir y en qu orden. El docente asiste la toma de decisiones a travs de sus intervenciones yvalida parcialmente los logros de diferentes nios considerando la necesidad de ayudarlos a acer-carse a una escritura cada vez ms convencional.