5/ HISTORIA DEL CANON DEL NUEVO TEST. II: EL CANON DEFINITIVO 2. La constitución del canon definitivo A fines del s.II, el canon bíblico del N.T. estaba

Download 5/ HISTORIA DEL CANON DEL NUEVO TEST. II: EL CANON DEFINITIVO 2. La constitución del canon definitivo A fines del s.II, el canon bíblico del N.T. estaba

Post on 02-Jan-2015

6 views

Category:

Documents

5 download

Embed Size (px)

TRANSCRIPT

<ul><li> Diapositiva 1 </li> <li> 5/ HISTORIA DEL CANON DEL NUEVO TEST. II: EL CANON DEFINITIVO 2. La constitucin del canon definitivo A fines del s.II, el canon bblico del N.T. estaba prcticamente formado y haba un consenso casi unnime. En algunas comunidades no haba un conocimiento completo del canon o haba dudas sobre la normatividad real de los escritos. Se impuso gradualmente la tradicin. Presentacin del P. Siverio Velasco </li> <li> Diapositiva 2 </li> <li> Antes de la decisin formal sobre el canon en el siglo V, sta era la situacin en las principales iglesias locales: Galia meridional: En tiempos de san Ireneo (+202) est casi definitivo. Habla de escritos evanglicos y apostlicos. Y enumera: los 4 evangelios, 13 cartas de san Pablo (excepto Filemn) y todos los dems excepto 2 Pedro y 3 Juan. Estos formarn parte del canon de la Galia. </li> <li> Diapositiva 3 </li> <li> Roma: Es importante el canon muratoriano, un escrito anterior al ao 200. Atestigua la canonicidad de todos los libros del N.T. Slo deja de mencionar: Hebreos, Santiago, 2 Pedro y 3 Juan. Hay un testimonio fragmentario de Hiplito romano (+235) donde se incluye 2 Pedro. Es un poco posterior. Al menos a fines del s.IV la iglesia romana posea el canon completo. Lo atestiguan: el papa san Inocencio, san Filastrio, Rufino de Aquileya y san Jernimo (+419). </li> <li> Diapositiva 4 </li> <li> Alejandra (Egipto): Orgenes (+254/255) tiene mucha importancia por el gran conocimiento que tena de diferentes comunidades cristianas. Nos dice: Hay unos libros que todos aceptan: 4 evangelios, Hechos, 13 cartas paulinas, 1 Pedro, 1 Juan y Apocalipsis. Pero hay otros discutidos: todos los dems. No expresa su opinin personal. Parece que acoga Hebreos y dems deuterocannicos, excepto 2 Pedro. El canon completo est en Dionisio de Alejandra (+264) y definitivamente en san Atanasio (+367). En el canon Claramontano (s.IV) falta Hebreos. </li> <li> Diapositiva 5 </li> <li> Asia Menor: Esta iglesia carece de grandes representantes hasta fines del siglo IV. El canon completo se encuentra en san Gregorio Nacianceno (+ hacia el 390). </li> <li> Diapositiva 6 </li> <li> frica latina: La lista est incompleta en Tertuliono (+222/223) y san Cipriano (+258). Algo menos incompleta est en el Canon Momseniano, pues acepta: 2 Pedro, 2-3 Juan y Apocalipsis. San Agustn (+430) presenta el canon completo. Quiz lo recibi desde su estancia en Italia. l fue el gran impulsor de los snodos, donde se hizo oficial la lista de libros cannicos. </li> <li> Diapositiva 7 </li> <li> Palestina: En el siglo IV haba una aceptacin universal del canon. As lo afirman Eusebio de Cesarea (+304) y san Cieilo de Jerusaln (+386). El gran defensor de la canonicidad de todos los libros bblicos fue san Epifanio (+403). </li> <li> Diapositiva 8 </li> <li> Siria y Antioqua: Encontramos tres perodos: Primero: gran desconocimiento de la aceptacin por parte de otras iglesias de las cartas catlicas, includas 1 Pedro y 1 Juan, y el Apocalipsis. As aparece en los escritos de san Afraates (+356) y del Canon Siraco. S es reconocida la carta a los Hebreos como inspirada. Segundo: Formaron parte: 1 Pedro, 1 Juan y Santiago. Segn la versin siraca Peshitta (inicio del s. V) 3 Desde el ao 450 se constituye el canon completo (versiones Filoxeriana y Harciense). </li> <li> Diapositiva 9 </li> <li> 3. La cuestin de los deuterocannicos Las dudas que se observan, segn todo lo anterior, en el canon del Nuevo testamento, recaen principalmente en siete libros: Cinco son cartas apostlicas: Santiago, 2 Pedro, 2-3 Juan y Judas Con Hebreos y Apocalipsis hay algo singular. Hebreos se acepta en las iglesias orientales y se rechaza en las occidentales; mientras que con el Apocalipsis sucede lo contrario. </li> <li> Diapositiva 10 </li> <li> Algunas causas de la incertidumbre sobre los libros deuterocannicos son de carcter general: a) Las dificultades de comunicacin y diferencias culturales entre las ciudades no facilitaban la transmisin de los escritos y su conocimiento. b) El hecho de que algunos escritos iban dirigidos a una sola persona (2 y 3 Juan) o a una comunidad concreta, haca que no circulase en otras comunidades. </li> <li> Diapositiva 11 </li> <li> c) La difusin de apcrifos que se hacan pasar por libros sagrados o como libros apostlicos. En realidad estaban escritos por falsarios para propagar herejas. Por eso las comunidades cristianas no aceptaban libros como inspirados si no tenan una slida tradicin o eran presentados por algn personaje conocido. d) La falta de una definicin oficial por parte de la Iglesia, que pudiera quitar las dudas. </li> <li> Diapositiva 12 </li> <li> Se pueden aadir otros motivos menos decisivos: - El extenderse las controversias religiosas, pues unos solan tomar en consideracin algunos escritos ms que otros. - La misma realizacin material de los cdices. Al ser dificultosa, obligaba a dejar fuera algunos libros para poder encuadernar el volumen. </li> <li> Diapositiva 13 </li> <li> Dificultades en algunos libros concretos: - Respecto a la carta a los Hebreos se daban abusos por algunas sectas herticas. Especialmente los montanistas y novacianos, que eran sectas rigoristas, en Occidente lo usaban para sus doctrinas. Tambin los arrianos. Por eso tard en ser reconocida en Occidente. -En el Apocalipsis el abuso vena de los milenaristas y los logos en el Oriente. Por eso fue rechazado por las iglesias orientales como inspirado. </li> <li> Diapositiva 14 </li> <li> Las cartas de Santiago y de Judas resultaban sospechosas de falsedad pues circulaban algunos libros apcrifos con los nombres de estos apstoles. Tambin suscitaban desconfianza algunos textos de ellos: En Santiago: la fe sin obras est muerta. Pareca oponerse a la doctrina paulina sobre la salvacin por la fe. En Judas resultaba extraa la referencia a Henoc como profeta (Judas, 14-15). </li> <li> Diapositiva 15 </li> <li> Con respecto a las cartas catlicas menores (2 Pedro, 2 y 3 Juan) las dudas surgieron por falta de una clara tradicin apostlica. Los antiguos escritores prcticamente no las mencionaban, carecan de una doctrina propia y eran muy breves. Por ello se gener duda en las comunidades cristianas. </li> <li> Diapositiva 16 </li> <li> Presentacin del P. Silverio Velasco EXTRACTADO de la Introduccin General a la Biblia del P. Miguel Angel Tbet </li> </ul>