candidatos atc

Click here to load reader

Post on 10-Mar-2016

222 views

Category:

Documents

0 download

Embed Size (px)

DESCRIPTION

 

TRANSCRIPT

  • Radiografa de los ocho candidatos que aspiran a acoger el ATC. Puntos f

    Tres candidatos acostumbrados a laenerga nuclear, y otros cinco de corteagrcola que no ven otra salida a laagnica situacin de sus municipios. Sonocho los pueblos que aspiran a albergarel basurero radiactivo de toda Espaa,dulcificado bajo las siglas ATC (AlmacnTemporal Centralizado). No ha habidobofetadas por el cementerio nuclear, comopronostic el ministro de Industria,Miguel Sebastin, pero al menos laComisin Interministerial tiene dndeelegir. Aunque se da por sentado que eltarraconense Asc y el alcarreo Yebra,ambos miembros de la AMAC, cuentancon ventaja en esta carrera, el anlisis decada localidad arroja datos curiosos. Latenencia de ferrocarril, la cercana dencleos desarrollados o la existencia dezonas protegidas tambin se valorar.Todo cuenta en este examen.

    lo puede quedar uno. A mediadosde ao se calcula que estar elaboradala propuesta de la Comisin Intermi-nisterial detallando las ventajas queofrece cada municipio en la carrera porconvertirse en cementerio radiactivo.

    Este sanedrn radiolgico est formado por elsecretario de Estado de Energa, el secretariogeneral para la Prevencin de la Contamina-cin y del Cambio Climtico, el director delDepartamento de Relaciones Institucionales delpresidente de Gobierno y cuatro directores ge-nerales: los de Poltica Territorial, Ciemat, SaludPblica y Cooperacin Local. No estn solos ensu tarea. Les asesora un consejo de sabios for-mado por seis expertos, catedrticos de distin-tas universidades. Ambos grupos, que ya esta-blecieron los criterios bsicos para la eleccin,tienen trabajo por delante. En todo caso, la de-cisin final la tomar el Consejo de Ministros, ala vista del informe que elabore la Comisin.

    Para empezar, este rgano ya ha hecho unaprimera criba, dejando fuera por cuestiones deforma a cinco candidatos. En estos das los afec-tados pueden subsanar algn error, aunque pocopueden hacer si han presentado su candidaturafuera de plazo o no celebraron el pleno a tiem-po. Porque estas dos cuestiones, la solicitud y elcertificado de la aprobacin de la corporacin,son los nicos requisitos que se piden en prime-ra instancia. No obstante, declararse aspiranteya supone ciertos compromisos segn la resolu-cin que rige la convocatoria: se comprometena disponer de los terrenos, otorgar las licencias

    STexto: Concha Balenzategui.

    Imgenes: David Utrilla/Enresa/Panoramio.

    Cementerio nuclear

    18 / EL DECANO DE GUADALAJARA 19 DE FEBRERO DE 2010

    Los rivales

    muni-cipales eimpulsar los trmi-tes administrativos que lescompetan y mantener su partici-pacin en el proceso, no echarse atrs hastaque el Gobierno decida quin es el elegido.

    Entre los ocho candidatos se dan dos perfilesbien diferenciados: los municipios que tienencierta experiencia nuclear y los que son tpica-mente rurales y que atraviesan procesos de des-poblacin que llegan a ser sangrantes. Entre losprimeros estn los dos miembros de la Asocia-cin de Municipios Afectados por Centrales(AMAC), Yebra y Asc, apoyados por esta agru-pacin, bien vistos por Industria y con el bene-plcito del Foro Nuclear.

    Pero tambin el valenciano Zarra est en unrea nuclear: su casco dista 20 kilmetros de lacentral de Cofrentes. Precisamente esta ubica-cin es la que ha impulsado a su alcalde a le-vantar el dedo, casi por sorpresa, en una mo-cin de urgencia en la recta final del plazo, el 28de enero. Juan Jos Rubio, que lleva gobernan-do Zarra desde las primeras elecciones demo-crticas (1979), siempre fue crtico con los esca-sos beneficios que reportaba la nuclear de Co-frentes, segn explica la prensa de esa provin-cia. Se da la circunstancia de que su trminomunicipal queda fuera por escasos metros delradio de 10 kilmetros que da derecho a losfondos de Enresa, mientras hay pueblos en elvalle de Ayora que reciben compensacin aun-que sus cascos estn ms alejados del reactor.

    Otropueblo, Albal enCceres, tambin ha teni-do algn contacto con el mun-do de la radiactividad. Hace mu-chos aos son como posible emplaza-miento de residuos nucleares, coincidiendocon las actuaciones de Enresa para restaurar unasantiguas minas de uranio abandonadas en lasdcada de los sesenta. El almacenamiento geo-lgico profundo (enterrar los residuos) era unaposibilidad que se estudiaba hace unos aos,antes de decantarse por el almacenamiento ensuperficie que supone el ATC. Pues bien, elterreno grantico del trmino de Albal lo ponaen muchas quinielas. En todo caso, este pueblode la comarca de Montnchez, situado entreCceres, Mrida y Trujillo, pertenece al grupode los agrcolas. No llega a 800 habitantes, aun-que tuvo 3.600 en los aos 60.

    Mucho ms pequeos son los dos candidatosvallisoletanos, Melgar de Arriba y Santervs deCampos, con 224 y 137 habitantes respectiva-mente. Estn a seis kilmetros el uno del otro, alnorte de la provincia, ms cerca de la capitalleonesa que de la suya, en la Tierra de Campos,una gran llanura dedicada al cultivo del cereal.

    S

    Los rivales d

  • El proceso,paso a paso

    C. Puntos fuertes y dbiles de tres municipios nucleares y cinco agrcolasEL DECANO DE GUADALAJARA 19 DE FEBRERO DE 2010 / 19

    es de Yebra

    portancia,pues entre los

    factores que conside-ra la Comisin, estn los

    antecedentes del entorno enactividades relacionadas conel mbito nuclear, perotambin el tejido industrial,empresarial y los centros de ca-pacitacin profesionales. En

    este sentido, adems de la experiencia nuclear,se valora la distancia a instalaciones industrialesrelevantes para el desarrollo del proyecto.

    Factores excluyentesPero ambas cuestiones cuentan en una segun-

    da etapa, cuando se valoran unas candidaturasfrente a otras. Antes, una vez que la lista denominados sea definitiva, se aplican los lla-mados criterios de exclusin, y que fundamen-talmente son lugares slo accesibles por aire omar (que no los hay); reas que formen parte dela red Natura 2000, incluyendo los LICs y lasZEPAS (Lugares de Inters Comunitario y Zo-nas de Especial Proteccin de Aves); adems delas zonas protegidas por Defensa, los montes deutilidad pblica y las reas con elementos deinters patrimonial. De esta manera, la Comi-sin debe eliminar las zonas no aptas de cadamunicipio. Es probable por tanto que se invali-de de un plumazo la opcin de Torrubia deSoria, pues la totalidad de su trmino est con-siderada ZEPA, o por ejemplo, el 60 por cientode los trminos de los dos vallisoletanos. Yebra

    El proceso,paso a paso

    Antecedentes En abril de 2006 la Comisin de Industriadel Congreso de los Diputados aprueba unaProposicin no de Ley por la que insta al Go-bierno a crear una comisin que establezca loscriterios que debe cumplir el emplazamientodel ATC. El 23 de junio de 2006 el Consejo de Minis-tros aprueba el Real Decreto por el que creauna comisin interministerial que velar porla toma de decisiones. El 10 de julio de 2008 la Comisin Intermi-nisterial establece los criterios bsicos del em-plazamiento. El 23 de diciembre de 2009, la Secretarade Estado de la Energa abre la convocatoriapblica para la seleccin de municipios candi-datos. El 29 de diciembre se publica en el BOE.

    Las candidaturas Durante un mes, hasta finales de enero, sepresentan las candidaturas, hasta un total de 14. El 5 de febrero de 2010 la Comisin Inter-ministerial public la lista provisional de can-didaturas admitidas y excluidas. Se admitenocho municipios. Se excluyen Congosto de Val-davia y Lomas de Campos (ambos en Palen-cia), Granja de Torrehermosa (Badajoz) Cam-po de San Pedro (Segovia) y Villar del Pozo(Ciudad Real), todas ellas por presentar la can-didatura o celebrar el pleno fuera de plazo, ono acreditarlo convenientemente. Adems,Santiuste de San Juan Bautista (Segovia) deci-de en pleno desistir de su candidatura. Los municipios excluidos tienen diez dasdesde la notificacin para presentar alegacio-nes o subsanar los posibles errores. Una vez estudiadas, la Comisin Interminis-terial aprobar la lista definitiva de candida-tos admitidos, algo que se producir el prxi-mo lunes, 22 de febrero.

    La eleccin La Comisin Interministerial analizar eltrmino municipal de los candidatos para de-cidir, de acuerdo con los criterios de exclusin,cules son las zonas no aptas de su trmino y locomunicar a los candidatos. La comisin lo notificar a la Federacin deMunicipios, a las provincias y comunidadesautnomas correspondientes y a organizacio-nes y asociaciones que tengan una relacindirecta, para que formulen alegaciones en elplazo de 20 das. Despus, la Comisin comunicar a los mu-nicipios las zonas excluidas, y les emplazarpara que durante un mes aporten informacinsobre terrenos propuestos para el ATC. La Comisin estudiar los terrenos y elabo-rar un informe de propuesta, con las ventajasde los distintos emplazamientos, y lo remitiral Gobierno. El Consejo de Ministros designar el empla-zamiento del ATC.

    De eso vi-ven o sobrevi-

    ven (en cuatro dca-das su poblacin se ha di-

    vidido entre cuatro), con dosdenominaciones de origen (vinos Tierra de Leny lenteja pardina), el proyecto de un museo delpan y los peregrinos del Camino de Santiago.

    El otro pueblo castellano-leons es Torrubiade Soria, en Tierra de greda, comarca que lin-da con Zaragoza, un lugar donde casi todos sonagricultores (cereal, girasol, y lino) o pastoreanovejas. Siempre ha sido un pueblo pequeo(nunca pas de 400 habitantes) y la nica in-dustria es una pequea empresa familiar quehace sacos de papel para el pienso y la harina.

    En la Castilla que mira a la Mancha est, final-mente, Villar de Caas, tambin castigado porla despoblacin, a una hora de Madrid y a dosde Valencia. Se dedica a la agricultura (cereal,girasol, ajos...), al ganado lanar, aunque la com-bina con algo de construccin (cuenta con mu-chas segundas viviendas de los emigrados) ypequeos talleres de aperos agrcolas.

    Estas cuestiones socioeconmicas tienen su im-

    es de Yebr